eldiario.es

Menú

"El provincianismo es patrimonio exclusivo de los catalanes"

Retomando su faceta menos conocida de músico, el periodista, guionista y escritor Jair Domínguez (Barcelona, 1980) ha publicado el disco de debut del grupo Caritat Humana

- PUBLICIDAD -
C:\fakepath\990_1496141645CARITAT_HUMANA_01_(Foto_Cl+udia_Pujol).jpg

Jair Domínguez ha publicado el disco de debut del grupo Caritat Humana Udia Pujol

Es conocido por su acidez y rapidez verbal, que aprovecha en todos los ámbitos de actuación que le permite la vida. Escribe libros, ha sido guionista y, además, ahora vuelve a tener un grupo de música. Poca gente conocía el pasado musical de Jair Domínguez, que con su primer grupo, Poder Roig, llegó a telonear Sopa de Cabra.

El presente, sin embargo, tiene forma de disco homónimo editado por Halley Records, con diez canciones pop, con títulos fácilmente identificables con el universo particular y el espíritu irreverente del autor, como La dona d'en Freezer, La furgoneta de l´Oleguer,   Balleu, fills de punta, Foc al tribunal, o la no menos provocadora M'agrada lo blanc. Jair Domínguez es autor de las novelas Hawaii Meteor, Segui vora el foc i Perímetre.

También los ensayos 99 coses que hem d'aniquilar si volem ser independents y 99 personatges que has de conèixer per entendre el món. Si hay una cosa cierta es que no deja a nadie indiferente, tampoco a la Audiencia Nacional que lo investigó por un supuesto delito contra la Corona en el último capítulo del programa Bestiari il·lustrat, cuando en una entrevista simulaba disparar a una caricatura del rey Juan Carlos. Conversamos con este profesor de historia frustrado, compositor, letrista, cantante y guitarra de Caritat Humana. Y, sin lugar a dudas, el único ser humano del mundo mundial suficientemente loco como para encontrar tiempo para dedicarse a todo ello.

¿La cuestión musical viene de lejos. De un silencio antiguo y muy largo?

Debuté musicalmente en 1996 con Poder Roig. Si hubiera triunfado ahora haría la gira del veinticinco aniversario. En cambio, apenas ahora empieza mi carrera en solitario, poco a poco, y si es posible, con buena letra.    

¿De dónde proviene esta vertiente musical que muchos desconocíamos?

He tenido mucha suerte en este sentido porque en casa siempre ha habido música de todo tipo y ningún género en concreto. Mi padre tenía muchos vinilos de todos los géneros posibles. Me ha sido muy útil para tocar y componer.

El disco contiene diez canciones pop, con títulos fácilmente identificables con su universo particular. Lo único que no parece irreverente es la música.

El disco es una amalgama, la intención era hacer lo que nos gustaba; guitarras, rock y melodías sencillas. Se trata de poder cantar y que las canciones se puedan escuchar, sin complejos.   

¿Este formato melódico le ha permitido poder decir lo que no puede decir en la radio o la televisión sin que le censuren?

Es el mejor vehículo para expresarte, nada te liga con el director y la empresa. Es lo que ha sido siempre conceptualmente el rock, ir contra corriente, tener libertad absoluta. Esta libertad musical me ha permitido expresar lo que me daba la gana, tal cual, sin ofender.  

¿Qué le han hecho las ‘tietes’ y madrinas catalanas que las quiera hacer desaparecer?

Hace muchos años que tengo un problema con el 'tietisme' de la cultura catalana. Su presencia en los medios, en el teatro, en fiestas de pueblo... Todo, desgraciadamente, estar encaminado a contentar a las madrinas. ¡Vivimos en un país de tías! Si desaparecieran todas Catalunya sería muy diferente.

¿Quizás menos provinciano?

Es patrimonio exclusivo de los catalanes; el provincianismo ha marcado y sigue marcando nuestra sociedad. Todavía hoy seguimos anquilosados en este pasado de tías y madrinas.

¿Por qué gusta tanto 'el blanco' a políticos y banqueros?

Son gente estresada y necesitan blanco, Vitamina C, para poder salir adelante. Siempre que me he movido en ambientes políticos y financieros he visto gente consumida por las drogas. Vivimos en una sociedad controlada por yonquis: adictos al poder, al trabajo y, obviamente, a la droga.

C:\fakepath\portada_4 (1).jpg

Jair Domínguez ha cosechado diez canciones pop, con títulos fácilmente identificables con el espíritu irreverente del autor Udia Pujol

A menudo es objetivo de la caverna mediática. ¿Es más una campaña de presión o represión?

La presión es consecuencia de la represión. Estamos asistiendo a campañas de represión sólo por el hecho de escribir un simple tweet. Esto genera que muchos tuiteros asusten. Vivimos un momento crítico, pronto será delito todo lo que digas por la calle. Lo he experimentado en mi propia piel pero no ha servido para reprimirme.  

¿Dónde empieza y acaba el 'perímetro' de la provocación para Jair Domínguez?

El límite de la polémica, la provocación, es la prisión. La justicia mediocre nos debilita cuando realmente lo que debería debilitarnos es nuestro sentido común.

Dice que su intención nunca ha sido crispar, sino hacer reflexionar un poco. ¿No suena pretencioso?

Los lectores, el público, en general, son más críticos de lo que pensamos. Los mensajes provocativos son necesarios para llegar hasta el tuétano. Cualquier provocación que se lea como es debido permite descubrir muchas cosas.       

¿Qué le gustaría hacer "por caridad humana"?

Cualquier causa justa, el concepto "caridad humana" me cuesta mucho entender. Para mí va asociado a personas terroríficas como Joan Gaspar, él usó esta expresión, para quien no movería ni un solo dedo.   

¿Qué hará el próximo 1 de octubre?

Lo que me digan los políticos que voté y lo que me dejen hacer los que no voté.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha