eldiario.es

Última hora El paro registrado bajó en abril en 118.923 personas hasta los 4.333.016 desempleados

Isaac Rosa

Sevilla, 1974. Escritor, autor de novelas como "El vano ayer" (Premio Rómulo Gallegos 2005) y "El país del miedo", ha colaborado en varios medios de prensa escrita, digitales y radio. Su última novela es "La mano invisible".

Te grabaron cuando cobrabas mordidas, y lo sabes

Así es: mientras cobrabas una mordida por facilitar una licencia o amañar un concurso público, te grabaron. Se te oye perfectamente, es tu voz. Y si te empeñas en negarlo, que sepas que también hay vídeo. Y eres tú, sin duda.

Eh, tú también. Sí, tú, el que desviaba dinero público y favorecía a empresarios amigos. No te hagas el tonto. Todas tus conversaciones telefónicas se grabaron. Todas.

Seguir leyendo »

Si los trabajadores de Movistar pueden, ¿por qué nosotros no?

Como es Primero de Mayo, un, dos, tres, responda otra vez: tú, trabajador, trabajadora, ¿por qué no luchas por tus derechos? “Soy precario, si protesto me despiden o no me renuevan”. “Necesito este sueldo de mierda, no puedo arriesgarme a que me echen”. "Con lo que me ha costado encontrar trabajo, y todo el paro que hay, calla, calla". “Hay muy poca solidaridad, siempre habrá alguien que haga tu trabajo si decides plantarte”. “Los sindicatos ya no sirven para nada”. “Las huelgas son cosa del pasado”. “A mí que me cuentas, yo soy autónomo, bastante tengo con lo mío”.

Así es. Muchos hemos asumido que la lucha obrera, el sindicalismo, la solidaridad, la protesta, la negociación o la huelga son cosas del pasado, un lujo que ya muy pocos trabajadores pueden permitirse.

Seguir leyendo »

"Tú antes molabas, Podemos"

Si, como vienen avisando algunos autores, Podemos no es un partido sino un estado de ánimo, nada sería más letal para ellos que el desánimo. ¿Es eso lo que les está pasando? ¿Se están desanimando sus partidarios?

Oyendo a no pocos seguidores y simpatizantes, cualquiera pensaría que sí, que en la aceleración política del último año, Podemos puede acabar cubriendo un ciclo que otros partidos tardan décadas en completar: ascenso, triunfo, declive y desencanto. Ha bastado con que las mismas encuestas que antes lo dieron ganador ahora señalen su descenso para que sus detractores canten victoria, los analistas se dediquen a contarnos por qué “Podemos ya no puede”, y entre sus seguidores aparezcan las primeras muestras de desánimo.

Seguir leyendo »

No es corrupción: son los bonus de España SA

No lo llames corrupción: llámalo retribución variable. Bonus. Incentivos. Primas. Durante décadas la democracia española ha funcionado como una empresa. Como una gran empresa. España SA. Otro día hablamos de quiénes son sus propietarios, hoy solo me fijaré en sus directivos.

Todo este goteo interminable de casos de sobresueldos, pagos en negro, tarjetas 'black', cuentas en Suiza, comisiones, partidas de formación desviadas, puertas giratorias, gastos de viajes, comidas y hoteles a todo tren… No, no es corrupción estructural. En realidad es un sistema de retribución variable, como el que tantas compañías usan para motivar a sus ejecutivos.

Seguir leyendo »

Esperando al 'Big One'

“Atención, última hora: operación contra la corrupción”. Así comienzan nuestros sobresaltos en los últimos tiempos. Estás trabajando, comiendo o conduciendo, con la radio o la tele de fondo, conectado a la red social, cuando salta la alarma: un juez ordena detenciones y registros. Una denuncia admitida a trámite. Una filtración. Un nuevo imputado. Un documento revelador. ¡Última hora!

El presentador exige nuestra atención, el redactor entra en directo con la voz entrecortada por las prisas, un cintillo parpadeante aparece en lo alto de la web, Twitter empieza a amasar la nueva bola de nieve. Última hora. Y todos pendientes, a ver qué es esta vez. Un tesorero. Exconsejeros de una caja de ahorros. Familiares de un alto cargo. Un exministro de Aznar. Concejales de Urbanismo. Empresarios de la construcción.

Seguir leyendo »

Invisibles en el alambre

No, tú no eres pobre. Tú trabajas, ganas un sueldo. Bajo, pero es un sueldo. O quizás estás en paro pero aún tienes prestación, o al menos tu pareja tiene ingresos. Vais tirando, podéis pagar la hipoteca o el alquiler. En casa no falta comida. Sin muchas alegrías, pero no falta. No os imagináis esperando en la puerta trasera del supermercado a que saquen desperdicios, como ves a diario en tu barrio. No salís apenas, el ocio es casero, habiendo tele e Internet para qué más. Mientras puedas seguir pagando la conexión, claro.

No, tú no eres pobre. El pasado invierno no encendisteis apenas la calefacción, pero tampoco hay que estar en manga corta en febrero. Y con lo que os ahorrasteis podréis pagar los libros de texto el próximo curso sin tantos apuros como este. No eres pobre. En cuanto te paguen los atrasos irás al dentista, pendiente desde hace meses. Eso si entre tanto no se vuelve a averiar el coche. Salir de vacaciones, ni de coña. En fin, ya vendrán tiempos mejores. La recuperación esa.

Seguir leyendo »

No pienses en una república

Tras cuatro décadas sacando la tricolor cada 14 de abril y cantando lo de “España, mañana, será republicana”, no parece que mañana España vaya a ser una república. Y menos una república tricolor, heredera del intento de hace 84 años. Tras desperdiciar el año pasado la mejor bala (o incluso la única bala) de que ha dispuesto el movimiento republicano en cuarenta años, hoy Felipe VI es un rey consolidado, que ha superado el momento más crítico de la monarquía.

Y sin embargo, hoy estamos más cerca de la república de lo que hemos estado nunca. El número de republicanos va en aumento, y las fuerzas republicanas pueden conseguir más poder institucional del que han disfrutado nunca. No, no me miréis así, no deliro. Como diría Lakoff, no pienses en una república, y ya verás como sí.

Seguir leyendo »

Memento mori

Si yo fuera líder de alguno de los triunfantes partidos de la “nueva política”, encargaría que me pintasen un bodegón con los despojos de UPyD, y lo colgaría en mi despacho. Un bodegón tétrico, a la manera de aquellos cuadros moralistas que servían para recordar la fugacidad de la vida y lo efímero de los placeres del mundo, el cruel tempus fugit, el melancólico sic transit gloria mundi.

Conocidas como Vanitas (“Vanidad de vanidades…”), aquellas pinturas mostraban símbolos de la muerte y la brevedad de la vida, bajo la implacable advertencia del memento mori: recuerda que morirás, no olvides que eres mortal.

Seguir leyendo »

¿La gente quiere cambio o recambio?

Ya han aparecido varias encuestas en las que Ciudadanos iguala o incluso supera a Podemos, y Pablo Iglesias advierte a los votantes: "No es lo mismo el cambio que el recambio”.

Cuidado con los juegos de palabras, que los carga el diablo. Iglesias puede intentar un ataque a Ciudadanos y acabar haciéndole un favor sin querer: que los votantes den por buenas sus palabras y entiendan que, frente al “cambio” que promete Podemos, está también la opción del “recambio” que traería Ciudadanos. Y que acaben prefiriendo un recambio.

Seguir leyendo »

El candidato de la periferia

Si Podemos quería sorprender con su cabeza de lista a las autonómicas de Madrid, lo ha conseguido por la vía más inesperada: un candidato desconocido hasta para los suyos. Cuando muchos especulaban con algún figurón para asaltar la Puerta del Sol, nos encontramos a un tal López que incumple entero el manual del buen candidato: no es conocido ni intelectual renombrado, no participa en tertulias, no estaba en el grupo promotor ni viene de otros partidos. Por no tener, no tenía ni Twitter ( ya sí).

“¿Quién es ese López?”, se preguntó la mayoría. Si me conceden unos minutos, les cuento quién es. Pero para ser honestos, sepan que somos amigos desde hace años, y que hemos trabajado juntos en la colección ‘Qué hacemos’. También les digo que yo no soy de Podemos, y para votarles necesitaría mucho más que un amigo encabezando la lista.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -