eldiario.es

Focos

Elisa Beni

Con 23 años fui la directora más joven de un diario español y ahora escribo en el diario más joven. En medio he pasado por decenas de redacciones y aún así sigo amando el periodismo. Ahora vivo este periodo decisivo como analista y comentarista en Las Mañanas de Cuatro,El Gran Debate de T5, Julia en la Onda de Onda Cero, "Tiempo" y allí donde quieran una voz que cree en lo que dice.

Zona Crítica

A beneficio del PP

Está pasando relativamente desapercibido uno de los esfuerzos de manipulación jurídica más ingentes del Partido Popular. Seguir mandando es su empeño más evidente pero para ello deben dedicar esfuerzos a las cuestiones que podrían enturbiar aún más el escenario actual. Una de estos movimientos colaterales lo encontramos en la ingeniería jurídica desplegada en torno al procedimiento judicial sobre la destrucción de los discos duros de Bárcenas. Los medios lo estamos tratando como si fuera un entretenimiento o aperitivo entre los grandes casos de corrupción y el complicado calendario judicial que le aguarda al partido de Mariano. No es el caso. El PP se juega aquí una cuestión decisiva y los movimientos que se aprecian en la superficie nos hablan de la importante marejada de fondo en el interior del partido.

Cuando la Justicia apunta al corazón del poder, oímos rechinar todos los mecanismos. Eso está sucediendo en este caso aparentemente menos relevante. No se trata sólo de si se dieron martillazos a unos ordenadores que contenían datos que les podían perjudicar, que también, sino del hecho incuestionable de que se trata del procedimiento judicial que más cerca está de la condena del partido como persona jurídica. De hecho, estando en el inicial estado de imputado en otros dos casos, en éste se ha producido ya el procesamiento del Partido Popular.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

Saca tus prejuicios de mi útero

Estoy pasmada. En lo que va de semana he tenido que enfrentarme varias veces ante las cámaras a la supuesta polémica suscitada por el caso de la médica gallega que está a punto de dar a luz con 62 años. ¿Puede una mujer ser madre a los 62 años?, preguntaban. Es evidente que sí puesto que va a suceder y ha sucedido incluso a los 70. Por tanto la pregunta no es empírica sino censora. Ese ¿puede? se traduce por: ¿se lo consentimos? ¿se lo reprochamos? ¿se lo autorizamos? ¿la lapidamos? Es más, un profesional de la Medicina que intervino en uno de los programas a los que me refiero afirmó que en nuestro país no hay leyes que pongan una barrera a la maternidad y que, como eso queda en manos de médicos y mujeres, quizá habría que plantearse legislarlo.

Y ahí fue cuando me puse como el bicho del pantano. Mi reacción es lógica porque en todos los años que llevo haciendo programas de radio y televisión jamás me han llevado a debatir sobre si un hombre de 75, 70 o 65 puede ser padre. No me preguntaron por mi valoración personal y ética cuando Sánchez Drago fue padre a los 75 años. No lo hicieron cuando cualquiera de los centenares de hombres que en segundas, terceras o cuartas nupcias esposan a una mujer 15, 20 o 30 años más joven vuelven a revivir la paternidad con ella a pesar de ser ya abuelos. Conozco a una pimporrada.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

Sale gratis

Todo tiene remedio menos la muerte. Este aserto popular los ricos lo declaman de otro modo. Todo tiene remedio menos la cárcel. Y así nos va. Y es que la cárcel si tiene remedio. Al menos para ellos.

El escándalo que supone el acuerdo alcanzado entre la familia Carceller y la Fiscalía y la Abogacía del Estado -que ya saben de quién dependen- está pasando desapercibido entre la hojarasca política. ¡Abran una Woll-Damm! En realidad, es uno de los síntomas manifiestos de por qué en este país hay que limpiar muchas cosas.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

Una jungla de sofismas

Hoy llego con el machete en la boca. Va a hacer falta. Vivimos inmersos en una jungla de sofismas que no por agotadores resultan menos falsarios. Sólo si desbrozamos una senda vamos a encontrar la salida, y por eso me he pertrechado con un machete. Ese que todos llevamos dentro y que se llama raciocinio. Vamos pues a intentar abrirnos paso entre esa espesura de “razones o argumentos falsos con apariencia de verdad” que nos regalan como “relato” y que sólo buscan manipular la realidad a gusto de los que desean conservar su estatus. 

Sofisma 1:  Lo imprescindible es tener urgentemente un Gobierno

Seguir leyendo »

Zona Crítica

En nombre del Miedo

"En el nombre del Miedo, el inmisericorde, el implacable...” Quizá con esta anti oración deberían de haberse encabezado los edictos de los alcaldes de la costa francesa que durante este mes han prohibido el uso del llamado burkini en sus playas. Afortunadamente, una resolución del Consejo de Estado ha anulado “En nombre del pueblo francés” todas esas resoluciones administrativas. Una digresión: que diferencia encabezar una sentencia con un “En nombre del pueblo...” que con un “En nombre de Su Majestad el Rey....” como sigue sucediendo, no entiendo por qué, en España.

La resolución del Consejo de Estado es un ejemplo de claridad. De esa claridad que está empezando a faltar en el debate europeo. Tener claros los conceptos, los principios, los derechos y las libertades que dan sentido a nuestra civilización y a nuestro estilo de vida es lo que nos salvará. Hacernos un lío con eso, como le ha pasado a los alcaldes y a muchos franceses y españoles, sólo significará darles un triunfo más a los terroristas.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

Rajoy is dead

Rajoy está muerto. Es un cadáver político. Hace meses que lo repito y cada vez es más evidente. Rajoy y su mundo son el problema, en modo alguno es la solución. Lo sabemos y lo sabe. Incluso es posible que llegue a ser investido presidente del Gobierno de nuevo pero eso no le arrebatará su marcha de zombie. Tan sólo nos hará vivir como país una agonía fétida que no nos merecemos.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

Menos indignación, más criterio

Arden las redes. Duelen las lenguas. Atrona el ruido de las vestiduras que se rasgan. Cada vez tengo más la sensación de vivir en un mundo falso construido de polémicas que no lo son pero que desatan a la siempre bienquerida inquisión y de indignaciones que se apagan en un click de ordenador. Será el verano, o no. Lo cierto es que ayer me vi obligada a leerme una carta de dos obispos casposos, el de Getafe y el de Alcalá de Henares, para poder opinar sobre su doctrina que incita a la rebelión de las huestes católicas contra la Ley de Transexualidad de Cifuentes. No voy a comentar el contenido. Me quedo con la copla de que yo, que jamás me hubiera tenido que enterar de lo que predican estos señores en unos templos a los que no acudo, no sólo he recibido su mensaje sino que, aunque sea para criticarlo, lo he comentado ante millones de espectadores. Amplificando lo que cada vez más es una minoritaria opinión seguida por unos fieles que, por otra parte, ya pensaban como estos señores antes de oírles. ¿A qué darles pábulo?

Seguir leyendo »

Zona Crítica

Querido Twitter

Te escribo porque dentro de ti descubro cada día más cosas que me inquietan. Lo hago en un medio de comunicación que asume todas sus responsabilidades porque sabido es que contigo es casi imposible contactar. También elijo hacerlo así porque asumo todas las consecuencias derivadas de las líneas que siguen como también eldiario.es lo hace cada vez que publica un contenido. Así eran las cosas hasta que llegaste tu.

Te decía que estoy preocupada. El motivo es descubrir cada día en tus TL que hay personas, muchas personas ya, que sienten la necesidad de hacer daño a los demás porque no comparten sus ideas. No sólo en el mío, que también, sino en el de muchos compañeros de profesión, políticos, activistas, artistas, intelectuales y personajes públicos en general. La prueba de lo que te digo es evidente. Sólo nos conocen por nuestra imagen pública, en la que muchos de nosotros expresamos nuestras opiniones políticas, y tomando eso como único punto de partida deciden que necesitan hacernos daño. No seamos ingenuos, uno insulta porque pretende que el insulto haga mella en el otro. Por ese motivo el insultador se encarniza sobre lo que supone debe dañar al personaje al que ¿odia? Aquí no importa si logra su objetivo o no, que normalmente no lo hace. Es evidente que cuando las personas han alcanzado un cierto nivel de notoriedad profesional o social ya llegan lloradas y con los traumas bien domados y conocen perfectamente sus fortalezas y sus debilidades de modo que pueden soportar medianamente bien los embates sobre ambas. No, no importa el resultado que producen sino, en mi opinión, la realidad que reflejan.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

Exhaustos

¿Pero qué pretendes de nosotros, Mariano Rajoy? ¿Quieres que salgamos todos a la calle con las manos en alto gritando que nos rendimos? ¿Esa es la forma en la que aspiras a conservar el poder? El que aguanta, gana. Dicen que es tu divisa. Lo que no está claro es si el que tú conserves el poder compensa el que te frotes con la Constitución y con las instituciones de esta democracia.

Dejar al rey como un mozo que te quiere encargar cosas que no aceptas porque no te convienen -como hiciste la primera vez- o como un mozo que te encarga cosas constitucionalmente diseñadas que tu aceptarás como te plazca... eso, Mariano, no es una forma de ser sensato ni de ser responsable. No lo es. Mira que no soy yo sospechosa de monárquica, pero que te torees al jefe del Estado es algo que me afecta como española. Soy española, Rajoy, como somos españoles los más de 15 millones de ciudadanos que no te queremos ver ni de lejos al frente de nuestro país. Eres el minoritario mayoritario en ese asunto. Concedido. Pero eso que estás haciendo no es de recibo. Eso es una forma de afrontar la realidad a tu medida que no es la medida de este país ni de sus habitantes.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

Jueces asexuados

Ya vuelve a ser juez el individuo que pretendía dar, en connivencia con un ministro, una estocada mortal a un enemigo político. Un personaje, De Alfonso, que conspiraba contra los enemigos y daba consejos de como usar a la Fiscalía para que las filtraciones sobre Trías fueran más efectivas. Fue cesado por su inaceptable actitud y ya no será más la cabeza visible de la lucha contra el fraude en Cataluña pero, a cambio, podrán verlo impartiendo justicia en la Audiencia de Barcelona de forma perfectamente legal. Ese es el problema.

El caso de De Alfonso es uno más que se suma a una lista cada vez más abultada de jueces trasvasados de la carrera a la política y vuelta. Lo duro es lo de la vuelta porque que se fueran a la política sería una decisión libre como la de cualquier ciudadano. Lo cierto es que no quieren perder “el puesto” y se han ido buscando las artimañas legales para asegurarse una retirada si las cosas no les iban bien. Es decir que han conseguido no arriesgar nada porque lo único que se arriesga es la idea de la imparcialidad.

Seguir leyendo »