eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

13 juegos físicos y virtuales para pasarlo bomba en Nochevieja

No importa si eres de bingo o de Mario Kart, o si prefieres bailar a jugar a las cartas: aquí van nuestras recomendaciones para que la fiesta no decaiga

- PUBLICIDAD -
Juegos para nochevieja

Algo tienen las veladas navideñas que invitan a abrir el baúl de los recuerdos y a desempolvar los juegos de mesa más inverosímiles. Aguardan perennes entre los objetos perdidos del armario y algunos acumulan más fauna y lianas en su interior que el tablero de Jumanji. Pero, nubes de polvo aparte, cumplen su labor en Nochevieja y en muchos casos son el anabolizante ideal para aguantar despiertos hasta las campanadas, e incluso después de ellas.

En los últimos años, cada vez más familias han integrado a esta tradición las últimas videoconsolas del mercado. Portátiles o de sobremesa. Hace tiempo que el karaoke forma parte de la banda sonora para despedir el año, del mismo modo que las carreras al Mario Kart o las partidas al Trivial virtual se han hecho hueco entre las grandes cajas de cartón.

Estoy trece juegos, divididos en físicos y virtuales, se repiten en un buen número de hogares, pero la lista es infinita y, como siempre, les invitamos a añadir su favorito para las navidades. Los comentarios están abiertos a las sugerencias, a las novedades (hay algunos evergreens que ya huelen a cerrado) y a las tradiciones más variopintas. ¡A sus casillas, jugadores!

Juegos de mesa

Como decían en Xataka, la historia de los juegos de mesa es muy, muy larga (pero imprescindible), así que se sobreentiende que esta lista de siete no abarcará todos los pasatiempos que existen desde el Neolítico. Nos conformamos con una heterogénea variedad. Hay tómbolas heredadas de la abuela, versiones mejoradas de grandes clásicos, e incluso aquel favorito de los 80 que guardas con mimo sin saber muy bien la razón.

Todos son perfectos para jugar en grupo y sus partidas, como condición sine qua non, acabarán antes de 2049 (por eso vetamos el Monopoly). Ahora es el turno de que nos descubran su vicio oculto en las noches navideñas, si se apuestan dinero o prefieren repartir garbanzos, si son más de baraja española o de las cartas Magic. Cualquier idea será más que bienvenida y útil para renovar el juguetero el año que viene. 

1. Bingo 'anticapi'

Bingo

Lo destacamos primero por ser el placer culpable de las celebraciones. El resto del año es menospreciado como el pasatiempos favorito de la tercera edad, pero que tire la primera piedra quien no asocie el dulce traqueteo del bombo con estas fechas. Lo más normal es que haya algún Bingo heredado rodando por nuestra casa, pero si no es el caso, es uno de los juegos más económicos que hay en el catálogo: por 15 o 20 euros es fácil encontrarlo en nuestro supermercado de confianza. 

El adjetivo 'anticapi' depende de los gustos de cada familia. Hay quienes no conciben la emoción de la partida sin apostarse unos euros con el cuñado. Sin embargo, la opción libre de deudas es accesible para todos los bolsillos y para los más pequeños y, por tanto, nuestra favorita. ¿Acaso hay mayor satisfacción que la de gritar "¡bingo!" a pleno pulmón?

2. El ladrillazo

Cartas de 'El Ladrillazo', el juego de mesa de la burbuja inmobiliaria

Esta reinterpretación del Monopoly y las cartas Magic nos cautivó por ayudarnos a entender cómo se fraguó el último gran boom inmobiliario. Desde Eurovegas hasta Marina D'Or, el jugador aprenderá cuántos permisos medioambientales y apoyo político o ciudadano necesitaron nuestros mayores despropósitos arquitectónicos para llevarse a cabo. Suena denso, pero está pensado de una forma brillante y sencilla.

Ahí radica el secreto de El Ladrillazo: educa, pero ante todo divierte y no se limita a bombardear con nombres de constructoras, políticos de segunda y proyectos faraónicos a medio edificar. Si quieren conocer más de la metodología e historia de este didáctico juego de mesa, no se pierdan la entrevista a uno de sus creadores

3. Twister

Twister

Nada mejor para bajar la cena que un poco de contorsionismo (pilates o yoga para los más modernos). El Twister es una opción fácil de conseguir. Siempre hay una prima, sobrina o nuera que lo guarda desde su más tierna infancia, con la tela doblada desde hace veinte años y los círculos de color desteñidos.

Nada de eso importa: lo más complicado siempre será encontrar un salón lo suficientemente grande para extender los diez metros cuadrados de plástico y reencontrarse con una elasticidad desentrenada desde el colegio.

4. Código secreto

Código secreto

Esta sería la versión avanzada y mejorada del famoso Tabú. Se forman dos equipos donde, para variar, los jugadores ven en todo momento las tarjetas con las palabras que deben adivinar. Su capitán dará las pistas que describan solo las palabras que les haya tocado a cada equipo (rojo y azul). La dificultad estará en no confundirlas con las del equipo rival o con las palabras bomba, que nos eliminan inmediatamente de la partida.

Es divertido, rápido y una buena excusa para reconciliarnos con los juegos clásicos que hemoa rayados durante años. 

5. Qué tengo en el coco

Malditos bastardos qué tengo en el coco

Algunos lo conocerán como Quién es quién, otros como Psicólogo, pero en esencia es el mismo juego, y uno de los mejores remedios para matar el tiempo en grupo. No es difícil pasear por el aeropuerto o el parque y encontrarse a personas con un papel pegado con saliva en la frente. Cada uno tiene un nombre propio de persona real, personaje o integrante de dicho grupo. 

Aunque esa es la versión low cost, el juego oficial se llama Qué tengo en el coco, y en él podemos adivinar también países, ciudades o cosas. Imprescindible. 

6. El lince

Juego el lince

En su sencillez radica el peligro de este adictivo juego. Lince consiste en un tablero gigante de forma circular en el que se dispersan decenas objetos sin ningún orden ni concierto. El jugador tendrá que elegir tres fichas del saco y encontrar la imagen que aparezca en cada una de ellas en el tablero. El primero que lo consiga, grita "¡lince!", y el resto deberá devolver al saco las fichas que no haya sido capaz de encontrar. La tensión irá creciendo según avanzan las partidas, así que recomendamos retirar los cuchillos de pescado del alcance de la mano. 

7. Juegos de cartas alternativos

Uno juego

Uno juego

Sabemos que la baraja española, o francesa, es la opción que se elegirá en muchas casas para despedir este 2017. Sin embargo, nosotros hemos querido arriesgar un poco con los juegos de cartas. Ofrecemos tres alternativas: el mítico Uno, un juego de rapidez mental y lógica llamado Dobble, y el divertidísimo Virus

Videojuegos

Los juegos tradicionales son capaces de reunir a toda una familia alrededor de una mesa. Sin embargo, en la era de las smart TV y los teléfonos inteligentes, hay quienes prefieren aglutinarse en torno a una de las tantas pantallas que nos rodean.

Pero, al contrario de lo que se suele pensar, encender la videoconsola no siempre es sinónimo de aislamiento, sino también de competitividad y diversión cooperativa. Existen títulos típicos y otros no tanto, pero la variedad de ellos es casi tan amplia como la de jugadores. Aquí va nuestra selección.

8. Mario Kart 8 Deluxe

Mario Kart

Mario Kart necesita poca presentación. Las carreras locas de Yoshi, Luigi y demás personajes de Nintendo logran sacar lo mejor (y peor) de cada uno de nosotros. Son tan imprevisibles que no importa si uno de los pilotos va en primer lugar, porque un simple objeto puede cambiar el trascurso de la partida. Y es ahí donde está la verdadera magia del juego, en los ítems para humillar y mirar desde el retrovisor a los rivales.

Turbos en forma de champiñones, plátanos que hacen derrapar a quienes pasan sobre ellos, o incluso la famosa superestrella de Mario que otorga unos segundos de invulnerabilidad. Todos ellos y muchos más son los responsables de frenéticas carreras capaces de reunir a cuatro personas en el modo televisión. Aunque si no tenéis Switch, siempre se puede sacar del armario alguna videoconsola y poner una versión anterior, ya sea de Wii o incluso de Nintendo 64.

