eldiario.es

Focos

Isaac Rosa

Sevilla, 1974. Escritor, autor de novelas como "El vano ayer" (Premio Rómulo Gallegos 2005) y "El país del miedo", ha colaborado en varios medios de prensa escrita, digitales y radio. Su última novela es "La mano invisible".

Zona Crítica

El catarro que puede matar a un PSOE enfermo

El lío del PSOE es grave, sí, y puede acabar por matar al partido. Pero si eso ocurriera, la autopsia no señalaría el enfrentamiento interno como causa de la muerte. Lo de estos días sería más bien como ese catarro inoportuno que se acaba llevando al enfermo terminal cuando ya tiene las defensas muy bajas, tras años de deterioro.

El PSOE lleva muy malito y con las defensas por los suelos desde hace mucho. Al menos desde los noventa, cuando empezó un declive que solo alteró esa victoria que Zapatero se encontró sin esperarla (gracias a la deriva del último aznarismo, coronada por su gestión del 11-M). Quitando esa aparente resurrección (desaprovechada por el propio Zapatero), desde Felipe González hasta hoy el PSOE no ha dejado de caer en votantes y militantes. Los porcentajes de votos del PSOE desde la gran victoria del 82 hasta hoy son, salvo el paréntesis ZP, como una agónica cuenta atrás: 48%, 44%, 39%, 38%, 37%, 34% (42%, 43%), 28%, 22%... Si Pedro Sánchez ha batido dos veces el récord de peor resultado de la historia es gracias a que sus predecesores le marcaron la tendencia. Y no es que a los críticos les haya ido mejor en sus territorios.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

Esas gotitas de aceite 'black'

Parece mala leche que el juicio de las tarjetas ‘black’ empiece un 26 de septiembre. Final de mes puro y duro, y encima del mes más cruel, septiembre, con resaca de gastos veraniegos y facturón de la vuelta al cole. Vete tú hoy al cajero a pedirle dinero, a ver qué te dice. Ya puestos, pídele el extracto de las últimas semanas, la sangría de compras, recibos y domiciliaciones. Normal que te hierva la sangre cuando leas el detalle obsceno de las ‘black’.

En realidad los quince millones que disfrutaron los ‘men in black’ de Caja Madrid son calderilla, trapicheo de poca monta comparado con el saqueo de aquellas cajas de ahorro que fueron piedra angular en la corrupción de los años felices. Para pegar un buen pelotazo era imprescindible tener al lado una caja que financiase sin muchas preguntas y además pusiera su respetable logo. Si luego además te salía mal la jugada, podías contar con su generosidad, que las daciones en pago a las familias no hay manera, pero los constructores quebrados entregaban las llaves y adiós muy buenas.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

Iglesias vs. Errejón Mortal Kombat

La progresión es imparable, las tensiones van a más y es fácil prever los próximos pasos: tras el intercambio de tuits, indirectas en mítines y recaditos a través de terceros; continuará la escalada de tensión: Iglesias y Errejón se enzarzarán en una discusión en los pasillos del Congreso recogida por cámaras y micrófonos, tras lo que vendrá otro intercambio más bronco de tuits, indirectas directísimas, y recaditos con dinamita. Ya descontrolados se negarán el saludo en público, se sentarán separados en el Congreso, sacarán trapos sucios, dividirán el partido en dos bandos irreconciliables, y se dispondrán para la batalla final, el duelo al sol donde solo puede quedar uno en pie.

Pablo contra Iñigo, Iglesias contra Errejón, el miedo frente a la seducción, el ceño fruncido frente a la sonrisa, el izquierdista contra el transversal, la cal viva frente al entendimiento con el PSOE. Podemos será pablista o errejonista, solo habrá un vencedor, y los derrotados se retirarán a lamer sus heridas. Si pierden los pablistas se integrarán en el PCE; si caen los errejonistas se afiliarán al PSOE.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

En Siria ya solo falta Trump

Siempre que leo noticias de la guerra de Siria me acuerdo de esos aficionados al tema militar que cuando había una guerra se dedicaban a seguir las batallas sobre un mapa en el salón de casa, colocando figuritas y banderines que representaban a los ejércitos, marcando los avances y retrocesos de unos y otros sobre el terreno. Leían el periódico del día, y en bata y pantuflas desplazaban unos centímetros el frente en el Somme, Kursk, el Ebro o Saigón.

Imaginen a uno de esos aficionados intentando seguir hoy lo de Siria, que no sé bien si podemos siquiera llamarlo guerra, ni si es civil, antiterrorista, mundial, o todo a la vez. Solemos destacar que ya ha huido el 25% de la población, cuando lo asombroso es que el otro 75% siga allí, aunque se entiende cuando ves uno de esos mapas de guerra llenos de manchas y colorines.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

Una rotonda para cada corrupto

Avenida de la Alcaldesa Rita Barberá. Plaza de Manuel Chaves. Paseo de José Antonio Griñán. Colegio Público "Francisco Camps". Carrer de Jordi Pujol. Instituto de Educación Secundaria "Rodrigo Rato". Polideportivo "Jaume Matas". Albergue Municipal para Personas sin Hogar "Ana Botella". Hospital Universitario "Infanta Cristina". Estación de Metro "Juan Cotino". Aeropuerto "Carlos Fabra".

Así iba a ser el callejero y el nomenclátor de edificios públicos dentro de unos años. Siguiendo la costumbre de recordar a quienes gobernaron, en proporción a su importancia: para algunos una avenida principal, un hospital o un parque; para la mayoría una callecita en las afueras o una biblioteca de barrio. A poco que se fueran retirando o muriendo, verían reconocida su tarea. Alguno hasta esperaría ser homenajeado en el extranjero.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

Tranquilos, que lo de Cataluña ya se desinfló

Hace solo dos años, una Diada como la del domingo habría puesto de los nervios a la derecha mediática española: cientos de miles de manifestantes gritando abiertamente "independencia" y "república catalana"; el president al frente junto a representantes de partidos que suman allí el 60% de los votos; y anuncios de próximos pasos hacia la ruptura en 2017. Y todo ello sin gobierno en Madrid, con las instituciones españolas bloqueadas.

Y sin embargo, ahí los tienen: editorialistas, articulistas y tertulianos se fumaron un puro ayer con la Diada. Contaron menos manifestantes que otros años, hablaron del día de la marmota, se rieron del lema elegido este año ("A punt", que es como decir "en diez minutos llego"), menospreciaron la manifestación (" un selfi independentista", tituló El Mundo), agotaron todos los chistes posibles sobre la coreografía callejera, y le hicieron pedorretas a las advertencias de Puigdemont de unas elecciones constituyentes.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

La emoción del primer día de cole

 

“Papá, estoy deseando que empiece el cole para saber quién será mi profe”. Mi hija se ha pasado todo el verano con la murga, y ayer, de camino a la escuela, lo siguió diciendo hasta que se puso en la fila y vio a un joven que se presentó como profesor y se llevó a los niños para dentro. Las madres y padres nos quedamos comentando que tenía cara de buena gente, y alguno hasta se enteró de su nombre. Tampoco es que nos preocupe dejar a nuestros hijos con un desconocido, al contrario: preferimos la emoción de un nuevo profesor del que no sabes nada, absolutamente nada, todo está por descubrir. Qué aburrimiento sería llegar al colegio y encontrarte al mismo del año pasado, cuyo método ya tienes muy visto, con el que te entiendes, y que además conoce bien a tu hija y sabe cómo trabajar con ella.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

Anda, Ken Loach, haz esta película si te atreves

Lo de los fondos buitres y las viviendas protegidas en Madrid, va Ken Loach y hace una película, y saldríamos todos del cine cabeceando y diciendo “no está mal, la intención es buena, pero es una historia maniquea, simplista, pelín demagoga: los malvados capitalistas contra la gente humilde, el especulador sin escrúpulos y los pobrecitos inquilinos. Demasiada brocha gorda, todo muy didáctico”.

Pues es verdad, Ken Loach, no se te ocurra hacer una película sobre la venta de viviendas protegidas en Madrid, porque no se la iba a creer nadie. “Un panfleto anticapitalista”, diría un crítico. Ni los madrileños nos la íbamos a creer. Míranos, lo preocupados que estamos por lo sucias que están las calles (que sí, que lo están), mientras llevamos años oliendo la Mierda con mayúsculas sin alterarnos demasiado.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

Esto con el bipartidismo no pasaba

 Con tanto revival y tanto chapoteo nostálgico, cualquier día empezamos a echar de menos al bipartidismo. No me miréis así, yo solo lo aviso. Después del éxito del “Yo fui a EGB” y tanto remake de los ochenta y noventa, a mí no me extrañaría que para navidades alguien publique un libro que se llame “Yo votaba bipartidismo”. Y arrase.

Qué tiempos aquellos, eh. Este lío de ahora, con el bipartidismo no pasaba, ¿a que no? Todo era previsible, plácido, hasta aburrido. Con el bipartidismo no votábamos cada seis meses, tres veces en un mismo año, sino cada cuatro larguísimos años, y así de una vez para otra se nos renovaba la ilusión democrática. El bipartidismo nunca nos hizo votar en Navidad, que no. Con el bipartidismo había un solo debate de investidura, rutinario, sin incertidumbre, y sobre todo eficaz: llegaban, soltaban sus discursos, votaban y se iban para casa dejando puesto el gobierno. Con el bipartidismo no hacía falta el dichoso pactómetro, las cuentas eran sencillas, las combinaciones muy limitadas. La misma noche electoral ya sabías quién iba a gobernar, no te mareaban tres meses con reuniones, documentos y pactos.

Seguir leyendo »

Zona Crítica

En las playas ya no se habla de política

No sé si les ha pasado, pero en casa este verano hemos hablado muy poco de política. Casi nada. Y lo mismo en la playa, en la piscina, de cañas con amigos o en reuniones familiares. Las pocas veces en que alguien sacaba “el temita”, se producía la típica espantada de fumadores a la terraza y de no fumadores al baño. Y si ponías la tele, cambiabas de canal a poco que asomase un portavoz político.

Qué diferente a los dos veranos anteriores, en los que no sabíamos hablar de otra cosa. No queríamos hablar de otra cosa. No había otra cosa de que hablar.

Seguir leyendo »