eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Isaac Rosa

Sevilla, 1974. Escritor, autor de novelas como "El vano ayer" (Premio Rómulo Gallegos 2005) y "El país del miedo", ha colaborado en varios medios de prensa escrita, digitales y radio. Su última novela es "La mano invisible".

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 22319

Con las mociones de censura no se juega, nene

Estos chavales de Unidos Podemos es que no respetan nada. Llegaron al Congreso sin corbata, con un bebé en brazos y colocando el abrigo en el respaldo del sillón, como si estuvieran en el colegio. Desde entonces se han dedicado a tocar todos los botones, abrir puertas sin llamar, hacer muchas preguntas impertinentes y alborotar despachos y salas de prensa.

Normal que hayan presentado una moción de censura a las primeras de cambio. Como turistas en un hotel de "todo incluido" no piensan dejar servicio sin utilizar, excursión sin hacer, ni plato del bufé sin probar. El primer día agarraron el reglamento del Congreso como quien coge el catálogo navideño de juguetes y fueron señalando todos los artículos en plan "me lo pido". Preguntas parlamentarias, sesiones de control, iniciativas legislativas, comisiones de investigación... Me lo pido, me lo pido, me lo pido…

Seguir leyendo »

La conspiración oculta tras la victoria de Sánchez: toda la verdad

¿El 15M del PSOE? ¿La victoria de la militancia sobre el aparato? Por favor, no me sean ingenuos. Les voy a revelar la verdadera historia oculta tras la victoria de Pedro Sánchez, el plan maléfico y brillante con que los poderes fácticos han rehabilitado un partido moribundo y recobrado la conexión con los votantes. Agárrense, que es una historia de miedo.

Verano de 2016. Reunión secreta a bordo de un lujoso velero en alta mar. Los participantes acuden en helicópteros y yates particulares, y aunque no me atrevo a dar nombres, había dos expresidentes de gobierno, una docena de barones y exbarones, la vieja guardia socialista al completo, varios invitados del PP, empresarios, banqueros, un par de obispos, un rey emérito, y Rubalcaba y Cebrián. Ya, dije que no iba a dar nombres, pero esos dos se dan siempre por supuestos.

Seguir leyendo »

Si Susana Díaz es "la candidata del sistema", qué mal anda el sistema

Cada vez que oigo a alguien desde la izquierda señalar a Susana Díaz como "la candidata del sistema" siempre respondo lo mismo: "¡Pues qué mal anda el sistema!". Y no lo digo ya por la propia Díaz, cuyo prestigio nunca he llegado a entender, sino por lo rematadamente mal que se ha hecho la "operación Susana" desde el comienzo. Para ser la favorita (como dicen sus detractores) del poder económico, la gran empresa, la banca, los mercados, los grandes medios, la corona, el Gobierno, el PP, el aparato del PSOE y la vieja guardia socialista, no se explica la trayectoria descendente de la presidenta andaluza, en barrena hasta el domingo.

La que iba a "arrasar" en cuanto dejase Sevilla y se viniese a Madrid puede acabar perdiendo, o ganando por la mínima y pidiendo la hora, que si las primarias duran otra semana se vería superada hasta por Patxi López. Su asalto a Ferraz debería ser estudiado en las escuelas de política como ejemplo de todo lo que alguien no debe hacer si quiere conquistar el liderazgo. Cómo pasar de gran esperanza socialista a ganar unas primarias por los pelos, y además conformarte con dirigir el partido en el mejor de los casos, porque para unas generales los votantes socialistas ya no te quieren.

Seguir leyendo »

La fórmula portuguesa para ganar Eurovisión

 Tras el ridículo de nuestro representante en Eurovisión, y cuando va para medio siglo de nuestro último triunfo, deberíamos tomar nota del vencedor de este año, Portugal, que nos ha dado una gran lección. Nuestros vecinos han aplicado lo que podríamos llamar “la fórmula Portugal”, que es mucho más que una buena canción y un intérprete sin disfraz. Les cuento los requisitos, a ver si somos capaces de copiar la fórmula.

Para ganar Eurovisión como Portugal hacen falta, en primer lugar, varios partidos de izquierda de distinta tradición y personalidad: desde la socialdemocracia (el PS portugués) al comunismo (el PCP allí), pasando por las nuevas formas de izquierda antiglobalización (el Bloco de Esquerda, que suele compararse con nuestro Podemos aunque es muy anterior).

Seguir leyendo »

El Banko de España

Siempre he pensado que hubo un malentendido con la foto icónica de Rodrigo Rato tocando la campanita en la salida a Bolsa de Bankia: creíamos que era un gesto festivo, y en realidad era un toque de alarma. Como en los pueblos, cuando hay un incendio y doblan las campanas para avisar a la gente, Rato daba el campanazo para que todo el mundo se pusiese a cubierto una vez soltado el banco a su suerte. "¡Sálvese quien pueda!".

Pero los pequeños inversores no huyeron, creyeron que era una campana festiva y acudieron a comprar, convencidos de que aquello era un buen negocio: cómo no iba a serlo, si lo avalaba el Gobierno, lo validaban los supervisores, lo compraban con gusto los inversores institucionales, y lo voceaban los directores de oficina, en tiempos en que los clientes todavía nos fiábamos de ellos a ciegas. Un buen negocio, y una ganga, pues Bankia rebajó el precio de la acción un 60% justo antes de salir.

Seguir leyendo »

El día que sacamos a Franco del Valle de los Caídos

Y llegó por fin el día de sacar a Franco del Valle de los Caídos. Ha costado años, leyes de memoria, recomendaciones de expertos, proposiciones parlamentarias, ofrecimientos  de asociaciones, resistencias judiciales y del gobierno de turno, pero por fin en esta mañana primaveral se va a proceder a la exhumación del dictador, para entregar su cuerpo a la familia. Un día histórico, todo el país pendiente de televisores y redes sociales, numerosos curiosos se han acercado a la Basílica y cientos de nostálgicos franquistas cantan el 'Cara al Sol'.

Los operarios hacen palanca en la enorme lápida y a la de una, a la de dos y a la de tres, ¡plop! Todos los presentes se sorprenden al oír lo que parece un descorche o una lata de refresco al abrirse. Retirada la lápida, queda a la vista la sepultura como un enorme agujero negro, se diría sin fondo. De pronto empieza a temblar el suelo. ¿Un terremoto en la sierra madrileña? También las paredes, arcos y capillas tiemblan, y aquí y allá se van soltando piedras, losas, ladrillos, cruces, mientras todos salimos a la carrera de la Basílica. Pues sí, parece un seísmo.

Seguir leyendo »

Un día sin becarios

"¿Dónde se ha metido el becario?". El mismo grito se repite en miles de centros de trabajo en esta mañana de primavera. Los becarios no están en su puesto al comienzo de la jornada. Ellos, siempre tan puntuales, hoy no aparecen. Mesas vacías, ordenadores apagados, delantales colgados, grabadoras apagadas, batas en el perchero. "¿Dónde se ha metido el becario?".

Avanza la jornada, y el becario sigue sin aparecer por la empresa. Aún peor: los pocos becarios que sí estaban en sus puestos (los pocos que sí cobran algo) desaparecen cuando cumplen el límite máximo de horas fijado en sus becas, se evaporan cuando les encargan tareas ajenas a lo formativo.

Seguir leyendo »

No fui a la mani del Primero de Mayo porque tenía que trabajar

 No fui a la mani del Primero de Mayo porque tenía que trabajar: soy camarero, cocinero, dependiente, comercial, cajero, reponedor, transportista, repartidor, servicio técnico, teleoperador y todas las profesiones que quieran añadir y para las que ya no hay domingos ni festivos (por eso me pagan igual un domingo que un lunes, porque todos los días son ya laborables).

No fui a la mani del Primero de Mayo porque tenía que trabajar: soy precario, a tiempo parcial, pluriempleado, con un solo trabajo no me llega, así que los fines de semana y festivos echo unas horas en un bar, en la BBC del catering (Bodas, Bautizos y Comuniones), vendiendo cualquier cosa, cubriendo sustituciones, reforzando rebajas y campañas navideñas, ayudando en el negocio familiar, cuidando niños, limpiando, trabajando online o repartiendo en bicicleta.

Seguir leyendo »

No estamos todos, faltan los trabajadores muertos

Una de las cosas que más me admira de la sociedad española es la sensibilidad que hemos desarrollado hacia los accidentes y riesgos laborales, y muy especialmente para los trabajadores muertos. Hace ya tiempo que todos, instituciones, partidos, empresas, medios y ciudadanos dijimos "basta ya" y nos comprometimos a acabar con las muertes y los accidentes y enfermedades en el trabajo.

Este viernes se celebra (en otros países, que en España ya no hace falta) el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, y yo recuerdo con tristeza aquel tiempo, lejano y ya casi olvidado, en que vivíamos con indiferencia la siniestralidad laboral. Por aquel entonces morían cientos de trabajadores ( nada menos que 607 en aquel remoto año 2016), y miles quedaban heridos o enfermaban, sin merecer apenas atención, ni provocar reacción. Lo sé, estremece recordar hoy a todos aquellos compañeros muertos sin respuesta.

Seguir leyendo »

Hoy quiero hablar bien de Esperanza Aguirre

De los muertos siempre se habla bien, y los muertos políticos no son excepción: cada vez que un gobernante se marcha, hasta sus detractores enfundan por un rato la navaja y destacan sus aciertos, por pocos que sean, como muestra de respeto. Yo llevo años sacudiendo a Aguirre, pero hoy es día para ser compasivo y contar también las cosas buenas que hizo, que en una carrera tan larga no todo iban a ser ranas corruptas y destrozos neoliberales.

A ver, por dónde empiezo: entre otras cosas positivas, Aguirre hizo la… el… o sea… A ella le debemos… Será siempre recordada por… Gracias a ella, los madrileños disfrutamos de… ¿de qué? Vaya… Pues no caigo, pero tiene que haber algo bueno en más de treinta años en política. Voy a repasar su biografía, verán cómo sí.

Seguir leyendo »