eldiario.es

Menú

Enclave Rural Enclave Rural

Los sindicatos del campo de Jaén piden por primera vez una clausula de paridad en el nuevo convenio

Según la Encuesta de Población Activa, en torno a tres cuartas partes del empleo en el medio rural lo acaparan los hombres y, en épocas de baja cosecha, la contratación femenina cae en picado.

La negociación del convenio acaba de comenzar con una petición de subida salarial del 3% por parte de los sindicatos.

Este miércoles se celebra la segunda reunión entre patronal y representantes de los trabajadores.

- PUBLICIDAD -
Los representantes sindicales y empresariales durante la primera sesión de negociación del convenio del campo.

Los representantes sindicales y empresariales, durante la primera sesión de negociación del convenio del campo.

Sindicatos y patronal acaban de empezar a negociar uno de los convenios colectivos más importantes de la provincia de Jaén, el del campo, que regula a más de 100.000 trabajadores. Este miércoles celebran la segunda ronda de reuniones, después de que los sindicatos plantearan su plataforma reivindicativa. Entre las peticiones han incluido, por primera vez, una clausula de paridad laboral. Es decir, que ningún sexo tenga una presencia superior al 60% en las contrataciones para cubrir una determinada explotación.

Antonio Marcos, secretario de FITAG-UGT, ha explicado que esta petición responde a un intento de "reflejar la realidad del campo en la mesa de negociación". Esa realidad señala que el empleo femenino es el más inestable en las explotaciones agrarias. De hecho, año tras año los sindicatos plantean que en periodos de mala cosecha –como el actual en el caso del aceite- las mujeres no tienen acceso al empleo ni a las peonadas mínimas para generar el subsidio.

La Encuesta de Población Activa (EPA) señala que tres de cada cuatro empleos en el campo lo ocupa un hombre, mientras que en torno al 60% de las afiliadas al régimen agrario en Andalucía son mujeres. Extrapolando la cifra, en Jaén supondrían seis de cada diez afiliados al régimen agrario, al que pertenecen 107.000 personas.

Desde la patronal explican que estudiarán esta medida aunque, según Luis Carlos Valero, gerente de ASAJA, "el convenio del campo no es discriminatorio en sí mismo". Recuerda que la equiparación salarial, en el caso de la aceituna, entre recogedoras y vareadores es una realidad desde hace tiempo. No obstante, señala que en ocasiones "para algunos tipos de trabajos se requiera una determinada complexión física".

Incentivar el empleo femenino

En cualquier caso, no descartan la introducción de medidas que puedan "incentivar el empleo femenino", aspectos que darán a conocer junto a su posición sobre la tabla salarial. Para el periodo 2014-2017 los sindicatos reclaman una subida salarial del 3%. La patronal aún no se ha pronunciado aunque fuentes de la Unión de Pequeños Agricultores han señalado que abogan por mantener  la tabla económica del último convenio, sin revisiones al alza. Justifican este aspecto en la mala cosecha olivarera, que genera buena parte del empleo agrario en la provincia. De hecho, el representante de UPA, Luis Miguel Martínez ha apelado a la "buena voluntad" de las partes para alcanzar un acuerdo rápido ante la "difícil situación" que marca la cosecha.

Para los sindicatos las circunstancias de la campaña son independientes de la revisión salarial, porque siempre han negociado subidas sin tomar como referencia el IPC. Otro de los aspectos que intentan mejorar las condiciones y el seguimiento de la contratación se refiere a la estipulación de los contratos de trabajo por escrito, en todas las categorías. Actualmente, en el campo se mantiene el contrato de trabajo oral, con un margen de 24 horas para el alta del empleado en la seguridad social, después de iniciada la actividad. Con esta demanda los sindicatos pretenden garantizar una mayor regularización de los trabajadores.

Otras propuestas que han presentado se refieren a la revisión de la definición de horario semanal en los trabajadores fijos, para que consoliden dos días más de descanso en el año; incorporar un día más en caso de matrimonio o unión de hecho; reducir el periodo de pruebas en categorías menos cualificadas.

Aunque esta negociación afecta a todos los sectores agrícolas y ganaderos, coindice en el tiempo con la campaña de recogida de aceituna, la cosecha más importante del año en esta provincia. De ahí que las especiales circunstancias de esta campaña, en la que se ha avanzado que la producción caerá hasta un 60%, sea uno de los argumentos que esgrimirá la patronal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha