eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Julian Marley trae a Cartagena legado del reggae más tradicional de su padre

- PUBLICIDAD -
Julian Marley trae a Cartagena legado del reggae más tradicional de su padre

Julian Marley trae a Cartagena legado del reggae más tradicional de su padre

Julian Marley abrió el escenario principal de la vigesimosegunda edición del Festival La Mar de Músicas de Cartagena con un breve pero intenso concierto en el que, siguiendo la estela de su padre, ha recuperado algunos de los éxitos de Bob Marley y ha demostrado que ha sido el hijo que menos se ha separado del camino marcado.

Acompañado por su banda, 'The Uprising', 'Ju Ju' ha hecho un repaso a sus tres discos de estudio, centrándose especialmente en su último trabajo hasta la fecha, 'Awake' (2009), con el que ha traído a Cartagena el reggae más emocional y espiritual, empezando por sus temas 'Trying' y 'Sharp as a Razor'.

El artista londinense también ha dejado un hueco para sus inicios, con 'Build together' y 'Living clear', al tiempo que ha manejado con soltura esas influencias del 'dub', expresadas claramente en 'Harder Dayz'.

Tras aprovechar su versión de 'War Zone' para tener un recuerdo a las víctimas del atentado de Niza ("We need to show the love today"), Julian Marley ha seguido manejándose por los ritmos jamaicanos mezclados con el R&B más anglosajón, fruto de esa mezcolanza adquirida por las vivencias de su infancia y juventud en Londres, desde dónde se trasladó con 18 años a la tierra de su padre.

El último tramo del concierto fue el que más levantó al público de sus asientos, enlazando la contagiosa 'Boom Draw' con las rítmicas 'Lemme go' y 'Jah Works', en la que el dub ha vuelto a tomar el mando de la base sonora de 'The Uprisings'.

Sabedor de que el público quería dejar un hueco para recordar la figura de Bob Marley, 'Ju Ju' ha hecho un guiño a la nostalgia con las versiones de 'Jamming' y 'Exodus' del rey del reggae.

En definitiva, una actuación en la que se ha constatado que Julian es menos aventurero y más tradicional que sus hermanos Damian y Ziggy a la hora de encarar la actualización del ritmo caribeño, ejemplificando ese anclaje al legado de Bob Marley con esos retoques del dub y el R&B enmarcados de espiritualidad.

La doble sesión de inauguración del festival cartagenero en el Auditorio Parque Torres ha dado un viraje de 180 grados cuando el testigo lo ha tomado Eugen Hürtz al mando de 'Gogol Bordello', que ha desparramado su batido sonoro de punk, música gitana y ambiente de cabaret ante un público que se ha mimetizado con una puesta en escena esquizofrénica.

Sin un solo momento de respiro, la banda del Lower East Side neoyorquino ha dejado bien claro que han marcado un estilo propio al musicar la historia de la diáspora de los inmigrantes del Este de Europa a Nueva York a través del humor y el surrealismo. Una biografía sonora en toda regla.

Hürtz, que tuvo que huir de su Ucrania natal tras explotar uno de los reactores de la central nuclear de Chernobyl y llegar a la Gran Manzana tras una odisea por media Europa, ha mudado a Cartagena ese neocabaret 2.0 ante una audiencia totalmente entregada que se ha olvidado de sus asientos durante la frenética hora de concierto.

El festival, que este año tiene a Suecia como país invitado, ha arrancado con la actuación gratuita en la plaza del Ayuntamiento del grupo costamarfileño Djarabikan, y con la londinense Ala.ni, que ha llevado al Parque de Artillería su amplia paleta de estilos, desde el jazz hasta el trip-hop, pasando por el indie.

Para concluir la maratoniana jornada inaugural, el Castillo Árabe acogerá, a partir de las 2 horas, el rap y el hip hop de uno de los maestros callejeros de esta expresión artística, el paulista E.M.I.C.I.D.A. (Mientras mi Imaginación Componga Locuras Dominaré el Arte).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha