eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Internet, la mayor calle comercial del mundo

- PUBLICIDAD -
Historias de luz

El 79 % de los hogares españoles estaba conectado a internet en 2015. Casi un 5 % más que el año anterior y más del doble que una década antes: en 2005 solo tenía acceso a internet el 35,5 % de los hogares. Son datos del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI). Lo cierto es que internet, si bien ya no es un amigo nuevo, cada vez lo es más cercano. 

La red se ha convertido, poco a poco, en una esfera más de nuestra vida. Las relaciones interpersonales, empresariales y con la Administración pasan por ella en muchas ocasiones. Formación online, telemedicina y ciberactivismo son solo algunas palabras surgidas tras la aparición de internet. Y, por supuesto, el comercio electrónico. Siguiendo con datos del ONTSI, el 42 % de los españoles compraba a través de internet en 2015. Un 5 % más que un año anterior pero, eso sí, un 11 % menos que la media europea. El comercio electrónico supuso un volumen de más de dieciséis millones de euros en 2014 y siempre con una tendencia ascendente.

Internet, que el 17 de mayo celebra su día mundial, se ha convertido en una calle comercial más en nuestros días. Como una larga avenida en cualquier capital del mundo, la red es hoy otro de esos grandes espacios en los que podemos encontrar cualquier cosa que queramos comprar. Y, a la vez, se ha convertido también en nuevo modelo empresarial, llegando a ser el único canal de venta para diversas marcas.

Un ejemplo es 'Hecho en Andalucía', una tienda virtual impulsada por un emprendedor sevillano. Ante los datos migratorios de hoy en día Juande, como se llama, pensó que todos aquellos que viven lejos de su tierra tienen algo en común: la nostalgia por su gastronomía. Así echó a andar su plataforma de comercio electrónico para llevar los productos típicos de Andalucía allá donde se lo demanden quienes tuvieron que abandonarla.

Internet incluso ha logrado traspasar las paredes de conventos de clausura. Elisenda García vio en la red una oportunidad de negocio y puso en marcha una web que permite que el cliente pueda disfrutar de dulces hechos por monjas sevillanas allí donde esté. El cliente solo tiene que hacer el pedido en la plataforma y en cuestión de días tiene en casa la repostería más fina elaborada por las religiosas.

Los jóvenes fundadores de la marca D’Original también han encontraron en la red la aliada perfecta para el éxito de sus zapatillas. Tras dedicarse varios años al sector de la comunicación y el marketing, Pedro Franco lo dejó todo para apostar por el nuevo negocio. Con apenas un año, y tras un gran varapalo como fue el robo de su almacén en Navidad, los datos cada vez van mejor. En el primer cuatrimestre de 2016 han multiplicado por cinco las ventas de sus zapatillas antes del incidente y, además, han igualado la facturación del 2015. ¿La clave? Fe en su proyecto y saber aprovechar las ventajas que da la red.

También ha beneficiado la presencia en internet y en redes sociales al invento de un emprendedor malagueño: un kit que permite unir bicicletas y sillas de ruedas. El éxito del producto se debe, en gran parte, a las posibilidades que da a las personas con discapacidad y a su entorno. Pero las redes sociales también tienen mucho que ver. La viralidad de algunos vídeos sobre el producto ha permitido que el invento malagueño traspase fronteras y llegue a otros países tanto de Europa como de América y Asia.

Las posibilidades de la red y la cada vez mayor facilidad para acceder a ella han hecho de internet un escaparate para multitud de negocios. Por ejemplo para la sastrería online impulsada por cuatro jóvenes emprendedores. Una plataforma que permite al cliente elegir estampado, tejidos y diseños, así como recibir asesoramiento. Tras ello, se tomas las medidas y, semanas después, recibe su prenda en casa. O también, por ejemplo, para la iniciativa de una matrona que imparte cursos de preparación al parto por videoconferencia así como realiza un seguimiento individualizado a mujeres embarazadas.

La aparición de internet fue, como se ha dicho muchas veces, una revolución histórica. Rompió fronteras, abrió puertas al conocimiento y, visto está, dio alas a la innovación y al emprendimiento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha