eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

"Esculturas con Dibujos" propone en Valladolid un siglo de creación española

- PUBLICIDAD -
"Esculturas con Dibujos" propone en Valladolid un siglo de creación española

"Esculturas con Dibujos" propone en Valladolid un siglo de creación española

Mucho antes de que las vanguardias "viajaran en Rolls", en el último tercio del siglo XX, la escultura era la "hermana pobre del arte" español, relegada por unos "ismos" pictóricos que, a comienzos del XX, rompieron con el clasicismo, como se aprecia en una exposición abierta hoy en Valladolid.

"Todo se dislocó y se produjo una convulsión con el resurgir de la maravillosa pintura de los 'ismos'", ha explicado esta mañana Marisa Oropesa, comisaria de la exposición "Esculturas con Dibujos", con fondos de la colección del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y que permanecerá en Valladolid hasta el 6 de enero próximo.

La escultura, aunque en menor medida, también contribuyó a esa ruptura con nuevos materiales y formas, lejos de la "sólida, estatuaria y clásica" escultura decimonónica y del realismo, naturaleza y figuras humanas como referentes temáticos, ha añadido Oropesa.

Un centenar de piezas de veintinueve artistas españoles, desde Antonio Gaudí hasta Miquel Barceló, testimonian en Valladolid la evolución de la pintura y escultura española desde finales del siglo XIX hasta el siglo XXI, distribuidas en movimientos y corrientes, dentro de esta exposición que ha promovido el Ayuntamiento.

El punto de inflexión, en el caso de la escultura, lo marcó Julio González (1876-1942), emigrante en Francia y que, a raíz de su trabajo en la factoría Renault de París, descubrió para el arte el uso de materiales y herramientas industriales, una tendencia de la que luego bebieron Pablo Gargallo y Pablo Ruiz Picasso, entre otros.

En este muestrario dialogan los dibujos y las esculturas salidos de la mano de un mismo creador para verificar las concomitancias, progresos y evoluciones en la obra de cada protagonista; el primero, Antonio Gaudí con tres dibujos en tinta, fechados en 1879, y una chimenea con respiradero de la primera década del XX.

La obra más moderna lleva la firma de Jaume Plensa ("Macbeth and the Porter"), datada en 2005.

Pero fueron Salvador Dalí, Picasso y Juan Gris, entre otros, quienes elevaron fuera de España la consideración de la escultura y que posteriormente defendieron otros nombres, también presentes en la exposición, como Antonio López, Francisco Leiro o Juan Muñoz.

"Esculturas con Dibujos" resume un siglo de creación española donde combina a nombre sonoros con otros menos conocidos como Alberto Sánchez (1895-1962), un labrador toledano emigrado a Rusia durante la Guerra Civil.

De la alegoría a la experimentación, la chapa, madera, corcho, cartón y papel son algunos de los materiales que sucedieron en el terreno escultórico al mármol o al granito, con formas y dimensiones diferentes, sin volumen ni masa, donde la vista y el aire se filtran entre los huecos que deja la materia.

Jorge Oteiza, Eduardo Chillida y Pablo Palazuelo, cada uno a su manera, experimentaron con las formas puras, mientras que a finales del XX los artistas se adueñaron del espacio circundante a las obras como ocurrió con Barceló, Juan Muñoz, Miquel Navarro y Jaume Plensa.

Otros nombres presentes en "Escultura con Dibujos" son Eugenio Granell, Óscar Domínguez, Julio López, Joan Miró, Antoni Tàpies, Joaquín Torres García, Susana Solano, Esteban Vicente y Eva Lootz que, nacida en Viena, es la única del repertorio no nacida en España.

Desde los años noventa, la Fundación ICO, pública y estatal, gestó las tres colecciones de arte que posee en la actualidad: una de pintura española contemporánea (desde la década de los ochenta), la Suite Vollar de Picasso (una serie de grabados realizados entre 1930 y 1937), y la escultura moderna con dibujo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha