eldiario.es

Menú

Forzar de manera injustificada la jubilación de médicos ha costado al menos 6 millones al Instituto Catalán de la Salud

El Instituto Catalán de la Salud (ICS) tuvo que recompensar a los médicos que había obligado a jubilarse de manera injustificada entre 2004 y 2008

A pesar de que el ICS asegura que "no dispone de la cifra total" que tuvo que pagar en indemnizaciones, este medio ha podido saber que pagó al menos 6 millones

Este es un artículo publicado en El Diari de la Sanitat

- PUBLICIDAD -
Hospital Vall d'Hebron de Barcelona.

Dos médicos en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona. SANDRA LÁZARO

En 2003 se aprobó una ley estatal que afectaba al personal estatutario de los servicios de salud y avanzaba la edad de jubilación de los facultativos de los 70 a los 65 aunque permitía a los profesionales que quisieran continuar hasta los 70 hacerlo siempre previa petición al Administración y conforme a las previsiones de la planificación de recursos humanos. Durante el Tripartit y con Marina Geli como consellera de Salut, sin embargo, la interpretación que se hizo de la ley fue restrictiva. Este hecho no sólo levantó polémica sino que también ha costado, al menos, seis millones de euros a los ciudadanos sólo en indemnizaciones, según ha podido saber El Diari de la Sanitat.

El cambio en la edad de jubilación y la interpretación restrictiva que se hizo de la ley provocó que en Catalunya cientos de facultativos de los ocho hospitales y de centros de atención primaria del Instituto Catalán de la Salud se vieran obligados a retirarse a partir de julio de 2004 a pesar de haber hecho peticiones y demandas para continuar trabajando hasta los 70 alegando en muchos casos que estaban en perfectas condiciones y hacían una gran aportación al sistema.

La negativa del ICS pero provocó que afectados de diferentes hospitales y CAPs de todo el territorio interpusieran recursos. Concretamente presentaron demanda contra la resolución, según información facilitada por el propio ICS a este medio, un total de 263 médicos, de las cuales 196 han sido favorables al ICS. A los restantes pero el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) les dio la razón y sentenció que la negativa indiscriminada no era conforme a derecho. Así, el ICS tuvo que recompensar a los médicos que había obligado a jubilarse a los 65 entre 2004 y 2008 con cantidades que representaban la diferencia que correspondería entre el salario que los profesionales habían dejado de percibir y la pensión de jubilación correspondiente hasta la edad de los 70.

Aunque el ICS asegura que "ahora mismo no dispone de la cifra total" de la cantidad que tuvo que pagar sólo en concepto de indemnizaciones por jubilaciones injustificadas, este medio ha podido conocer que al menos se llegaron a pagar cerca de seis millones de euros. Lo que sí confirman desde el ICS es que este "ha cumplido con las sentencias y ha efectuado los pagos correspondientes".

Según recoge un informe del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB) de 2008, "esta ilegalidad [la jubilación forzosa de estos profesionales] se producía porque estas jubilaciones se basaban en unas necesidades de organización que, según el ICS, estaban justificadas por un supuesto Plan de Ordenación de Recursos Humanos (PORH) que no existía legalmente". Por este motivo el TSJC anuló todas las jubilaciones forzosas ordenadas por el ICS basadas en los PORH de 2004 y 2008.

Recuperación de la edad de jubilación a los 65

En 2012, pero el ICS recuperó la aplicación de la jubilación forzosa de los facultativos a los 65 con carácter general después de hacer un Plan de ordenación de recursos humanos (el PORH 2012-2015). Ya con este plan de recursos humanos el Tribunal Supremo aceptó que se había producido un cambio de criterio y flexibilizado las condiciones pero el Gobierno de Mas llegó a impedir cualquier excepción a la jubilación a los 65 años por Ley de acompañamiento de 2012 y por tres años.

Desde entonces se ha forzado el retiro de cerca de un millar de médicos y una parte de ellos se ha dedicado a la sanidad privada, que se ha visto beneficiada de su contribución. Algo que choca con el hecho de que el exdirector gerente del ICS , Pere Soley , ha evitado jubilarse -como explicaba este medio hace unos días- incorporándose al Hospital de Bellvitge temporalmente y situándose a la cabeza del Consorcio Hospitalario de Vic.

María Jesús Martínez Vicente, presidenta de la Agrupación de Jubilados de Médicos de Catalunya, valora a El Diari de la Sanitat que la gestión de las jubilaciones de los profesionales "se ha hecho muy mal". "Primero se hizo de golpe, luego se dijo que no y luego que sí. La administración no se caracteriza por ser metódica precisamente", lamenta. Según ella, es importante que los profesionales se mentalicen que deberán jubilarse y puedan planteárselo con un margen de dos años como mínimo. "Uno se lo debe preparar por sí mismo pero también tienes que pensar en los pacientes", explica.

Actualmente, afirma, los únicos que pueden jubilarse a los 70 son los que están ligados a la universidad, como es el caso de los jefes de servicio. El resto deben jubilarse a los 65 excepto en algunos casos de especialidades muy concretas y técnicas en que la jubilación del profesional puede dejar un vacío difícil de sustituir a corto plazo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha