eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El PSOE andaluz, en la fila cero

Los socialistas andaluces darán la misma medicina a Sánchez

"Vamos a ser tan coherentes que vamos a hacer lo mismo. Crear equipos de confianza y eficacia", dicen

27 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Las butacas vacías de la delegación andaluza en el congreso del PSOE.

Las butacas vacías de la delegación andaluza en el congreso del PSOE. Gonzalo Cortizo

El PSOE de Andalucía nunca ha ido a un congreso federal de brazos cruzados. Jamás. Siempre ha hecho valer su peso y su influencia, a veces de manera callada para evitar recelos de otras federaciones socialistas. En esta ocasión, el PSOE andaluz, el oficial, ha querido ocupar la fila cero, ni siquiera la 12 que escogió Susana Díaz para oír los saludos del primer día de plenario. Díaz y los suyos se han ausentado de la función y su participación la han hecho a través de donar delegados a modo de figurantes. Todos los gestos -como el de convocar a una copa a los delegados andaluces a la hora en que se votaban las ponencias- y todas las declaraciones han estado dirigidas a dejar claro que este congreso no era el suyo y que estaban deseando que terminara el mismo día que comenzó. Tampoco Pedro Sánchez ha tenido el más mínimo gesto de integrar a alguien de Díaz, aunque fuera en la secretaría ejecutiva de Cementerios.

Esa donación a la fila cero por parte del PSOE de Susana Díaz -así empieza a llamársele, como si hubiera dos PSOE-  no es altruista ni benéfica. Tampoco generosa. Quieren reciprocidad en el congreso regional de finales del mes de julio. No quieren extraños en el fortín andaluz. De manera que seguirán al pie de la letra el consejo del flamante secretario general de Organización, José Luis Ábalos, cuando la víspera del cónclave federal aclaró que Pedro Sánchez no buscaba una ejecutiva de integración sino "un equipo en quien confiar", eficaz y cohesionado, con garantía de que no se vuelva a producir lo que provocó Díaz: la dimisión de la mitad más uno de la dirección.

"Vamos a ser tan coherentes con la dirección federal que vamos a hacer lo mismo. Crear equipos de confianza y eficacia. ¿Integrar? ¿Ellos han integrado?", aseguran desde el entorno de Díaz. La secretaria general del PSOE andaluz y presidenta de la Junta ha pasado quizás los momentos más duros de su carrera política desde que la inició con 17 años, después de la "hostia" de las primarias, según confesión propia. Hace un mes se veía como la primera mujer en asumir el liderazgo del centenario PSOE y el domingo se ausentó de la clausura del congreso con la excusa de problemas de agenda. Los suyos admiten que temía una pitada de los asistentes en el cierre del congreso, un acto abierto también a los militantes. "No hay cuerpo para un acto heroico", comentan. Su imagen desovillada ante las cámaras  tras entrevistarse con el secretario general impactó a muchos, aunque no a los que la conocen.

En esa breve reunión nocturna, los dos a solas, Sánchez no le informó de la composición de la ejecutiva federal -tampoco ella se lo pidió- Y dejó en manos de los segundos el diálogo sobre la cuota andaluza en el comité federal, el máximo órgano de decisión entre congresos, aunque esta definición habría que revisarla, ya que en muchos asuntos la última palabra la tendrán los militantes. "Pues entonces no hay nada más que hablar", zanjó Díaz la reunión, según ponen en su boca personas de su equipo. En la lista a este órgano, que preside el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, figuran 30 andaluces, 14 de Díaz (entre ellos los ocho secretarios provinciales) y 16 de Sánchez.

En la ejecutiva saliente, había ocho andaluces y han entrado otros ocho. Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, al frente de la secretaría de Política Institucional y Administraciones Públicas, es el referente principal. Y no hay que perder de vista a Paco Salazar, responsable de Acción Electoral. Hay dirigentes de todas las provincias, salvo la de Jaén. No es por un olvido, ni un menosprecio a esta potente agrupación. Todo lo contrario, por respeto. "Jaén girará en bloque cuando llegue su momento. Lo harán todo bien, como siempre", asegura una persona de confianza de Pedro Sánchez para explicar la ausencia de un sanchista de esta provincia.

Tostadas quemadas

Hasta las doce de la mañana de este martes está abierto el plazo para la presentación de candidaturas a la secretaría general del PSOE andaluz.  El mensaje que le han translado los sanchistas al secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, es que no van a alentar un candidato alternativo a Díaz, pero tampoco van a impedirlo. 

Muchas plataformas provinciales de Sánchez en Andalucía están animando al dirigente de Izquierda Socialista José Antonio Pérez Tapias a que dé el paso. "Sería deseable una alternativa, pero no hay tiempo para garantizar un proyecto viable. Es muy complicado. Todo está diseñado como un juego trucado para mantener las posiciones de poder en cuestiones orgánicas", afirmó el pasado viernes el también  catedrático de Filosofía de la Universidad de Granada. Hasta mediodía del martes tiene para pensárselo.

Los sanchistas sí van a plantear batalla a Susana Díaz en los congresos provinciales que se celebrarán después del verano. Ahí Pedro Sánchez sí quiere cambios para visualizar su peso político en la federación y evitar que Díaz hable con una única voz en nombre de Andalucía. Las dinámicas provinciales andaluzas son complicadas, porque siempre hay mucha gente insatisfecha con los baroncillos locales por razones muy diversas. Se da por hecha la pelea en Málaga, Granada y  Cádiz. Tal vez en Almería. Para evitarlas, la dirección regional va a propiciar relevos.

"Sería inteligente buscar recambios en Málaga y en Granada con personas que lideren nuevas mayorías", aseguran fuentes del PSOE andaluz. "Cuando el pan se está quemando, no hay que dejarlo en la tostadora", dicen a modo de explicación. Siguendo con la metáfora, el más tostado es el aún secretario del grupo parlamentario, el malagueño Miguel Ángel Heredia, el autor de "Margarita (Robles), hijaputa, antes de opinar afíliate", "nuestro adversario es el PP, pero nuestro enemigo es Podemos", "los autónomos son muy de derechas" o "hay que disolver el PSC".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha