eldiario.es

Elisa Beni

Con 23 años fui la directora más joven de un diario español y ahora escribo en el diario más joven. En medio he pasado por decenas de redacciones y aún así sigo amando el periodismo. Ahora vivo este periodo decisivo como analista y comentarista en Las Mañanas de Cuatro,El Gran Debate de T5, Julia en la Onda de Onda Cero, "Tiempo" y allí donde quieran una voz que cree en lo que dice.

Yo te nombro, libertad

En nombre de todos. Por tu nombre verdadero. Libertad. Porque no es una palabra más. Es la palabra. Es el concepto. La chispa de nuestra humanidad. La libertad. Por ella los hombres han peleado, han muerto, han sufrido daños y torturas. La gran lucha. La libertad. Ella sola llena de sentido todo un ordenamiento jurídico. Libertad, escribir tu nombre y declinarlo en todos sus modos. Libertad de expresión.

Cada vez es más palmaria y más dolorosa tu ausencia de muchos corazones que ni entienden ni quieren entender tu significado. Y son los de personas que nos gobiernan o nos juzgan. Personas que dirimen sobre nuestra vida y sobre tu existencia. Libertad.

Seguir leyendo »

El clan de la toga

Todos recordamos la importancia del denominado “clan de la tortilla” en la historia política reciente de España. Doce socialistas reunidos en torno a una merendola que refundarían el PSOE y conseguirían alcanzar el poder y ser actores esenciales de las últimas décadas. El apoyo mutuo, la confianza y una estrecha camaradería política y personal en la juventud les acompañó a lo largo de todo un devenir preñado de cargos de responsabilidad. Al final, cuando la soledad del poder te rodea, tiendes a fiarte de los compañeros de pupitre aunque algunos te acaben saliendo rana. El clan de Logroño, Aznar, Botella y Blesa, fue muy significativo.

Recuerdo estos ejemplos políticos porque, a veces, algunas alianzas y compenetraciones que existen en el mundo judicial son también difíciles de entender si no se conocen los entresijos de los diversos clanes. Sí, los clanes de juristas también nos presentan a profesionales que se conocieron en un momento y un lugar determinado -normalmente durante su juventud y los inicios de su andadura profesional- y que soldaron una amistad y unas alianzas que les han acompañado a lo largo de toda su vida jurídica. Sin la comprensión del alcance de estos clanes nunca se entendería que magistrados o fiscales profundamente conservadores hayan apoyado durante toda su carrera a otros de índole progresista o a la inversa, incluso contra la opinión de sus diversas asociaciones.

Seguir leyendo »

Aunque jodan los profetas...

Que no lo éramos. No éramos profetas sino ciudadanos capaces de ver las consecuencias y el alcance de las violentas medidas a las que íbamos a ser sometidos como individuos y como sociedad. Ahora, estudio a estudio, dato a dato, realidad a realidad estamos viendo como nuestras previsiones sobre el austericidio se van concretado dolorosamente.

Esta semana era la Asociación Nacional de la Carretera la que ponía estadística a algo que era previsible y que ya todos sabemos: que la red viaria española se está yendo al cuerno por falta de mantenimiento. El incremento de la siniestralidad no es debido tanto a nuestra alocada naturaleza de fitipaldis como a las deficiencias del firme y la señalización y a la antigüedad del parque de vehículos que el empobrecimiento no nos ha dejado renovar. Volver a la situación anterior cuesta, según ese estudio, 6.000 millones de euros y no hacerlo es aún peor puesto que nos aboca a tener que reconstruir esa red de comunicación que tanto no costó tejer. Y, lo peor, lo que no se ha cuantificado es las vidas que se han quedado en el asfalto maltrecho que podrían haberse ahorrado si la crisis de los especuladores, el austericidio de Bruselas y el empecinamiento del PP no nos hubieran arrastrado a esta situación. Nosotros seguimos pagando impuestos. Otros, no.

Seguir leyendo »

Da otra mano, Sam

Reparte otra vez hasta que vaya de mano quien deba. Una y otra vez hasta que tenga suficiente triunfos para hacer la baza. No la baza de los españoles ni la baza de una idea de futuro de este país, ni la baza del esfuerzo común por volver a ser más iguales y más libres. Ni siquiera la baza de los que no quieren cambiar nada. No, la baza de los señores del poder. Esos sí que son la casta. Esa es la sensación que me produce el fracaso estrepitoso de la clase política española que acabamos de vivir.

Más allá de la impostura, bisoñez, engreimiento o 'marketinización' de los que no voy a llamar líderes - ya que andar en círculo y llevar a un colectivo al punto de partida no es liderar- quiero poner el énfasis en la constatación de que ninguna combinación que los poderes fácticos no consideren conveniente logrará salir adelante. No me engaño al respecto. Desde el momento en que la parte conveniente del PSOE enganchó a Sánchez por el calcañar para impedir cualquier movimiento que diera poder a Podemos todo estuvo más o menos claro. Hemos asistido a eso. Imposibilitado el pacto natural sólo quedaba mirar a la derecha para propiciar ese gran pacto que sí tiene el plácet. Cierto poso de decencia -o de miedo a hacerse 'un Pasok'- de los dirigentes socialistas impidió también la alianza con el PP y sólo dejó el resquicio de la pequeña coalición, o sea, del pacto con la derecha más recortadita pero más aseada. Nada que rascar.

Seguir leyendo »

La mujer del César

Este fin de semana se me calentó Twitter. Mis jueces tuiteros más bien. Se me ocurrió escribir: "Permitir que un sueldo que los jueces perciben como insuficiente sea completado por el sector privado es muy peligroso y debería cambiarse". Un tema que toca médula. Llevo respondiendo casi desde entonces. La constatación de que unos presuntos extorsionadores, que han sido ingresados en prisión preventiva, pagaban a jueces y fiscales para luego usar esa circunstancia como parte de la presión a los chantajeados ha puesto sobre la mesa otra vez esta cuestión. Y digo otra vez porque lo cierto es que es un problema que acarreamos desde hace mucho.

Jueces pagados por presuntos delincuentes. Jueces pagados por fundaciones de partidos políticos a los que luego quieren juzgar. Jueces muy bien pagados por bancos de paraísos próximos, que luego caen a consecuencia de las acusaciones por amparar blanqueadores de capital. Jueces pagados por bancos. Jueces pagados por aseguradoras. Jueces pagados por gobiernos a través de una empresa privada. Jueces pagados por los señores que aspiran, y consiguen, los concursos que decretan. Jueces pagados por editoriales que controlan abogados que pleitean en su sala. Jueces pagados por Universidades que controlan fondos americanos. Jueces pagados por entidades públicas y privadas que no son el Ministerio de Justicia. Jueces pagados.

Seguir leyendo »

Transparencia

Me autocito. Esta frase es de un artículo publicado en esta misma sección hace tres meses. "Tenemos en primer lugar a la ineludible Manos Limpias, oscura dónde las haya, y que ha lavado con el detergente de la Infanta ante la opinión pública el hecho cierto de que sus querellas son dirigidas con una certeza ideológica innegable (...) Cierto es que todas han sido archivadas o no admitidas y que incluso les han condenado en costas por hacer 'uso malicioso' de la Justicia. Ahí siguen. Sin que sepamos quiénes son, qué buscan y, sobre todo, quién les paga". Resulta que ahora vamos a ir sabiéndolo al fin.

Al parecer, ha hecho falta que la avaricia que acompaña muchas veces al delincuente les llevara a picar tan alto como no podían ni soñar. Si realmente han intentado extorsionar a la familia del Rey es que su sentimiento de impunidad no tenía fin. Los abogados de la Infanta han reaccionado como lo que son y han puesto el hecho en conocimiento de la Justicia. Una querella de la Fiscalía de la AN ha propiciado que ahora un juez levante el velo sobre una oscuridad que no presagiaba nada bueno como todos sabíamos.

Seguir leyendo »

Importemos también dignidad

Durante estos años de crisis y dolor, los economistas y los políticos neoliberales nos han repetido por tierra, mar y aire los modelos que era preciso adoptar de forma inmediata para mejorar nuestro maltrecho país. Si pretenden liberalizar aún más el mercado de trabajo nos restriegan el modelo danés y si nos quieren reformar las pensiones nos amenazan con la mochila austriaca o con el régimen de fondos del pensionista americano. Si de reformar la escuela se trata nos hablan de Singapur o de Finlandia. Incluso Iglesias se nos hizo un socialdemocráta nórdico en las pasadas elecciones.

Importar eficiencia. Copiar lo que los demás hacen mejor, dicen. ¿Para cuándo dejamos pues lo de importar un poco de dignidad? El pasado miércoles Francia aprobó definitivamente su ley de abolición de la prostitución. Han sido dos años y medio de avatares legislativos, con el freno constante del Senado, pero finalmente han conseguido su objetivo. Una ley “nordica” sobre esta cuestión basada en los tres pilares fundamentales de: sancionar al cliente, reconocer a las prostitutas como víctimas y  crear una dotación económica y social para ayudarlas en su reinserción. Se convierte así Francia en el quinto país europeo que adopta una ley de este tenor tras Suecia, Noruega, Islandia, y Reino Unido. Los propios franceses resaltan que es el primer país latino en el que se implanta una norma que ataca al “grado más extremo de la violencia de género que es la prostitución”. Lo cierto es que lo hacen por el simple hecho de que ha funcionado en todos los lugares donde se ha implantado. Convertir su país en un “mercado muerto” hará, como en los demás, que los traficantes emigren hacia otros en los que su siniestra mercancía encuentre mejor acomodo.

Seguir leyendo »

A veces tomamos la delantera

Casi siempre parece que ser español es lamentarse de lo que otros hacen y nosotros no sabemos. Cada vez que queremos arreglar un problema surge alguien que nos habla de la escuela finesa, el mercado laboral danés, las pensiones a la austriaca... Todo lo que los demás hacen bien y nosotros, ridículos españoles, parece que sólo podemos aspirar a copiar de mala manera.

No es cierto. A veces, más bien muchas, tomamos la delantera. Andan estos días los franceses tomando sus calles para protestar por una reforma laboral que pretende arrebatarles lo que a nosotros ya nos quitaron. Han pensado que ya está bien de tener un gobierno socialista rendido al dictado alemán y sueñan en la Plaza de la República con reeditar el espíritu del 15 M. Ya ven si vamos por delante. Nosotros, que ya sufrimos la desilusión de ver al gobierno de Zapatero haciendo una primera genuflexión con su reforma laboral y cambiando la Constitución por imposición de los austericidas.

Seguir leyendo »

Los laicos también pedimos respeto

Pedimos respeto y el cumplimiento de la Constitución. Parece que no pudiéramos hacerlo. Que no estuviera bien que dijéramos que nos chirrían las meninges cuando vemos a instituciones del Estado -de ese Estado aconfesional que también es el mío- en actos puramente confesionales y de una única confesión además. Yo, tengo que reconocerles que veo un uniforme al lado de un Cristo y me atraganto. Lo curioso es que sería lo lógico,que se nos atragantara a todos. Por contra pasan los años y pasan las Transiciones y la transición a la normalidad en materia de religión y uso de instituciones del Estado no termina de resolverse. Es más, se les atraganta a todos los gobernantes que lo intentan.

La presencia de unidades militares con uniformes, armamento y sus mandos naturales en procesiones católicas debería atragantársele a todo ciudadano que entienda que las instituciones del Estado no están al servicio de ninguna confesión, no están concebidas ni deben usarse para adornar y dar lustre, como si fueran romanos de atrezzo, y deben mantener la neutralidad religiosa. A los católicos, además, debería revolverles que en una conmemoración de lo que ellos creen es la muerte del hijo de Dios, por amor al hombre para su redención, aparezca ningún tipo de simbología bélica. A Cristo le escoltaron los soldados pero para ajusticiarlo.

Seguir leyendo »

Tetas fuera

Pretender acabar con la carrera política de una persona en base a interpretaciones subjetivas de hechos anteriores a su elección como cargo público es algo inasumible en democracia. ¡Blasfemo, no puedes representar a tus votantes! En eso consiste la presión política ejercida sobre Rita Maestre. Olvidan que sus votantes ya sabían que Rita había protestado contra la presencia de una capilla en una universidad pública y que la refrendaron en las urnas, probablemente porque en muchos casos comparten el espíritu de dicha protesta. Quieren equiparar una conducta reivindicativa - extrema pero reivindicativa- con el hecho de utilizar el cargo público para robarnos y llenarse los bolsillos. Tal comparación no resiste ni el mínimo análisis. Hace bien la alcaldesa en no dejarse influenciar por tales presiones.

Sabe además Carmena que existen muchas posibilidades de que la sentencia sea revocada en apelación. En la propia argumentación de la magistrada están los argumentos del recurso. Que tribunales de mayor rango corrijan esta sentencia nos pondría más cerca de esa Francia que absolvió a las activistas de Femen que entraron con consignas pintadas en sus pechos desnudos en Nôtre Dame. Esa Francia que condenó, sin embargo, a los vigilantes de la catedral por la forma en que sacaron a las activistas de ella. Nos alejaría, por poner otro ejemplo, de la condena a 4 meses de cárcel que se produjo en Túnez a tres activistas de Femen por mostrar sus pechos frente al Palacio de Justicia.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -

Recibe cada noche la selección de noticias de eldiario.es

Se produjo un error, inténtelo más tarde

Muchas gracias