9. Just Dance 2018

Aunque menear el esqueleto después de la cena puede ser una tarea de alto riesgo, no ocurre lo mismo en ciertas horas de la madrugada, aquellas donde poco o nada importa. Just Dance, en cualquiera de sus versiones (está casi para todas las videoconsolas), es el juego perfecto para esa ocasión. Porque Beyoncé será Beyonce, pero nunca sabrá qué se siente cuando bailas creyéndote Beyoncé.

En la edición de 2018 no es necesario tener un dispositivo adicional. Basta con instalar la app de Just Dance en un  smartphone y ya podremos movernos junto a otros 5 jugadores de forma simultánea. No hay mejor manera de entrar en el nuevo año que viendo a algún familiar imitando el funk de Bruno Mars. O al menos, intentándolo.

10. PlayLink Megapack

Pantallazo de 'Singstar celebration'

PlayLink es la mejor opción para aquellos que tienen una PlayStation 4. Se trata de una serie de juegos orientados para jugar con familiares o amigos y animar las fiestas. En  el megapack incluyen cuatro juegos diferentes: Has Sido Tú! y Saber es Poder, dos concursos de preguntas y respuestas; Intenciones Ocultas, una aventura policiaca; o el mítico SingStar. Aun así, también se pueden adquirir cada uno de ellos por separado.

Al igual que ocurre en Just Dance, los títulos de PlayLink se sincronizan con los teléfonos de los jugadores para que todos participen en la partida. Si bailar ya es un reto, atreverse a cantar Dancing Queen de ABBA está ya a otro nivel superior. Aunque si no tienes PlayStation, siempre podrás bajar de forma gratuita Ultrastar en un portátil, enchufar varios micros, y empezar a poner a prueba tanto las cuerdas vocales como la paciencia de los vecinos.

11. Push me pull you

Dos salchichas con humanos a sus extremos que luchan por una pelota. Obviando la primera impresión, que puede ser algo repulsiva, en el fondo se esconde un divertido multijugador donde las risas están aseguradas. Estos entes extraños se alargan y encojen según indique el jugador, y la misión no es otra que luchar contra tu adversario para retener el balón en una zona del tablero.

La grotesca experiencia puede ser compartida cuatro personas, cada uno controlando una punta de la criatura. Sincronizarse parece fácil, pero una vez empezada la partida comprobaremos que es más difícil de lo que parece. Para empezar, lo único que necesitamos es una PlayStation 4 o  un ordenador compatible y varios compañeros sin escrúpulos.

12. Lovers in a Dangerous Spacetime

Si lo que prefieres son los disparos y la acción, entonces también existen alternativas cooperativas más allá del típico Call of Duty. Una de ellas es Lovers in a Dangerous Spacetime, compatible con todas las videoconsolas de esta generación y ordenadores. En este título compartimos con cuatro compañeros la experiencia de manejar una nave que se desplaza por el espacio.

El camino hasta el final no está exento amenazas que bien pueden ser minúsculas u ocupar casi toda la pantalla. Por ello, trabajar en equipo es fundamental para avanzar entre “las maléficas fuerzas de Antiamor” y poner a salvo la galaxia. De lo contrario, los conejitos espaciales caerán víctimas ante peligros que dejan en pañales lo visto en Interstellar. Porque el espacio profundo es inmenso, pero resulta menos aterrador si estamos acompañados.

13. Keep Talking and Nobody Explodes

Estás solo en una habitación con una bomba que debes desactivar y solo tus amigos saben cómo hacerlo. Esa es la premisa de Keep Talking and Nobody Explodes, disponible para Android PC PlayStation 4 (compatible además con gafas VR). De esta manera, mientras uno corta cables y resuelve puzles, aquellos con el manual ( aquí en español) indican los pasos necesarios para detener la cuenta atrás del dispositivo antes de que explote.

La premisa es sencilla, pero la práctica no tanto. El juego es totalmente configurable, y se puede variar desde el tiempo necesario hasta los acertijos que aparecen. Aun así, todos los modos tienen algo en común: los nervios cuando quedan apenas unos segundos y se activa la alarma de emergencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha