eldiario.es

Menú

El Govern afronta la semana del 155 sin resolver si declarará la independencia

El portavoz del Ejecutivo, Jordi Turull, asegura que las elecciones ahora "no están encima" de la mesa y no aclara si finalmente habrá DUI

Puigdemont podría plantear en el Parlament una declaración de independencia seguida de un anuncio de comicios constituyentes

Los 'comuns' se acercan al Govern para pedirle un frente amplio contra la intervención de las instituciones aunque no concretan la fórmula

33 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El Govern busca alternativas para "no dejar caer" la tasa del canon digital

El Govern afronta la semana crucial del 155 EFE

¿Declaración de independencia o elecciones autonómicas? Al Govern cada vez se le cierra más la salida mientras, en el horizonte, este mismo viernes, se vislumbra la implementación del artículo 155 que interviene de pleno la Generalitat y el Parlament de Catalunya. El Ejecutivo catalán, que podría acabar la semana suspendido por completo, encara esta disyuntiva con una tercera opción que consideran intermedia: una DUI seguida de elecciones "constituyentes". 

El Gabinete que comanda Carles Puigdemont interpreta la suspensión del autogobierno como un "portazo" al diálogo, pero, pese a las presiones de la CUP y las entidades independentistas, se resiste a confirmar que la respuesta sea votar en el Parlament una declaración de independencia.  

Como hiciera el president durante su comparecencia del sábado, el portavoz del Govern, Jordi Turull, evitó mencionar la DUI en las dos entrevistas que ha concedido a Catalunya Ràdio y Rac1 este domingo. "Será lo que decida el Parlament de Catalunya", afirmó. Lo que sí niega es que la Generalitat se esté planteando una convocatoria de elecciones autonómicas para evitar la puesta en marcha del artículo 155. "No está sobre la mesa", zanjó. Que no esté sobre la mesa no significa que no haya dirigentes de su partido que crean que es la única salida que les queda. Entre ellos, el más insistente es el conseller de Empresa, Santi Vila. 

El Govern ha decidido que el desenlace dependa del Parlament. La junta de portavoces de la Cámara catalana se reúne este lunes para fijar un pleno que aborde la respuesta a la aplicación del 155 y es probable que se convoque la sesión para el próximo viernes, coincidiendo con el pleno del Senado que precisamente dará luz verde a ese mismo artículo. 

¿Qué se va a aprobar en el Parlament? Eso es lo que se va a negociar a partir de este lunes. Habrá conversaciones entre los partidos independentistas pero también entre esta mayoría y el grupo de Catalunya Sí que Es Pot. Y no va a ser fácil contentarlos a todos. Turull resumió la complejidad al apuntar cuáles son las dos líneas a seguir: "Defensa a ultranza de las instituciones catalanas" y "cómo hacer de la forma más efectiva la culminación del mandato del 1-O".

Para lo primero, en el Palau de la Generalitat saben que cuentan con un amplio apoyo de fuerzas soberanistas, desde los partidos independentistas hasta los 'comuns', sectores del PSC o las entidades de la Taula per la Democràcia. Para lo segundo, proclamar la República, sólo la CUP ha dejado claro que quiere que la aplicación del 155 llegue con la independencia declarada. 

Una de las fórmulas que Puigdemont estudia es la de responder a los distintos sectores soberanistas con una declaración de independencia seguida del anuncio de unas elecciones constituyentes, una fórmula que hace días que se baraja en el Govern. Otra cosa es que de esta manera consiga evitar su cese y el de todos sus consellers, ya que es más que probable que con esta maniobra no convenza  al Gobierno de Mariano Rajoy.

Un frente común catalanista por definir 

Mientras, los 'comuns', que siguen oponiéndose tanto a la DUI como al 155, están hoy  más cerca del Ejecutivo de Puigdemont que del de Rajoy. Las lágrimas de Xavier Domènech en la manifestación por la libertad de los presidentes de Òmnium y la ANC y en defensa del autogobierno simbolizan el sentir de una parte importante de la izquierda catalana. O al menos eso quiso transmitir Elisenda Alamany, portavoz de Catalunya en Comú, que este domingo hizo  un llamamiento para conformar un "frente común catalanista" contra el 155

Los 'comuns' descartan presionar a Puigdemont para que convoque elecciones y apuestan en estos momentos por aglutinar las fuerzas anti155 en un espacio que está todavía por definir. En él se podrían encontrar más cómodos también los sectores del PSC que se han opuesto a la alianza entre PP, PSOE y C's para intervenir Catalunya. A voces como la de Núria Parlon –alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet– y otros alcaldes, se le han sumado este domingo el exconseller Xavier Sabaté. 

Sin embargo, en esta dirección, la única propuesta que ha trascendido –y cabe recordar que es anterior al Consejo de Ministros del sábado– es la de las asambleas territoriales de ERC de formar un gobierno de concentración en Catalunya. En el Ejecutivo aún no se ha analizado esta posibilidad, y la CUP, que sería uno de los partidos que debería avenirse a entrar en ese Govern, aseguró este domingo por boca del diputado Benet Salellas que no ha recibido oferta alguna. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha