eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La artesanía, la esencia de la nueva novia

- PUBLICIDAD -
La artesanía, la esencia de la nueva novia

La artesanía, la esencia de la nueva novia

Encaje de bolillos, nido de abeja, bordados a mano y mucho amor por la costura son las esencias de las nuevas propuestas de novia que se han visto en la segunda jornada de Atelier Couture, una pasarela que apuesta por la artesanía española y la recuperación de los oficios y técnicas tradicionales.

Santos Costura, firma que nació hace diez años con la artesanía por bandera, ha presentado hoy una colección inspirada en la estética de los año 20, en la que han sobresalido los bordados verticales y las aplicaciones de plumas y perlas sobre patrones muy limpios, pero muy trabajados.

"Son horas y horas de trabajo", ha explicado hoy a EFE el diseñador creativo de la firma Santos Costura, Santos López, quien se lamenta de que "en España no haya oficio de costura, se necesitan manos artesanas, especializadas en bordar, en manejar la aguja".

Santos Costura, dotado de una gran sensibilidad, ha presentado una serie de vestidos cortados al bies, inspirados en mujeres fuertes como Josefine Baker o Coco Chanel, diseñadora a la que rinde su particular homenaje con un vestido de fiesta realizado con "tweed", tejido mítico de la casa francesa.

La artesanía y la tradición también es la columna vertebral de Juana Rique, firma gallega que trae al Palacio Fernán Nuñez una colección de novia y costura inspirada en el vestido tradicional gallego del siglo XIX.

"Son piezas delicadas, cuajadas de detalles", explica la diseñadora de la firma María Verde, quien asegura que con su trabajo intentan recuperar las tradiciones y defienden el trabajo artesanal".

Las novias de Juana Rique destilan personalidad y feminidad, tienen alma, prueba de ello es un vestido adornado con un delicado bordado de nido de abeja o un diseño lencero de tul de plumeti, así como vestidos tipo mandil de gran belleza.

Su tierra, la Ría de Arousa, inspira a Franco Quintans una colección cuajada de detalles, en la que el punto, tejido a mano, es el protagonista, "cumplo veinticinco años en la profesión y me apetecía trabajar con la lana, un material con el que empecé", cuenta este gallego que apuesta por vestidos nupciales con aire cosmopolita.

Con hilaturas de lamé y flocados, que van del blanco roto al rosa palo, Quintans presenta diseños adornados con perlas, camelias, organzas bordadas, lentejuelas y unos vistosos pájaros realizados con encaje de Camariñas, arcilla polimérica y plumas.

Más rompedora es la propuesta de novias de Cristina Piña que huye de los volúmenes excesivos y los brillos para construir una novia diferente, con un punto nostálgico e irreverente, inspirada en uno de los personajes femeninos de Wes Anderson, "adoro esa estética", puntualiza.

Amarillo, blanco, negro y rosa empolvado son los colores escogidos por Cristina Piña para confeccionar vestidos y blusas de corte lady y botonadura de estética militar, muchas realzadas con flores bordadas a mano, realizadas con lentejuelas y cristales de Swarovski. "Los detalles y el mimo de la puntadas marcan la diferencia", añade Piña, diseñadora que creció en un taller familiar.

Sensual y elegante resulta la colección de Clara Brea, quien se inspira en las princesas del desierto para construir piezas con movimiento, muy fluidas con bámbulas, gasas, y brocados.

Clara Brea, quien también creció entre maniquíes, telas y patrones, propone una novia envuelta en un estilo bohemio con vestidos camiseros o monos. "Me gusta hacer vestidos muy femeninos, sin estructura", dice esta diseñadora a quien le gusta jugar con las transparencias y dar protagonismo a los escotes en la espalda.

Nihil Obstat recupera la estética de los años 70 y el poderío de Brigitte Bardot, Donna Summer o Farrah Fawcett para construir vestidos minimalistas, sencillos con siluetas desestructuradas.

Maxi abrigos, vestidos fluidos, capas y monos son algunas de las prendas que confecciona en tejidos tecnológicos como el neopreno, el tafetán de seda, el punto de lana o el goergette, coloreados en un blanco luminoso de gran pureza.

"La costura es un trabajo lento, artesano, de vital importancia para prendas especiales", concluye Armiche Rodríguez, diseñador de la firma.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha