eldiario.es

Menú

“Es muy preocupante que entre las chicas jóvenes se normalice la violencia de género”

La directora del Instituto de la Mujer asegura que necesitamos "empoderar a las adolescentes" para que no se sientan culpables cuando deciden no tener una relación sexual

Además ha hecho un balance muy positivo de la segunda edición de la campaña 'Sin un Sí es No' en contra de la violación en cita porque ha llegado a más municipios

Araceli Martínez ha anunciado que habrá una tercera edición porque con este tipo de acciones "se previene todas las formas de violencia de género"

- PUBLICIDAD -
Araceli Martínez FOTO: Instituto de la Mujer

Araceli Martínez FOTO: Instituto de la Mujer

La segunda edición de la campaña ‘Sin un Sí es un No’ puesta en marcha por el Instituto de la Mujer llega a su fin y lo hace con un balance muy positivo. “Hemos llegado a 55 municipios de la comunidad autónoma, 25 más que el año pasado y por lo tanto hemos tenido capacidad de trasladar a más personas el mensaje de lo que es una violación en cita, cómo se puede prevenir y sobre todo identificarla como una forma de violencia de género”, explica Araceli Martínez, directora del Instituto de la Mujer.

La llamada violación en cita, es una de las formas de violencia de género “más predominantes”, especialmente entre la juventud y también una de las “más silenciadas", explica Martínez. “A diferencia del asalto callejero, ocurre en encuentros pactados con un amigo, conocido e incluso con alguien con quien ya se mantuvo una relación sexual consentida. Pero al no tener consentimiento en esa vez, es agresión y violación", señala la directora del Instituto de la Mujer.

A lo largo de la campaña, que se puso en marcha a finales de julio, el Instituto de la Mujer ha podido observar el desconocimiento que existe no solo con el término sino con la identificación de la violación en cita como una forma de violencia de género. “Es una manifestación de la violencia contra las mujeres que está muy naturalizada, de hecho lo más frecuente es que se responsabilice a la víctima de haber provocado esta situación de violencia y no al agresor”.

De hecho, aunque la campaña ha ido dirigida a jóvenes, a la directora del Instituto, Araceli Martínez, le ha llamado la atención el efecto “liberador” que han sentido muchas mujeres adultas al conocer más detalles sobre la violación en cita. “Nos llama la atención en algunas ocasiones testimonios de mujeres mayores que han pasado por situaciones de violaciones en cita de las cuales pensaban que ellas habían sido las culpables pero que finalmente se han sentido liberadas al saber que no habían sido ellas responsables”.

Material de la campaña

Material de la campaña

Según Araceli Martínez, para poder hablar de la violación en cita “necesitamos empoderar a las chicas proporcionándoles información y herramientas para que no se sientan culpables cuando deciden no seguir adelante con una relación sexual”. Sin duda esta segunda edición ha ido dirigida a ellas, pero también a los chicos jóvenes para conseguir trabajar en nuevos modelos de masculinidad.

“Cuando muchos se están socializando en un entorno donde las agresiones sexuales se normalizan y se justifican cuesta romper ese modelo de macho hegemónico con el que van construyendo su personalidad. Por eso es importante podernos dirigir a los chicos y manifestarles que hay otras alternativas y que se puede desarrollar la masculinidad de otra manera diferente, respetuosa con las chicas y más igualitaria”, señala Martínez.

Finaliza una segunda edición que para el Instituto de la Mujer ha sido muy positiva pero sobre todo porque se han acercado a un público nuevo y que por tanto era la primera vez que oía hablar de este concepto. “Son sensaciones parecidas a las del año pasado y conclusiones similares: desconocimiento en líneas generales sobre lo que es una violación en cita, desconocimiento de que esos signos que manifestamos sobre la violación en cita realmente constituyen una forma de violencia de género, la necesidad de reprobar al agresor como en cualquier otra agresión sexual, la importancia que tiene que las chicas tengan información y se sientan seguras a la hora de expresar sus derechos y sus deseos y la importancia de trabajar con los varones desde nuevos modelos de masculinidad”.

La directora del Instituto de la Mujer recuerda que aunque son campañas estacionales “para que se genere un impacto mayor” seguirán trabajando tanto desde los Centros de la Mujer como desde toda su Red de recursos e interviniendo en el ámbito educativo para prevenir todas las formas de violencia de género. “Es muy preocupante que entre las chicas jóvenes se normalice la violencia de género”.

Campaña

“Creo que es importante que no solo pongamos el foco sobre la importancia de proteger a las víctimas de la violencia de género sino que paralelamente trabajemos en la reprobación del agresor para que se dejen de justificar determinadas acciones que en muchas ocasiones están relacionadas con una cierta cosificación de las mujeres” apunta Araceli Martínez.

Tal ha sido el éxito de esta segunda edición, que Araceli Martínez ya nos ha confirmado que habrá una tercera campaña en este línea porque con este tipo de acciones no solamente se previene esta forma de violencia de género sino que se hace una prevención de todas las formas de violencia de género, como formas de expresión de las desigualdades. “No podemos desvincular la violencia de género de la desigualdad que persiste entre mujeres y hombres”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha