eldiario.es

Menú

CATALUNYA

La CUP denuncia que altos cargos del AMB se suben el sueldo mientra se negocian los convenios de bus y metro

El concejal Josep Garganté critica la "despreocupación" del Ayuntamiento con la huelga de Autobuses y las condiciones salariales y de privilegio de directivos de TMB

- PUBLICIDAD -
El regidor de la CUP, Josep Garganté

El regidor de la CUP, Josep Garganté

El concejal de la CUP, Josep Garganté, ha denunciado este viernes en una rueda de prensa inesperada y posterior a la hecha por Ada Colau, que varios altos cargos del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), que alberga en su seno TMB, la empresa pública de bus y metro de Barcelona, se han subido el salario mientras se negocian los convenios de metro y bus. En concreto ha hablado entre otros del tesorero y el secretario "que tienen como categoría A130, la más alta, y se han subido el salario en 7.846 euros cuando cobran al año 75.941,48 euros ".

La que debía ser una rueda de prensa de carácter oficial con la alcaldesa Colau como única protagonista ha tenido su contrapunto en la presencia del concejal de la CUP y trabajador de autobuses, Josep Garganté. Si las palabras de Colau estaban medidas sílaba a sílaba, Garganté ha evitado toda formalidad en una intervención que parecía más la que habría hecho en una asamblea de trabajadores que la correspondiente a un foro político.

Después de interpelar a la alcaldesa, como si fuera un periodista, debido a que Colau no se había referido en ningún momento a las huelgas de los trabajadores de autobuses convocadas el 23 y el 25 de febrero, el concejal ha transmitido toda la solidaridad de la CUP con los trabajadores y sus reivindicaciones.

Garganté ha enmarcado la salida a la palestra de la alcaldesa Colau con las declaraciones hechas el jueves por la noche por el máximo responsable de la asociación que organiza el Mobile World Congress (MWC), John Hoffman, que vio necesario que haya transporte público durante el congreso. Al respecto, Garganté ha dicho que la alcaldesa, con su movimiento, "se arrodilla" ante el directivo de la asociación GSMA.

El concejal anticapitalista ha denunciado que las llamadas a la finalización del conflicto sin una solución satisfactoria para los trabajadores las hicieran "cargos políticos que cobran entre 4.000 y 6.000 euros al mes, que tienen coches oficiales y tarjetas VIP de la Fira de Barcelona".

Ha reprochado que los responsables municipales busquen ahora un acuerdo in extremis cuando a petición de los responsables del comité de huelga de Metro rechazaron reunirse durante el fin de semana. "No quisieron hacer ninguna reunión ni viernes, ni sábado, ni domingo, ni el lunes, como pedían los trabajadores", ha afirmado

Garganté, que es dirigente de la Coordinadora Obrera Sindical (COS) en Autobuses de Barcelona, ha reprochado la falta de transparencia que en su opinión tienen los diferentes ayuntamientos de Barcelona con respecto a la dirección de la empresa de transportes municipales (TMB ). Ha desgranado los agravios: "Hay 571 personas fuera de convenio. Cuando hemos preguntado cuánto cobran nos han respondido, ahora también, que esta información no se puede hacer pública porque está protegida por la ley de protección de datos".

El regidor no se ha estado de poner ejemplos. Ha recordado que el anterior vicepresidente de TMB, Didac Pestaña, ex alcalde socialista de Gavà, cobraba cuando estaba en el cargo 80.000 euros al año de la compañía del bus y 81.000 euros del metro. Garganté también ha mencionado a Enrique Cañas como consejero delegado con un sueldo de 105.000 euros y ha denunciado además se ha creado un nuevo cargo, el adjunto al consejero delegado, tarea que realiza Pau Noi con un salario de 60.000 euros al año. "Si se hace la suma la cantidad que sale es la misma que cobraba Pestaña ", ha dicho, vinculando todos nuevos altos cargos en el entorno de Iniciativa por Catalunya.

Garganté también ha denunciado casos de nepotismo o "enchufismo" en TMB. Ha mencionado a Joaquin Valsera, ex alcalde de Gavà, "director de marketing, fichado por la vía digital", ha dicho. Y ha puesto ejemplos como el de José Vicente Muñoz, de quien dijo que era conductor de autobuses, luego alcanzó un cargo político en el Ayuntamiento de L'Hospitalet, y más tarde fue diputado en el Congreso por el PSC. "Cuando terminó, retornó a TMB, pero no como conductor sino como cargo de alta dirección", dijo.

Autocares privados para los directivos de TMB

El concejal ha denunciado las condiciones de privilegio que tendrían los directivos de TMB. "Se ha contratado por 900.000 euros una mutua de salud privada sólo para ellos". También ha manifestado que se destinan anualmente 100.000 euros en parkings privados destinados para estas personas y, ha añadido un asunto paradójico: "Se ha contratado una empresa privada de autocares, Autocares Congosto, por 100.000 euros para transportar estos directivos en las oficinas, aun siendo TMB una empresa pública de transportes".

El trabajador de autobuses ha recordado que su colectivo ha hecho huelgas en equipos municipales de diversos colores políticos. "Nos hemos enfrentado a cosas que nos decían que eran imposibles de obtener, como dos días de fiesta semanal, y ahora se hacen y no pasa nada", exclamó.

Tampoco se han libró de la riada de críticas los sindicatos CCOO, UGT y CIT. Garganté se ha referido a la colocación a dedo de familiares de sindicalistas de UGT, "que han sido rechazados por los mismos afiliados de este sindicato en Metro".

En un tono más amargo Garganté ha recordado el caso de un trabajador que se despidió injustamente para quedarse 1,20 euros y que al recibir la carta de despido se colgó.

El sindicalista ha terminado reiterando el total apoyo de la CUP a los huelguistas de metro y autobuses, afirmando, además, que a la salida de la rueda de prensa se incorporaría al paro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha