eldiario.es

Isaac Rosa

Sevilla, 1974. Escritor, autor de novelas como "El vano ayer" (Premio Rómulo Gallegos 2005) y "El país del miedo", ha colaborado en varios medios de prensa escrita, digitales y radio. Su última novela es "La mano invisible".

¿Queremos ver un debate Rajoy-Iglesias?

¿Qué interés tendría un debate televisivo entre Pablo Iglesias y Mariano Rajoy? Lo pregunto muy en serio, no me miren así. Mi primera reacción cuando escuché la propuesta de Iglesias fue la misma de ustedes: frotarme las manos, salivar, mirar la programación televisiva para ver a qué hora lo echaban, y luego correr a comprobar si ya había un  change.org al que sumar mi firma para pedir ese cara a cara.

Pero una vez pasado el calentón, me pregunté: ¿qué interés tendría un debate así? Vaya pregunta, dirán algunos: claro que tendría interés. Sería el partido del siglo. Las teles se darían tortas por emitirlo, reventarían los audímetros, veríamos calles desiertas, arderían las redes sociales, cientos de corresponsales extranjeros, batiríamos el récord de memes, no hablaríamos de otra cosa durante semanas... Y va este bobo y pregunta si tendría interés un debate Iglesias-Rajoy…

Seguir leyendo »

¿"Podemos" hablar de Venezuela?

¿Podemos hablar de Venezuela? Es decir, hablar en serio. Hablar sobre qué ha pasado en el país sudamericano en los últimos dieciséis años, y qué está pasando hoy. Sobre los fracasos del chavismo, y sus éxitos. Sobre las responsabilidades del Gobierno, y las de la oposición. Sobre la política de relaciones internacionales seguida por el país, y sobre las injerencias extranjeras en él.

No, evidentemente, no podemos. Para muchos lectores, la sola lectura del anterior párrafo ya provoca el levantamiento de cejas, asoma el colmillo. Decir que queremos “hablar en serio”, insinuar que pueda haber algún “éxito”, colocar la mínima responsabilidad en la oposición o mencionar la injerencia extranjera hace saltar los resortes de una opinión pública educada en dieciséis años de información parcial. Sí, parcial. E interesada. Digámoslo sin rodeos: desde el principio, los grandes medios españoles tomaron partido en el proceso venezolano. Algunos con una agresividad digna de mejores causas, pero en todos los casos sin advertir a sus lectores y espectadores del alineamiento decidido. Y estos dieciséis años han causado estragos.

Seguir leyendo »

Ciudadanos: ¿Un Podemos sin "lo malo" de Podemos?

Si yo no supiera nada de Ciudadanos, les votaría en las próximas elecciones. Votaría, y con ganas. Pero cuando digo “si yo no supiera nada”, me refiero a si yo solo hubiese visto las brillantes intervenciones televisivas de Albert Rivera, y algún vídeo de retórica ilusionante como este.

“Si yo no supiera nada” quiere decir que yo no llevase diez años viendo y oyendo a Rivera (que de nuevo tiene poco) su discurso construido a partir del antinacionalismo como monotema ("antimalos” nacionalistas, claro, que el nacionalismo español mola). Que no hubiese leído su ideario y sus propuestas, que bajo una fachada regeneracionista e igualitaria apuestan por importar valores estadounidenses (individualismo, cultura del esfuerzo, menos Estado) que en las condiciones de partida de esta España solo aumentarían la desigualdad.

Seguir leyendo »

Queremos leer las memorias de Moral Santín

Después del dineral que José Antonio Moral Santín cobró durante años en Caja Madrid y Bankia, tanto en blanco como en 'black', yo vería con buenos ojos que aun cobrase un último pellizco: un anticipo editorial por sus memorias. Y que las escribiera, claro.

En España cualquier Bono escribe y publica sus plomizas memorias, pagadas a precio de oro, ¿y vamos a perdernos la apasionante vida de Moral Santín? Si no encuentra editorial que se lo financie, yo mismo abro un crowdfunding, que seguro que no faltan lectores con ganas de saberlo todo sobre el personaje. Pero todo, todo.

Seguir leyendo »

Hasta aquí llegó el PSOE

Para entender dónde ha acabado el PSOE tras casi siglo y medio de historia, hagan un rapidísimo ejercicio de comparación: abran en Wikipedia las biografías de Pablo Iglesias (el histórico fundador del partido, no el homónimo líder de Podemos) y de Pedro Sánchez. Lean una detrás de otra, la de Iglesias y la de Sánchez, el primer y el último secretario general del partido. ¿Las han leído ya? No hay más preguntas, señoría.

De acuerdo, la comparación es injusta, son momentos históricos diferentes, la España del XIX nada tiene que ver con la actual, y ningún dirigente del siglo XXI resiste una comparación así.

Seguir leyendo »

Los gatitos muertos de la unidad popular

La unidad popular avanza en España a toda vela, no hay más que asomarse a la ventana para comprobarlo: Podemos e IU están cada día más a la gresca, en Madrid una parte de IU se va mientras la dirección regional mantiene el pulso con la federal, en Andalucía la CUT rompe con IU, los Ganemos locales son variopintos y en pocos casos consiguen unir a todas las fuerzas (en alguna ciudad incluso hay dos Ganemos enfrentados). Sumen a lo anterior (o resten, más bien) las fuerzas de izquierda nacionalista que en Euskadi o Cataluña van por libre, y ya solo falta que haya una escisión en Podemos (disconformes con la línea oficial no faltan) para que tengamos completa la unidad popular.

Sí, ya sé, no me olvido de Guanyem en Barcelona o Ganemos en Madrid. Pero ahí también, pese al esfuerzo y la generosidad, la unidad deja grietas internas y externas, como la autoexclusión del sector oficial de IU en Madrid, o la ausencia de las CUP en Barcelona.

Seguir leyendo »

Corre, corre, izquierda

 

(léase a toda velocidad, sin respirar)

Seguir leyendo »

Un apretón de manos preventivo

¿Para qué se hicieron una foto ayer Mariano Rajoy y Pedro Sánchez? Ya sé, para firmar un pacto contra el terrorismo yihadista, vale. Pero venga, en serio, ¿para qué se hicieron ayer esa foto tan solemne, con mesa de firma, banderas al fondo y apretón de manos?

Que sí, que la lucha contra el terrorismo es muy importante. Pero coincidirán conmigo en que lo acordado ayer no merece tanta pompa. Salvo que quisieran hacer los honores a la reinstauración de la cadena perpetua en España, no me digan que unas cuantas modificaciones en el Código Penal dan para algo más que un trámite parlamentario.

Seguir leyendo »

Todo arde bajo la lupa

Todo arde bajo una lupa. Todo se deforma bajo una lupa. Exigimos lupa sobre la clase política, pero ¿resistiríamos cualquiera de nosotros bajo una lente de aumento?

A veces juego a mirarme yo con la lupa, un pasatiempo que os recomiendo. Me imagino que soy alguien importante. Alguien con poder, o con aspiración de tenerlo. Alguien con enemigos. Con enemigos poderosos. Y entonces me colocan la lupa. Con toda la intención. Con mala intención. Puedo leer los titulares de prensa acusatorios, las exageradas declaraciones de mis adversarios, las columnas de opinión justicieras, la indignación tertuliana, el linchamiento tuitero.

Seguir leyendo »

Los experimentos, con yogur (griego)

Igual que se recomienda hacer los experimentos con gaseosa y no con un buen vino, en Europa decidimos hacer las pruebas con yogur griego, antes que echar a perder otros manjares más apreciados. Llevamos años oyendo que Grecia era el laboratorio europeo, y así ha sido. Un país pequeño, cuyo peso económico es insignificante para Europa. Un lugar inmejorable para estudiar los efectos de nuevas políticas.

Fue en Grecia donde probamos el primer rescate europeo hace cinco años. El desastroso programa de ayuda griego sirvió para corregir errores en los siguientes rescates de Irlanda, Portugal y el bancario de España. Casi nos cargamos a toda la población de cobayas, pero su sacrificio nos permitió tratar un poco mejor a los que rescatamos después.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
>