eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El Museo de Lleida recupera una arqueta de Les Avellanes que guardó una reliquia

- PUBLICIDAD -
El Museo de Lleida recupera una arqueta de Les Avellanes que guardó una reliquia

El Museo de Lleida recupera una arqueta de Les Avellanes que guardó una reliquia

El Museo de Lleida ha recuperado, tras ser adquirida en una subasta, una arqueta amatoria procedente del monasterio de Bellpuig de les Avellanes datada en el siglo XV y en la que se conservó durante siglos la reliquia de la Santa Sandalia de la Virgen María, una de las más veneradas en las tierras leridanas.

El director general de Archivos, Bibliotecas, Museos y Patrimonio de la Generalitat, Joan Pluma, ha explicado hoy que esta arqueta, que se expondrá en Lleida hasta el próximo 10 de enero, fue identificada por los conservadores del propio Museo de Lleida dentro del catálogo de una subasta privada.

Aunque inicialmente fue descrita como una talla italiana, los conservadores la identificaron como una obra procedente del monasterio leridano y por lo tanto propusieron su adquisición.

El Departamento de Cultura ejerció el derecho de tanteo y retracto sobre todo el lote en el que se encontraba la pieza para no levantar suspicacias, y finalmente pudo adquirir la arqueta por casi 11.000 euros sin necesidad de pujar por ella.

"Esta pieza se encontraba en paradero desconocido desde los años 30 y ahora desaparecerá del mercado privado del arte y estará a disposición pública", ha explicado Pluma que cree demostrado que "cuando se trata de adquisición de patrimonio, no se trata de una cuestión de suerte o azar sino de un trabajo continuo de los responsables de los museos que velan por identificar el patrimonio de nuestro interés".

Tras su adquisición el pasado mes de mayo y su posterior restauración, la arqueta ha sido depositada en el Museo de Lleida. "Como es una pieza tan vinculada al patrimonio de Lleida nos sentimos muy satisfechos de haberla podido conseguir", ha remarcado Pluma, que ha insistido en felicitar a los técnicos leridanos por su trabajo.

Según han determinado los técnicos del Museo de Lleida, se trata de un trabajo barcelonés de principios del siglo XV, datado entre 1400-1425. La obra se corresponde con otras ejecutadas en aquel tiempo en Barcelona, de las cuales se conservan medio centenar en todo el mundo.

Las arquetas catalanas se han asociado al trabajo de un taller barcelonés que las comercializaba como un cofre-joya que el novio regalaba a su prometida en el momento de la boda. Por ser objetos preciados, algunas de estas arquetas fueron dadas por sus propietarios a las iglesias, donde fueron reaprovechadas como receptáculos de reliquias.

La arqueta que ahora se expone en Lleida es un pequeño cofre de madera de forma rectangular, con la tapa ligeramente abombada. Está decorada con estuco en bajorrelieve dorado, con delicados motivos punzonados. La policromía se conserva parcialmente.

La decoración consiste en figuras humanas, motivos vegetales y animales. La arqueta presenta en los cantos planchas de latón repujadas con decoraciones articuladas a partir de inscripciones con letra gótica. El interior está revestido con un tejido de lino azul decorado con estrellas.

La arqueta adquirida por la Generalitat se ha podido identificar gracias a la descripción que realizó de la misma el canónigo Jaume Caresmar, hacia 1770, en el monasterio de les Avellanes. La descripción hablaba de una arqueta de pastillaje que custodiaba uno de los tesoros más preciados del monasterio: la reliquia de la Santa Sandalia de la Virgen María.

Esta reliquia, que desapareció durante la Guerra Civil española, fue durante muchos años una de las más veneradas en territorio leridano, junto con el Santo Trapo (el pañal del niño Jesús), antiguamente custodiado en la Catedral de Lleida. En caso de no haber desaparecido, estaríamos, según Cultura, ante una de las reliquias marianas más relevantes de Cataluña.

En cualquier caso, Cultura destaca que la adquisición de esta arqueta tiene una gran importancia, además de por haber contenido presuntamente la venerada reliquia de la Santa Sandalia, por proceder del monasterio de Bellpuig de les Avellanes, uno de los centros religiosos más importantes de Lleida, que complementa su colección de artes decorativas de época medieval.

El Museo de Lleida conserva entre sus fondos otras tres arquetas: una procedente de Buira, en el Pallars Jussà; otra procedente del municipio de Sant Adrià, en el término de Gurp de la Conca; y una tercera, sin la calidad de las anteriores y de la cual se desconoce la procedencia. Las tres arquetas, junto con la adquirida, conforman un grupo unitario y fácilmente identificable.

Según destaca Cultura, las arquetas amatorias constituyen uno de los episodios más interesantes de la historia de las artes decorativas en la Cataluña medieval.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha