eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Granada: 100 días de gobierno con iniciativas de poco calado y pendiente del relevo de Torres Hurtado

Se pospone a 2016 su posible continuidad por la celebración de las generales

El PP da marcha atrás en algunos asuntos condicionados por el acuerdo con Ciudadanos

- PUBLICIDAD -
El alcalde de Granada reitera las disculpas y dice que tiene la "conciencia tranquila"

El gobierno municipal de Granada cumple 100 días con un bajo perfil en la acción encabezada por el alcalde, José Torres Hurtado, que inició su cuarto y último mandato con el firme propósito de ser "aglutinador" de todos los grupos políticos. Sin embargo, su relevo, que Ciudadanos fijó para noviembre, planea sobre el Ayuntamiento. No obstante, no será hasta después de las elecciones generales cuando posiblemente se reactive lo que fue una singular condición del partido que dirige Luis Salvador para apoyar, con su abstención, al PP y permitirle gobernar en minoría la ciudad.

En el tiempo transcurrido (los famosos cien días de gracia), Granada no ha vivido una gran transformación con proyectos llamativos y probablemente tampoco se le espera, si se tiene en cuenta la compleja situación económica del Consistorio.

Eso sí, ha habido cambios de posición importantes condicionados por el acuerdo que firmaron populares y Ciudadanos. El PP ha tenido que asumir una revisión del Plan de Movilidad, se ha anunciado la reapertura de la Biblioteca de Las Palomas, en el Zaidín, que el propio PP cerró y está pendiente el tema del botellódromo, una posible eliminación, pese a que en campaña el PP lo defendía e incluso dejó entrever que no descartaba abrir nuevos espacios.

La aspiración, ahora retomada, de que Granada sea Capital Cultural Europea en 2031 es una de las iniciativas más llamativas del Gobierno municipal, aunque el plazo se antoje lejano. El PP con Ciudadanos ha vendido también la puesta en marcha del Observatorio de la Movilidad, para abordar el complejo problema que al respecto sufre Granada desde hace años, como apertura a la sociedad. La LAC, la Línea de Alta Capacidad, que fue uno de los asuntos estrella del gobierno popular en el anterior mandato tuvo enfrente a los grupos municipales y a no pocos usuarios. Ahora, aceptan su revisión.

La agenda de la oposición, la transparencia y el relevo del alcalde

En estos días, donde la oposición, formada por PSOE, Vamos Granada e IU han marcado, y no con poca frecuencia, la agenda de la actualidad, también ha habido tiempo para la polémica. Ciudadanos se mantiene teóricamente fuera del Gobierno pero camina en más de un asunto a su lado o al menos no se enfrenta directamente. Uno de los momentos más complicados del gobierno local ha sido el de la gestión de la televisión municipal TG7, donde un grupo de trabajadores reveló dudosas prácticas que han supuesto la destitución de la directora y la reciente dimisión del concejal responsable Juan Antonio Fuentes.

Además, el regidor, en este caso directamente, se vio envuelto en una polémica machista por unas desafortunadas declaraciones que hizo ante los mejores alumnos de Selectividad de la ciudad y por las que tuvo que disculparse, cuando ya habían sido noticia nacional. “ Las mujeres cuanto más desnudas, más elegantes, y los hombres cuanto más vestidos, más elegantes”, manifestó ante el asombro de los presentes. Se pidieron rectificaciones desde todas partes y aunque Ciudadanos criticó, luego se abstuvo en el pleno de reprobación.

No obstante, se ha avanzado, por lo menos sobre el papel, en el tema de la transparencia, por el que no destaca el Ayuntamiento de Granada: las comisiones delegadas del pleno se han abierto a los medios de comunicación y se aprobó una moción —con la abstención del PP— para instar al Gobierno de España a que el AVE llegue a Granada en el menor tiempo posible y en el futuro pueda ser soterrado.

La relación, o más bien el enfrentamiento de los últimos años, entre el Ayuntamiento y la Alhambra ha mejorado, después del nombramiento del nuevo director del patronato, Reynaldo Fernández. Pendiente está el asunto de la consulta popular sobre el Atrio a la que se comprometieron PP y Ciudadanos, ya que tampoco está claro si la Junta de Andalucía va a seguir adelante con el proyecto de Álvaro Siza y Juan Domingo Santos.

El relevo en la Plaza del Carmen mantiene en una situación a medio gas las decisiones de mayor calado. Ahora no se quiere reactivar ese asunto, algunas fuentes apuntas a que sus actores están pendientes de las generales. El concejal de Presidencia y Transparencia, Sebastián Pérez, que sería supuestamente el sucesor de Torre Hurtado, ha sido elegido por el PP para coordinar la campaña del PP en Andalucía; y el artífice del pacto, Luis Salvador, encabezará la lista de diputados por Granada de Ciudadanos, lo que podría significar su salida del Consistorio si esta formación consigue un escaño. Por eso, si sigue el actual alcalde al mando es una decisión que se pospone al próximo año.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha