eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Liturgia fronteriza y teatro participativo, aportaciones mexicanas en Tàrrega

- PUBLICIDAD -
Liturgia fronteriza y teatro participativo, aportaciones mexicanas en Tàrrega

Liturgia fronteriza y teatro participativo, aportaciones mexicanas en Tàrrega

Una misa pagana en la que el cantante José Alfredo Jiménez es el mesías y los inmigrantes indocumentados santos mártires y una pieza participativa de teatro de calle del dramaturgo Antonio Zúñiga son las dos obras mexicanas que se exhiben hoy en Fira Tàrrega.

La primera es una liturgia irreverente oficiada con tortillas y tequila con la que las compañía Universiteatro & Gorguz Teatro deconstruye el drama de la frontera entre México y Estados Unidos.

Tras el púlpito van pasando los tres actores de la compañía para pedir "gloria a todos los inmigrantes indocumentados" y hacerle la peineta a Donald Trump y su muro.

Como en misa, los presentes se levantan de la silla cuando toca, dicen amén, piden al todopoderoso cantante Jose Alfredo Jiménez que interceda ante Dios y nos libre del narcotráfico y ruegan que la paz vuelva a la frontera.

También recitan un padrenuestro fronterizo que dice "frontera nuestra que estas en la tierra, no nos impidas cruzarte, perdona a los que nos ofenden impidiéndonos el paso, ya que nosotros no podemos perdonarlos".

Como todo ritual que se precie, la música también está presente en "Misa Fronteriza" con Los Ayala Brothers, que tocan en directo su repertorio norteño con constantes referencias a la frontera y la soledad del inmigrante.

El humor negro de "Misa Fronteriza" ocupa este fin de semana una nave transformada en teatro de la localidad de Tàrrega, mientras que la segunda propuesta mexicana, "Algo de mí, algo de ti", ha tomado la calle.

Gratuita y participativa, la propuesta de Carretera 45 Teatro tiene la virtud de implicar a decenas de vecinos de Tàrrega, especialmente niños y adolescentes, que han dado lo mejor de sí mismos ante el público de la Plaza de Sant Antoni.

Una espacio que el espectáculo aprovecha maravillosamente, con seis telones dibujados que caen en diferentes momentos sobre tres de las fachadas de la plaza y unos intrépidos actores que se suben a esculturas, balcones y ventanas, e incluso tienen un diálogo amoroso en el campanario.

El argumento es una sencilla historia de amor escrita por el dramaturgo Antonio Zúñiga, que en este montaje se estrena como director y como autor de teatro de calle.

"Nosotros llegamos a Tàrrega hace semanas y nos mostramos como somos, con nuestra cultura y nuestra manera de ser, y la gente de Tàrrega nos respondió mostrándonos como son ellos, y de ese diálogo ha nacido esta obra", ha explicado el autor, que busca en este montaje "que mires al otro y te encuentres con él".

Las calles de Tàrrega arden estos días, repletas de artistas callejeros, artesanos y visitantes, que dan color a la ciudad. Un color que ya empezó con los tintes naturales que se lanzaron al aire el día de la inauguración y que estos días se ha extendido al pelo de las personas.

Ya se ha hecho habitual, pero sigue siendo chocante, ver por las calles a gente de todas las edades y condiciones con el cabello teñido de colores y repleto de rulos, gomina y crestas.

Son el resultado andante de "El diván de la peluquera", un espectáculo de Fafá Franco donde el público presta su cabellera para que convertirla en arte, y además tiene la oportunidad de reflexionar sobre las apariencias y la libertad personal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha