eldiario.es

Elisa Beni

Con 23 años fui la directora más joven de un diario español y ahora escribo en el diario más joven. En medio he pasado por decenas de redacciones y aún así sigo amando el periodismo. Ahora vivo este periodo decisivo como analista y comentarista en Las Mañanas de Cuatro,El Gran Debate de T5, Julia en la Onda de Onda Cero, "Tiempo" y allí donde quieran una voz que cree en lo que dice.

Gürtel, un ejemplo de manual

El caso Gürtel es un misil en la línea de flotación del PP, lo adorne de embustes o no un presidente del Gobierno ante los representantes de la soberanía popular. Salta a la vista. No obstante, existe una demostración empírica de que esto es así y reside en cómo el partido implicado ha utilizado todos los resortes que el poder político ha atesorado a lo largo de décadas para intentar someter al judicial. En ese sentido es un caso de manual y sirve maravillosamente para explicar cómo los rediseños del sistema, los cambios legislativos, las modificaciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y todas las maniobras diseñadas para intentar lograr el control político tenían un objetivo. Sirve también, y esto debe alegrarnos, para demostrarnos que una Justicia que el Poder con mayúscula ha intentado domesticar sigue agónicamente adelante contra viento y marea.

Pero si quieren contemplar todos los subterfugios que habitualmente utiliza el poder para intentar lograr la impunidad en Gürtel aquí los tienen. Algunos son presiones a los jueces, como la interposición de querellas contra ellos (el PP se querelló con Garzón por prevaricación al inicio del procedimiento) o los intentos de elegir a los que más les gustan. Aquí entrarían desde las prórrogas interesadas de Ruz, un juez no inamovible, hasta las batallas por arrebatar los papeles de Bárcenas al juzgado central de instrucción número 3 para remitírselos a él. Luego dejó de gustarles. Tuvieron que sacar la plaza a concurso  e intentaron que un juez afin y antiguo ganara la plaza. Agua. Hemos visto también cambios de jurisdicción por aforamiento –de la Audiencia Nacional al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), y del TSJM al Tribunal Supremo (TS)– y por desaforamiento decidido por dimisión tanto en Madrid como en Valencia.

Seguir leyendo »

La sombra del palo

El juez Vidal acaba de comprobar cuaán larga es la sombra del palo. Señor,sí,señor. Lesmes, como buen cristiano, ni miente ni defrauda. A los jueces se les controla con el palo y la zanahoria. Para la expedición de las últimas zanahorias les remito al informe sobre la política de nombramientos del CGPJ realizado por la Plataforma para la Independencia Judicial. Hoy vamos con lo del palo porque a Vidal se lo han dado y le han dejado tieso. Y a la vez han enviado un mensaje preventivo: ¡atención  señores con lo que expresan, atención señores con lo que escriben, si no se mueven dentro del más estricto guión! Jueces dóciles del palo y la zanahoria. Objetivo cumplido.

El juez Vidal es independentista. Ya ven. Usó su técnica jurídica en un trabajo teórico de redacción de una constitución. Ya ven. Y ahora se lo pulen por considerar que "esta actuación, junto su apoyo explícito a la consulta soberanista, no queda amparada bajo el derecho fundamental a la libertad de expresión porque choca con la dignidad integridad e independencia del Poder Judicial". Y lo hacen con los votos exclusivos de la mayoría conservadora del Pleno del Consejo que se fracturó en dos a la hora de adoptar una decisión que en la práctica, si no lo expulsa, si le hace perder su carrera judicial. Esto vicia la decisión. No le concedo ya, ni por el beneficio de la duda, un resquicio de inocencia a esta situación. No puede ser que si una postura jurídica es discutible, la discusión se abra en bloques como una breva y purgue a un miembro del Poder Judicial con la sospecha de haber sufrido el rodillo de una mayoría ideológica que sirve de correa de transmisión de una postura política que no asume que un ciudadano libre puede pensar que la constitución actual es la mejor posible o que es insostenible o que preferiría vivir bajo el manto de otra. Y que un juez es un ciudadano libre que ha jurado acatar la existente. Nadie ha hablado de que Vidal, como juez, no lo haya hecho.

Seguir leyendo »

Ni tanto ni tan calvo

Situar el momento concreto en el que el hecho de estar inmerso en una investigación judicial debe provocar responsabilidades políticas es una cuestión que siempre ha estado sobre el tapete. De eso se trata, sí. Por mucho que resulte patético oír al partido que ha mantenido a sus cargos hasta llegado prácticamente el momento del juicio clamar que una providencia de citación debe servir para que dos representantes del pueblo devuelvan sus actas porque así lo prometieron. No creo que prometieran eso y si lo hicieron fue una tontería.

Tras la providencia de Jorge Alberto Barreiro hemos tenido fuegos de artificio, matasuegras y bombas fétidas.Todo menos un debate sensato sobre cuál sea ese punto que permita limpiar la escena pública de personas sobre las que pesan graves acusaciones pero que no suponga abrir la veda a que la mera admisión a trámite de una querella suponga el fin de la carrera política porque eso nos llevaría a ver espurios intentos de quitar de en medio a los rivales. Insisto en lo de providencia  -una resolución sin argumentación jurídica alguna y que, por tanto, no puede recurrirse- para llamar a declarar en calidad de imputados porque permite comprobar como era cierto que el largo auto que dictó Castro para cumplir este trámite procesal con la Infanta sí era una anomalía, una más, en ese caso. A declarar como imputado se cita por providencia de toda la vida de dios.  

Seguir leyendo »

Gómez, como Aguirre

Más vale tarde que nunca es una verdad que no por refranera es menos incontestable y que le es de aplicación al lío este de "la PSOE". Como dije con el de IU, los líos de poder de los partidos me agotan. Creo que agotan al ciudadano en general. Puedo no saber si los de Tomás Gómez son los del Frente de Liberación de Judea y los de Sánchez los del Frente Judaico Popular o la inversa. Preclara vida de Brian. Ni siquiera me importa. Sólo sé que, de pronto, de tener delante la perspectiva de un candidato a la presidencia de la CAM, desaparecido como opositor, sin ningún arraigo popular, sin tirón electoral y cercado por decisiones en sus anteriores cargos más que cuestionables, pasamos a un posible candidato sensato, reflexivo, honesto, dialogante y con la cabeza llena de ideas y la mochila vacía de escándalos y sospechas. A más de uno un suspiro de alivio le ha recorrido el pinzamiento con el que pensaba que se iba a ver obligado a acudir a las urnas.

Es verdad que hay voces socialistas que afirman que es una defenestración preventiva y que Tomás Gómez ni está imputado ni se sabe si lo estará. Argumento cierto pero errado e inspirado en los principios de la vieja política. Esa que ya harta. He defendido una y otra vez que la línea roja de la honestidad y de la ética de los políticos no puede ser la de si han delinquido o no. Hay que repetir que existe la responsabilidad política y que ésta debe ser aplicada si queremos de verdad atisbar algo de limpieza en el barrizal. Como ciudadanos y como votantes queremos algo más que políticos que no sean delincuentes. Esperanza Aguirre es responsable políticamente de la situación de corrupción que se vivió en la Comunidad de Madrid, lo es de que su mano derecha, Francisco Granados, esté en prisión preventiva y Tomás Gómez es responsable político de la bancarrota de Parla y de la situación procesal en la que se encuentran y se encontrarán las personas que le rodeaban.

Seguir leyendo »

Tania, de la sandalia a la calabaza

Nunca he entendido bien los entresijos de IU. Lo reconozco. Ni ahora ni cuando el taxi ni en la época de Anguita. Una tensión interna demasiado compleja para un partido que pesaba lo justo. A lo mejor por eso no puse mucho empeño. Quiero decir con esto que no soy izquierdaunidóloga y tal vez ni izquierdóloga puesto que eso sería ser transversóloga o probablemente centralidadóloga o tableróloga. No se. No se si los de Tania Sánchez son los de la calabaza y los de Cayo Lara los de la sandalia. Creo que pocos votantes lo saben. Y, sobre todo, creo que a la mayoría no nos importa. Creo que la mayoría de los votantes de ese espectro antes llamado izquierda asisten como yo un poco sorprendidos a todos estos movimientos sobre todo porque en el fondo de su almita no dejan de pensar en si estos cambios vertiginosos del panorama no acabarán allanando a la derecha, sobre todo en Madrid, un camino que se les presentaba cuesta arriba. “Es el sino histórico de la izquierda”, me recuerdan. Y supongo que muchos se rebotan por tener un sino tan poco práctico.

Lo cierto es que los señores de la sandalia y de la calabaza de IU, los Cayos y las Tanias, coinciden en el diagnóstico de los problemas y en las soluciones que quieren implementar. Lo mismo que coinciden con los señores y señoras de Podemos. Y con los de Ganemos y la multitud de grupúsculos ciudadanos que lo integran. Incluso con muchos de los señores del PSOE, mal que les pese. Con matices, claro. En este lado de la raya siempre cuentan mucho los matices. En lo que parecen diferir son las estrategias para lograr ese poder que les permita cambiar el panorama desolador y arrasado que está dejando la derecha. Unos se camaleonizan, otros se autoinmolan y algunos se destruyen.  En ese camino se miran o nos miran por encima del hombro pensando siempre que su trinchera es la pura y la del de al lado, equivocada. Demasiado tibia o demasiado radical o poco comprometida o poco purista o ... Cada uno querría ser el todo aunque no hay encuesta ni sentido común que no les diga que serán una parte. Mayor o menor, pero una parte. Algunos me van a decir ahora que el concepto de izquierda está superado. Que ahora hay arriba y abajo.

Seguir leyendo »

Sus despropósitos no serán perpetuos

Ya tenemos aprobada una nueva modificación legislativa, que atañe al Código Penal, y que el partido que llegue al gobierno después del PP tendrá que modificar o derogar. A este paso, en los programas electorales habrá que dedicar más espacio a relatar que se va a deshacer que a proponer qué hacer.

Los populares quieren que a España la vuelva a conocer la madre que la parió y subvertir el espíritu constitucional de las cosas para trastocarlo en otro autoritario que se mueve en base a criterios de peligrosidad. De su peligrosidad. De lo que ellos consideran peligroso, o sea, la ciudadanía.

Seguir leyendo »

Da más miedo lo otro

Habrá que verbalizarlo. Pensemos. Da más miedo lo otro. Es un riesgo latente. Pondremos medios, policía, agentes secretos, leyes y, en algún momento, burlarán el sistema y matarán. Es un riesgo pero la vida es riesgo y la libertad tiene su precio. Más miedo da lo otro. Más miedo da que el miedo nos pueda. Más miedo da que el miedo nos rinda.

En este país somos sabios por viejos y por diablos. Tenemos experiencia.Casi me sonroja ver cómo algunos se comportan ante el atentado de París como si fueran franceses que no han sufrido un ataque así desde hace más de medio siglo. Aquí llevamos décadas con ello y más miedo nos daba lo otro. Más miedo nos daba que acabarán con la libertad. Más miedo nos daba rendir la democracia. Nos lo hemos dicho unos a otros, con el corazón roto y la cabeza alta, desde los setenta. No rendir la libertad. No rendir la democracia. Y mientras limpiabamos la sangre de las calles a manguerazos y nos ceñíamos al Estado de Derecho para combatir el crimen y la sin razón. Esa ha sido la grandeza de nuestras víctimas. Ellas y ellos han sido el baluarte sobre el que hemos soportado nuestra sociedad y nuestras libertades.

Seguir leyendo »

No tenemos miedo

No tenemos miedo. Es el mensaje más hermoso que lanzaron ayer los franceses por encima del dolor y la desolación. No tenemos miedo porque el miedo es el enemigo de la libertad. Y eso es lo que buscan los criminales: atemorizarnos para que autodestruyamos nuestro sistema de vida. Es su única salida. Ellos nunca lograrán destruirlo. Eso es algo que no debemos olvidar. Somos un pueblo que sabe de ser desgarrado por criminales y de no ceder ante ellos. Tampoco ante estos.

Lord Hoffman, magistrado inglés, lo dijo claramente tras los atentados de Londres: "El Reino Unido es una nación que ha sobrevivido a la destrucción física y a una pérdida catastrófica de vidas. No subestimo la capacidad de matar y destruir de los grupos terroristas fanáticos, pero estos no amenazan a la vida de la nación. Había dudas sobre si sobreviviríamos a Hitler, mas no hay duda de que sobreviviremos a Al Qaeda. El pueblo español no ha dicho que lo que sucedió en Madrid, a pesar de lo espantoso del crimen, amenazara la vida de su nación. Su legendario orgullo no se lo permitiría. La violencia terrorista, por muy grave que sea, no amenaza las instituciones de gobierno ni nuestra existencia como comunidad civil"

Seguir leyendo »

El gran tema es el PP

La reflexión sobre la dimisión de Torres-Dulce termina en pocas palabras. Cierta decencia unida a la presión. El PP te dimite rápido. Siempre lo hacen. Hay una llamada y alguien dice: será mejor que dimitas porque si no, te van a cesar. Así se consiguen la mayoría de las dimisiones. Ahora si eres fiscal general del Estado te tienen que dimitir porque ya no te pueden fulminar como hicieron con Juan Cesáreo Ortiz Úrculo cuando llevaba ocho meses de mandato con Aznar. En el PP lo de que te cesen y dimitir se lía tanto que leí ayer que Úrculo dimitió. Entrando en bucle. Lo de la dimisión tiene poco análisis desde el punto de vista del afectado. Se lleva la dignidad y eso es un gran patrimonio.

El verdadero análisis debe residenciarse en lo que este hecho dice del Gobierno del PP. Lo que afirma sobre su concepción del Ministerio Fiscal. No les valen ni afines. No, los quieren esclavos. Y no están acostumbrados así que no reparan en que la inteligencia se comparece mal con la sumisión. De vez en cuando nos sorprenden y en vez de un tonto obediente nombran a un afín inteligente. Estos matrimonios peperos siempre acaban mal. Y sin pasar por la Rota.

Seguir leyendo »

La casta está desnuda

Implacables. Rápidos. Expeditivos. Así se están queriendo mostrar los partidos parlamentarios que han visto a algunos de sus miembros implicados en el escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid. Algunos hasta llegar a ser acusados de vulnerar las mínimas garantías por no individualizar las conductas ni admitir casi defensa.

Está bien. Preferimos que se pasen por exceso que por defecto. Barriendo con escoba de cerda dura. Sin esperar al lento proceso judicial. Asumiendo que existe una suerte de ignominia que es insoportable para el ciudadano y para el sistema y que nada tiene que ver con si las conductas son finalmente delito o no. Es para estar contentos. A nadie se le ha ocurrido distraernos diciendo que hay que esperar a ver que dice la Justicia y que si la presunción de blablabla. Perfecto. Ya nos dirán si un comportamiento vergonzoso e inasumible es además delictivo pero mientras... puerta.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -