eldiario.es

Menú

‘Crashing’: seis jóvenes británicos golpeados por la dura realidad

Phoebe Waller-Bridge en su primera incursión televisiva como creadora

La británica no pierde la oportunidad de aportar su visión a su sobreanalizada  generación

- PUBLICIDAD -
Foto: gameit.es

Foto: gameit.es

Phoebe Waller-Bridge es una talentosa actriz, guionista y directora de la que soy seguidor desde que descubrir ‘ Fleabag’, su segunda serie como creadora que, por cierto, es francamente recomendable. ‘Crashing’, ficción sobre la versa esta entrada, fue la primera incursión de la británica como showrunner en la pequeña pantalla. Su voz ha llegado con fuerza a muchos países pero, sobre todo, a Estados Unidos donde la consideran como una brisa fresca dentro del panorama audiovisual actual. Esto no es de extrañar ya que en tan solo dos series -propias- ha demostrado tener una fantástica habilidad en la escritura.

‘Crashing’ es una comedia dramática de tan solo seis episodios emitida originalmente en el canal británico ‘Channel 4’ y que, en España, se puede disfrutar a través de Netflix. Como dije anteriormente su creadora es Phoebe Waller-Bridge que, también guioniza y protagoniza; además, en esta aventura le acompaña George Kane que ejercerá de director. El reparto está lleno de rostros jóvenes con talento como Louise Ford, Jonathan Bailey, Damien Molony o Julie Dray.

La historia se centra en seis jóvenes que viven, junto con otros, en un hospital clausurado como guardianes de la propiedad. Lo que viene a ser una modalidad de “arrendamiento” y uso de edificios que de otra manera quedarían abandonado, de esta manera cuidan de ellos hasta su posterior derribo. Un último bastión o comuna para jóvenes que no se pueden permitir una cosa mejor.

Foto: comedy.co.uk

Foto: comedy.co.uk

Lulu (Phoebe Waller-Bridge) es un chica extrovertida y un tanto perdida que viene a la gran ciudad para hacer una visita a Anthony (Damien Molony), su mejor amigo de la infancia, que vive en este hospital junto a Kate (Louise Ford), su actual pareja. Lulu, un auténtico terremoto, que deja huella por donde pisa decide quedarse en el lugar.

Waller-Bridge en ‘Crashing’ escribe sobre lo que más sabe, su generación: los hiper definidos y analizados millennials. Mucho se ha dicho sobre ellos en artículos, películas y series de televisión, en ‘ Girls’, por ejemplo. La británica no pierde la oportunidad de aportar su visión a la saturada generación. Un enfoque fresco y desenfrenado de unos jóvenes que se han dado de bruces ante la dura y caótica realidad de un mundo que les ha cortado de raíz sus sueños de futuro.

Seis historias de seis personas desilusionadas que viven en la semiclandestinidad ya que sus sueldos no dan para más; esperando, que llegue una oportunidad que les permita, en la medida de lo posible, enderezar su futuro. Dentro de ese hospital, donde apenas hay privacidad, se producen relaciones de amistad, odio y amor. Sus vivencias rozan la comedia de enredos con cierto regusto amargo; aunque, muchas de ellas se asoman a lo esperpéntico; y, aun así, consigue historias sinceras y humanas.

Foto: comedy.co.uk

Foto: comedy.co.uk

En apenas seis episodios es capaz de encariñarte de Lulu, Sam, Kate, Anthony, Melody, Fred y Colin, un señor de mediana edad que ve un hilo de luz en esta pandilla de amigos. Resulta sorprendentemente fácil porque Phoebe Waller-Bridge es capaz de llenar a los personajes, en pocas pinceladas, de humanidad y calidez. Lo que es un indicativo del talento que tiene a la hora de construir personajes.

La historia se va desarrollando a través de las diferentes interacciones que se dan entre estos siete amigos: un trío sentimental formado por Lulu, Anthony y Kate; Melody, una artista que encuentra en Colin su musa; Sam, amigo de Anthony, que se encuentra muy cerca de Fred. El eminente tono de humor british se mezcla con unos diálogos ágiles e incisivos.

‘Crashing’ quizás le falta ese tono de madurez y complejidad que logró tiempo después en ‘ Fleabag’. En esta última ya encontró un tono más elaborado, sin embargo, ‘Crashing’ es una buena opción para pasar tres horas muy entretenidas que se hacen muy, muy cortas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha