eldiario.es

Menú

La corriente crítica del PSC mueve ficha hacia la unidad de la izquierda

Avancem, la corriente crítica del PSC, organiza el miércoles un acto público con dirigentes de otros partidos de izquierdas y miembros de movimientos progresistas

Sobre la mesa está la aventura de terminar constituyendo una formación unitaria, como ocurrió en Italia con el Partido Demócrata

- PUBLICIDAD -

¿Es posible que Catalunya tenga un único partido de izquierdas? Para algunos es una quimera pero para otros es el único camino para conseguir que Catalunya, que mayoritariamente se define de izquierdas, pueda volver a tener un gobierno progresista. La derrota del PSC en todas las últimas elecciones, incluidas las municipales y las españolas, ha acelerado este debate que irá cogiendo fuerza en los próximos meses. Actualmente hay cinco partidos de izquierdas en el Parlamento: ERC, PSC, ICV, EUiA y CUP. Todos juntos suman 57 diputados, mientras que la mayoría se sitúa en los 68. El control de la cámara está lejos y un posible acuerdo entre todas estas fuerzas es aún más improbable, pero los movimientos para crear una gran coalición con las formaciones que integraron el tripartito ya han comenzado. Uno de ellos se verá esta semana, con el acto público que organiza el miércoles Avancem, una corriente interna del PSC, en el Teatro del Raval, en Barcelona.

"Hay que ir poco a poco pero hay prisa", reconoce Joan Ignasi Elena, una de las caras más visibles de este movimiento. El político socialista, exalcalde de Vilanova i la Geltrú y miembro de la Comisión Ejecutiva del PSC, asegura que "el fracaso de CiU en las pasadas elecciones" demuestra que "si hubiera una alternativa de progreso" podría gobernar. "La vocación de Avancem es trabajar por una alternativa de progreso en Cataluña", explica. A diferencia del objetivo se ha planteado desde el Comité Federal del PSOE, de intentar acercar al partido a miles de personas que ahora no forman parte, Avancem no quiere obsesionarse con las siglas. Más que buscar nuevos actores para sumarlos a un proyecto ya existente, Avancem busca un nuevo proyecto, y este no tiene porqué llamarse PSC. "La alternativa pasa por la superación del actual mapa de partidos", dice Elena y recuerda experiencias como las de Italia, donde después de crear diferentes coaliciones de izquierdas se acabó optando por constituir un gran partido de progreso, el actual Partido Demócrata. En declaraciones a Eldiario.es, Elena explica que el nuevo proyecto "no puede ser una suma de partidos", como fue el tripartito y que la voluntad de Avancem es "impulsar y estimular" una nueva alternativa de progreso.

¿El fin de los partidos actuales?

La creación de esta nueva formación podría representar el fin de los actuales partidos de izquierda y este extremo no gusta a todos. Especialmente dentro del PSC, que durante años ha sido el gran partido de progreso de Catalunya. La dirección de la calle Nicaragua no se opone a los actos de Avancem y en público se muestra incluso a favor. Pero esta corriente interna del PSC ha ido sumando sinergias entre las personas más críticas del partido y eso, evidentemente, no ha gustado a la dirección. Algunas voces de Avancem dicen que dentro del partido hay tres grandes grupos: el aparato, los críticos con el aparato y los que están de acuerdo con los críticos pero hacen caso al aparato. Es muy posible que estos grandes grupos se vayan definiendo en los próximos meses y que se acabe produciendo un nuevo pulso interno, tan habitual dentro del partido con sede en la calle Nicaragua. Si llega ese día, que para algunos es inevitable y para otros poco deseable, las posibilidades de Avancem dependerán de las sinergias que haya conseguido sumar tanto dentro del partido como fuera. Un miembro de esta corriente recordó en declaraciones a Eldiario.es que algunos de ellos estuvieron a punto de abandonar la Comisión Ejecutiva del partido, que es el máximo órgano de decisión. "No nos planteamos, pero tampoco rechazamos, que en un horizonte no muy lejano dejemos la Ejecutiva, si las cosas dentro del PSC no evolucionan" advirtió la misma fuente. Ideológicamente, la corriente Avancem, que se presentó en junio del año pasado, se muestra completamente a favor del derecho a decidir, pero también de limpiar con los casos de corrupción, de apostar por más transparencia interna y sobre todo, de abrirse sin recelos ni personalismos.

Uno de sus miembros es Fabian Mohedano, una de las nuevas incorporaciones a la Ejecutiva del PSC desde el último Congreso. Mohedano, con una larga trayectoria dentro del movimiento asociativo, es también secretario general del Movimiento Laico y Progresista desde donde se impulsa la Llamada a la Catalunya librepensadora. El joven político será el encargado de cerrar el acto del miércoles. También hablará Dolor Camats de ICV y el primer secretario del partido, Joan Herrera, asistirá al alcto para mostrar su apoyo, como Joan Josep Nuet, coordinador general de EUiA y algunos dirigentes de ERC. "La foto será interesante", pronosticaba Mohedano. Habrá también personas ligadas al cooperativismo, el asociacionismo y los colectivos contrarios a los recortes.

También se espera la presencia de Ernest Maragall, un histórico dentro del PSC, que en octubre del año pasado abandonó el partido para constituir la formación Nova Esquerra Catalana, que comparte la tesis de que hace falta una gran unión entre los partidos de progreso más allá de las siglas de los actual partidos. Entre los dos proyectos hay diferencias, pero también hay una gran coincidencia tal y como definió Jordi del Rio, miembro de la Ejecutiva del PSC y de Avancem: "No nos podemos permitir el lujo de una hegemonía convergente".


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha