eldiario.es

Isaac Rosa

Sevilla, 1974. Escritor, autor de novelas como "El vano ayer" (Premio Rómulo Gallegos 2005) y "El país del miedo", ha colaborado en varios medios de prensa escrita, digitales y radio. Su última novela es "La mano invisible".

España rajoyizada

 El día que se retire, Rajoy tiene la vida resuelta sin necesidad de puertas giratorias ni pensión de ex presidente: puede convertirse en coach de éxito, y dedicarse a dar conferencias para ejecutivos, escribir libros de management, presentar un programa televisivo de talentos, y poner su nombre a cualquier cosa, que se la compraremos: el método Rajoy, la dieta Rajoy, inglés con Rajoy, cocina con Rajoy, en forma con Rajoy.

Lo pienso cuando veo el consenso periodístico de estos días sobre Rajoy como el gran triunfador del momento político. Y no seré yo quien diga lo contrario, pues los hechos mandan. Yo ya he perdido la cuenta de las veces que dimos por muerto al todavía presidente, y ahí sigue. No iba a sobrevivir a las protestas ciudadanas, ni a los recortes, ni a los papeles de Bárcenas, ni al 20D, ni a los pactos políticos, ni a las voces que pedían renovación dentro de su partido... Y ya ven, hasta Sánchez ha acabado por retirar lo de “indecente”, mientras sus enemigos han ido pasando por su puerta en modo cadáver, uno tras otro, lo mismo rivales políticos que disidentes internos o directores de periódico.

Seguir leyendo »

Peor que un 'sorpasso', un 'sorpasok'

Si queda alguna posibilidad remota de evitar elecciones, está en que a Pedro Sánchez le tiemblen las piernas al entrar este martes en Zarzuela. Que cuando el rey le dé las buenas tardes, el líder del PSOE se eche a llorar en su hombro y acabe por aceptar alguno de los escenarios que ha rechazado durante cuatro meses: gobierno con Podemos, o gran coalición.

Si alguien se la juega yendo otra vez a urnas es el PSOE. El que más tiene que perder, al que más se le pueden torcer las cosas. Hasta el 26 de junio queda una inmensidad, nueve semanas que al ritmo que vive la política española equivalen a una década. La volatilidad esa de la que tanto hablábamos antes del 20D, y que ahora volverá a escena.

Seguir leyendo »

Yo no he sido

El chiste del 26J viene a contarse tal que así:

Se abre el telón y aparece un candidato dirigiéndose a los votantes: “Sepan que yo me reuní con todos los grupos, redacté documentos de propuestas, me leí las de otros, firmé un acuerdo, acepté el encargo del rey, activé el reloj institucional, rellené dos días de debate de investidura, aguanté desplantes y hasta consulté a la militancia. No he parado, vaya, y además…”

Seguir leyendo »

Desahucios: sí se puede, pero el PP no quiere

El gobierno más antisocial de nuestra historia reciente no podía jubilarse sin antes poner la guinda a estos cuatro años. Aunque sea en tiempo de descuento, en funciones y apurando el plazo límite, el Gobierno de Rajoy quiere irse como llegó: cargándose derechos sociales. Esta vez, la ley catalana contra los desahucios y la pobreza energética, que pretenden llevar al Constitucional en los próximos días si la presión ciudadana no lo impide.

¿Qué mejor broche para un gobierno antisocial que paralizar en el Constitucional la ley 24/2015 de Cataluña? Una ley que no solo es la más garantista de España en materia de vivienda, que no solo está evitando que la población más vulnerable se quede en la calle o le corten luz y agua. Es que además es una ley surgida de la iniciativa y la presión ciudadana. ¿Cómo iba a retirarse Rajoy, el Chuck Norris de los derechos sociales, sin cepillársela antes?

Seguir leyendo »

La corrupción, mejor gota a gota

Solemos decir que lo peor de la corrupción es este goteo de escándalos: hoy el ministro Soria, ayer Granada, mañana ya veremos. Nos agobia que en los últimos años no haya una semana sin pringue. Cojan el calendario y lo comprobarán: ni en vacaciones cesa esa gota china.

¿Es tan insoportable ese goteo? Déjenme que lo dude un instante. ¿No será al revés, que ese goteo es precisamente lo que hace soportable una corrupción monstruosa, permitiéndonos digerirla en dosis, y separando unos casos de otros hasta difuminar la conexión entre ellos? No digo que sea intencionado, ni que el goteo no sea vomitivo; pero me pregunto qué pasaría si en vez de por entregas, nos la tragásemos de golpe, nos estallase toda de una vez.

Seguir leyendo »

Si hay 26J, no nos ahorren la campaña, gracias

Vaya por delante que soy el que menos ganas tiene de otra campaña electoral, si al final hay un 26J. Pero cada vez que oigo a dirigentes políticos sugerir que en caso de repetición se recorte o directamente suprima la campaña, salto como una fiera: ¿unas elecciones sin campaña? ¡Ni se os ocurra! Si hay que ir otra vez a las urnas, vamos; ¡pero con todas las consecuencias! Incluida la campaña.

Ayer era el ministro de Justicia quien pedía un consenso para reducir su duración en caso de nuevas urnas. “Para no dar tanto la lata a los ciudadanos”, dijo el simpático; y enseguida entraron al trapo los de Ciudadanos, encantados con la propuesta; y el PSOE, que no vio claro lo de acortar pero sí pidió recortar subvenciones y por tanto menos acciones electorales. Se suman a otras voces que la semana pasada avanzaron lo que con seguridad será un debate en próximos días: la posibilidad de ir otra vez a las urnas pero sin la parafernalia previa, reducida al mínimo o eliminada.

Seguir leyendo »

Si yo fuera rico

Cuántas veces hemos oído a los economistas decir eso de que “no hay nada más miedoso que un millón de dólares”. Cada vez que se avecina un cambio de gobierno, una política económica diferente, incertidumbre, vuelcos electorales, nos cuentan el mismo cuento: que el dinero es muy conservador, que busca estabilidad, suelo firme, reglas claras, negro sobre blanco, y que los inversores se marchan espantados a nada que se pongan nerviosos.

Pero qué va. ¿Miedo? Pocas cosas más locas que un millón de dólares. Al dinero le va la marcha, la vida peligrosa, la ruleta rusa de la especulación, el filo de la navaja legal, la clandestinidad, pasar de mano en mano, perderse sin dejar rastro.

Seguir leyendo »

Queremos un paraíso fiscal 'low cost'

No sé cómo no lo han inventado todavía: un paraíso fiscal para currantes y pelagatos que llevamos toda la vida ahorrando en la libreta de la caja de ahorros. La democratización de la evasión fiscal, el delito de cuello blanco al alcance de cualquiera. Un Zara de sociedades pantalla, un chino de testaferros, un Ryanair con ruta al offshore, un Legálitas de asesores financieros.

Como consumidores ya hemos conquistado derechos que antes solo disfrutaban los privilegiados (viajes, restaurantes, hoteles, decoración, tecnología, estética dental, ropa…), gracias al low cost, franquicias y marcas blancas. Pero no nos conformamos: queremos alcanzar la última frontera, lo que todavía nos diferencia de los ricos: queremos evadir impuestos como ellos. No exactamente como ellos, claro, sino a la medida de nuestros salarios, empresitas y tarifas de autónomo. Seguirá habiendo evasión business para quien pueda pagárselo, nosotros nos conformamos con robar en turista, haciendo cola.

Seguir leyendo »

Un regalito en la mesa de negociación

Estuvo bien la comparecencia de ayer del ministro Montoro, pero eché de menos un poco de puesta en escena, a la altura del momento político. No sé, que antes de su intervención hubiese hecho el mismo paseíto frente al Congreso que se dieron Sánchez e Iglesias el día antes; y que luego se hiciera unas fotos delante del cuadro de Genovés ante el que Sánchez y Rivera firmaron su pacto. En plan: “hola, chicos, ¿queréis formar nuevo gobierno? Tengo algo para vosotros que os va a encantar.”

El día que por fin tome posesión un nuevo Consejo de Ministros, el presidente Rajoy hará entrega de la herencia que deja. Tras cuatro años de matraca con la “herencia recibida” de Zapatero, empezaremos a hablar de la herencia de Rajoy, con la que tendrá que convivir el próximo gobierno: deuda pública cercana al 100% del PIB, crecimiento débil, poca capacidad de ingreso en todas las administraciones, un mercado laboral precarizado y con el paro por encima del 20% para largo, un buen agujero en la Seguridad Social, la hucha de las pensiones llena de telarañas… “Ahí os dejo eso, buena suerte con el gobierno del cambio, eh”.

Seguir leyendo »

Cien días tontos los tiene cualquiera

A estas alturas de marzo, qué poco queda de los buenos propósitos de año nuevo que hicimos en navidades: dejar de fumar, hacer más deporte, estudiar otro idioma, escuchar el mensaje de las urnas, inaugurar un nuevo tiempo político basado en el acuerdo, formar un gobierno de cambio. Se nos han pasado tres meses y aquí seguimos, cada lunes planeamos una semana ideal y luego nada, ni nos apuntamos al gimnasio ni encontramos un hueco para reunirnos a pactar gobierno.

Un día tonto lo tiene cualquiera, y cien también, los que llevan los partidos desde el 20D. No han hecho otra cosa que correr en círculos, pues cien días después están exactamente en el mismo sitio. Puede parecer que el PSOE se ha movido por su acuerdo con Ciudadanos, pero es una yenka, paso adelante con paso atrás, lo que suma por un lado lo resta por otro.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -

Recibe cada noche la selección de noticias de eldiario.es

Se produjo un error, inténtelo más tarde

Muchas gracias