eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Amparo Llanos crea New Day "nada preocupada por marcar distancias con Dover"

- PUBLICIDAD -
Amparo Llanos crea New Day "nada preocupada por marcar distancias con Dover"

Amparo Llanos crea New Day "nada preocupada por marcar distancias con Dover"

La guitarrista y compositora Amparo Llanos azuza las cenizas aún incandescentes de Dover para alumbrar New Day, grupo al que esta vez, en ausencia de su hermana Cristina, pone voz no solo sobre el papel, una misión que afronta "nada preocupada por marcar distancias" con su exbanda.

Fue a finales de septiembre cuando Dover dio su último concierto y empezó "un invierno largo y depresivo". "Cris (Llanos) quería dejar el grupo y alejarse de la música unos cuantos años. A mí me costaba verlo en su momento porque me daba miedo", reconoce durante una entrevista.

Al puñado de canciones que había trazado durante el verano se unió entonces otro puñado más, temas que escribió "sabiendo que no iban a ser para Dover" y que, además, debía cantar ella. "Lo que tengo soy yo y mis canciones", se dijo, y así empezó a comprender que su hermana había tenido razón al poner el punto y final.

Llanos llamó entonces al bajista Samuel Titos, otro exDover, y le propuso montar un grupo. Dos días después ya estaban metidos en el local de ensayo de Jota Armijos, el nuevo batería y exmiembro de Fuckaine, al que conocían desde hacía más de 20 años, de cuando su banda de entonces les teloneó en un concierto.

Por dejadez o desapego hacias las redes más que por afán de ocultar nada, no fue hasta noviembre cuando, en mitad de una entrevista radiofónica con Julio Ruiz, anunciaron la disolución de Dover y el nacimiento de New Day.

Erróneamente se transmitió entonces que el nuevo grupo estaría "influido por sonidos folk", probablemente por la tendencia musical que respira su primer sencillo, "Stay". Pero nada más lejos de la realidad.

"No estamos nada preocupados por marcar una distancia con Dover; tenemos mucha confianza en lo que hacemos, ahora y entonces, y si elegimos 'Stay' no se debió a que fuera el más chocante en cuanto a estilo, sino porque era un buen sencillo", precisa Llanos.

Más aún, asegura que tanto ella como Titos llevan "con mucho orgullo" haber sido parte de aquel grupo que definió el tono de la escena independiente española en los 90 con su célebre "Devil came to me" (1997), entre el rock y el grunge, y que luego exploró sin prejuicios otros territorios, como la electrónica de baile en "Follow the city lights" (2006).

Su primer disco como New Day, "Sunrise", arranca engañosamente tranquilo ("Say Yeah"), pero tarda poco en revolverse con apuntes electrónicos ("Free") y exhibe una paleta musical tan variada como la de Dover, pasando por cierta "inspiración country" ("Painting in the sky"), un "sonido más retro" ("Wanna Know"), pop ("Love chains") o incluso rocanrolero ("Get away").

"Le damos mucha importancia a las canciones y ellas solas te piden por dónde ir", afirman, desechando también la idea de que esa variedad responda a la búsqueda de una personalidad.

Lo que sí tienen en común en general las trece canciones del álbum es en un "espíritu más positivo e incluso inspirado", dice su autora, que achaca el nombre del grupo a esa misma energía de renacimiento y a un disco, "New Day Rising", de la banda estadounidense de punk rock Hüsker Dü, que a ella la influyó mucho "en otro momento de mucho cambio" en su vida, allá por el año 1992.

El álbum ha sido grabado en el estudio El Invernadero de Madrid bajo la producción de los propios Amparo Llanos y Samuel Titos, con Brian Hunt como ingeniero de sonido y la mezcla de Ferni Duhalde.

Desde abril hasta verano ofrecerán una serie de pequeños conciertos, pero será tras el verano cuando arrancará la gira propiamente dicha del grupo para interpretar única y exclusivamente su nuevo disco. Eso sí, avisan: "Canciones de Dover no vamos a tocar, porque el que quiso vernos ya pudo hacerlo durante 25 años".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha