eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

ENTREVISTA | Juanjo Sáez

"La novela gráfica debería llamarse cómic de autor"

Astiberri publica una edición especial de El Arte: Conversaciones imaginarias con mi madre, un ensayo gráfico que se ha convertido en una obra de culto en nuestro país

"Todos sabemos que si quieres contar algo al mundoprimero se lo has de contar a tu madre"

- PUBLICIDAD -
Juanjo Sáez

Juanjo Sáez. Astiberri.

"El arte es un tesoro que nos han robado", escribe Juanjo Sáez en una de las páginas de su obra más famosa. Un tesoro que de un tiempo a esta parte sólo parece tener potestad de valorar y criticar una élite cultural que nadie sabe muy bien cómo ha llegado a su insigne posición. "Han encerrado el arte en un cofre de conocimientos y para abrir la cerradura hace falta haber leído mucho. Pero cualquier persona mínimamente sensible puede saltarse la cerradura y abrir el tesoro”, defiende el autor en boca de los personajes de sus viñetas.

El Arte: Conversaciones imaginarias con mi madre es una invitación a saltarse la cerradura, a ver el talento, la inspiración y los movimientos artísticos con la mirada limpia. Sin prejuicios, podemos observar un Picasso desde otra perspectiva, sentir lo que hay detrás de un Dalí o no dejarnos impresionar por la iconicidad de un Warhol.

Con la nueva edición de El Arte, el autor de Viviendo del cuento (Random House, 2004) y de Hit emocional (Sexto Piso, 2015) reinterpreta su obra con una nueva mirada, la que da la experiencia y la superación. En el momento en que Juanjo Sáez escribía El Arte, su madre estaba luchando contra una enfermedad a la que no consiguió vencer. Las conversaciones imaginarias y reales que tenía con ella en su obra eran su forma de contar quién era y por qué le gustaba lo que le gustaba. Ahora, significan algo más.

¿Cómo surgió la idea de una obra entre el ensayo y la experimentación como El Arte hace diez años?

Pues surgió de la forma menos meditada. Había publicado el año anterior Viviendo del cuento con un éxito inesperado y se me planteó desde la editorial hacer otro libro. Justo por aquel entonces sentía la necesidad de que al fin me entendieran en mi casa.

Nací dentro de una familia obrera que no estaba familiarizada con el mundo del arte ni ninguna de mis inquietudes. Eso me hacia sentir muy incomprendido, pero a raíz del éxito del libro anterior y de verme en la tele y en los diarios, mi familia empezó a entender algo de lo que hacía el niño.

Mi madre estaba ya enferma y eso fue lo que finalmente me hizo tener la necesidad de hacer un libro en el que les explicara mis inquietudes a mi familia y a mi madre en concreto. Todos sabemos que si quieres contar algo al mundo, primero se lo has de contar a tu madre.

"La novela gráfica debería llamarse cómic de autor"
Desde entonces ha publicado cinco obras más. ¿Cómo ha cambiado su visión sobre esta obra en concreto?

Ahora en ciertos aspectos la veo ingenua, pero me gusta ser fiel al momento y dejar las cosas como eran a modo de testimonio de quien era yo entonces. También creo que es un libro que debe ser ingenuo por lo que pretende contar y trasmitir. Creo que, en parte, esa misma ingenuidad se ha convertido en un valor. Si lo veo como un trabajo ajeno a mí, me encanta.

¿Cómo ve su profesión hoy? ¿Cree que ha cambiado algo en estos años?

Mi profesión ya no sé muy bien cuál es. Empecé dibujando y he terminado escribiendo casi más que dibujando. Por otra parte colaboro y hago proyectos en los que sólo aporto ideas. No sé si soy creativo o algo parecido. Más que mi profesión, creo que he evolucionado yo y me he dado cuenta que siendo una persona creativa se pueden desarrollar muchos tipos de proyectos distintos.

¿Cómo fue experimentar las posibilidades de su trabajo en otro medio como es el audiovisual en Arròs Covat? ¿Volverá a este en algún momento?

La experiencia con Arròs Covat, a pesar de ser una pesadilla en su momento, ahora la recuerdo como buena. También creo que el resultado, que en su día no me gustó mucho, es relevante dentro de lo suyo. Todo ese caos y falta de experiencia dio como fruto algo que resultó ser muy original y creativo si se mira en su conjunto.

Ahora mismo tengo mi propia productora y estamos desarrollando otro proyecto que se estrenará el año que viene en la televisión de Cataluña. Se titula Heavies Tiernos y estamos en la fase de desarrollo de una película de animación también, sobre mi abuela.

¿Cuál es su próximo paso después de la buena acogida de Hit Emocional?

Estoy con otro libro, esta vez quiero que sea algo más parecido a una novela convencional, está estructurado en torno a cartas a mis seres queridos que ya no están. Pero me falta mucho y todavía estoy en la fase de escritura.

elarte10aniversario_2.jpg

Algo que suele mantenerse inmutable al tiempo son las obras de artistas como los que estudia en El Arte. Picasso o Tàpies son los mismos que hace una década. ¿Ha cambiado su visión sobre la figura del artista y el arte en la sociedad de hoy?

Creo que no ha cambiado demasiado. En determinados aspectos ahora algunas exposiciones se han convertido en un evento y eso hace que la gente acuda en masa a los museos. La gente más snob se queja pero a mí me parece bien. Me refiero a exposiciones como la reciente de El Bosco. En el fondo todo son operaciones de marketing y parece que si no es todo un evento la gente no va. Pero creo las razones que te empujen a ir son lo de menos y seguro que algo queda en la mente de las personas que van, sea por el motivo que sea.

Eddie Campbell decía en su Manifiesto de la novela gráfica que este término no era más que una etiqueta que servía para vender. ¿Comparte su opinión?

Sí, la comparto. Creo que hubiera sido más adecuado llamar a ese tipo de cómics lo que realmente son: cómics de autor. Creo que hubiera servido para lo mismo, vender más, pero hubiera sido más claro. Por otra parte nos hubiera equiparado a otras disciplinas como el cine que también tiene su cine de autor.

Creo que limitar a los tebeos a ser de género o a ser novelas es un poco confuso. También pueden haber novelas de género y no todos los tebeos de autor son novelas como en mi caso.

¿Es El Arte una propuesta más cercana al ensayo gráfico que a la novela? ¿O simplemente obvia las etiquetas?

"La novela gráfica debería llamarse cómic de autor"
Básicamente hago lo que me apetece. Lo bueno de hacer tebeos es la libertad que te da, a mí me gusta comunicar y hablar de todo. Es algo natural en mí, no es nada muy pensado. Tampoco pretendo hacer un ensayo, simplemente quiero hablar de cosas que me interesen y me emocionen.

En algún momento de El Arte compara a Picasso con el arroz con leche. ¿Cómo consigue aunar el tono distendido con la profundidad y el rigor?

No lo intento, simplemente escribo lo que se me ocurre. Intento explicar y que se entienda la idea que quiero trasmitir. Como todo el mundo, busco ejemplos e intento ser claro y encontrar la mejor manera de comunicarlo. Cuando uno lee la obra, aparte de entretenerse, aprende.

En esta nueva edición se da un giro al sentido de la obra: es definitivamente una oda a su madre. ¿Siempre lo fue o la obra cambió su significado después del proceso de duelo?

De forma implícita y para mí ya lo era, no quería hacerlo evidente por respeto a ella y a su intimidad. Creo que ahora podía y debía aclarar algunas cosas después de 10 años, por mí sobre todo. Tenía una espina y una cuenta pendiente conmigo mismo. En cualquier caso era y es evidente que era un libro dedicado a mi madre. Quería trasmitirle ganas de vivir.

En la portada de esta edición de la obra, la luna es el arte, mientras que el mar sobre el que navegan las personas es la vida. ¿Cree que esto es más que una metáfora, que el arte es algo que está más allá del constante discurrir de nuestra vida?

Creo que sí, muy buena lectura por tu parte. El arte cuando es bueno nos trasciende a nosotros y a la propia vida del los artistas. Es algo inmutable que es capaz de hablar de su tiempo y del ser humano en general. El arte parte de lo particular del artista, su presente y su vida para alcanzar lo universal y común a todos. Desde el aquí, todos podemos ver la luna en el cielo y es un referente al igual que debería serlo el arte.

Juanjo Sáenz

Juanjo Sáez. Astiberri.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha