eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Cultura anula el Premio Nacional de Traducción al no cumplir sus propias bases

Luis Baraiazarra tradujo al euskera las Obras completas de Santa Teresa de Jesús, pero el galardón solo es concedido a las obras escritas en lengua extranjera

- PUBLICIDAD -
Luis Baraiazarra

Luis Baraiazarra Wikipedia

Luis Baraiazarra ha sido el mejor traductor nacional durante unas horas. El jueves, el jurado del Premio Nacional a la Mejor Traducción de 2016 le hizo ganador del premio por Idazlan guztiak Santa Teresa Jesusena, la traducción al euskera de las Obras completas de Santa Teresa de Jesús. Menos de un día después, el ministerio de Educación, Cultura y Deporte se lo ha quitado.

Méndez de Vigo se lo retira por error del jurado, ya que la traducción no se ajusta a las bases del galardón, dotado con 20.000 euros. El premio tiene por objeto distinguir la traducción de una obra escrita originalmente en lengua extranjera a cualquiera de las lenguas españolas, y que haya sido publicada por primera vez en España en 2015.

Las Obras completas de Santa Teresa de Jesús están escritas en castellano, así que no hay traducción posible según el ministerio, que reconoce este "error". Tras anular la decisión del jurado, ha procedido a notificárselo al galardonado, a quien ha pedido disculpas. En los próximos días se convocará nuevamente al jurado para que emita un nuevo fallo.

"Todos los vascos saben castellano"

Luis Baraiazarra, por su parte, achacó que nunca se hubiera premiado a una traducción en vasco al "escaso recorrido de la lengua" y destacó que esta traducción ha supuesto "un gran esfuerzo" puesto que son más de 1.800 páginas en las que, por ejemplo, los poemas han sido traducidos al vasco "con la misma métrica del original".

"Como soy carmelita, e hijo de Santa Teresa por tanto, he hecho esta traducción con mucho cariño y mirando todos los detalles", aseguró, aunque admitió que, tras recibir el encargo de esta traducción, dudó en llevarla a cabo porque "todos los vascos saben castellano y lo mejor es que se lea en su lengua original". 

"Pero ese pensamiento era una tentación para no trabajar y lo superé rápidamente. Los vascos tienen derecho a tener en su mesa y en su idioma las obras completas de Santa Teresa y creo que a los vascos acostumbrados a leer en su propia lengua les será más fácil y agradable leerlo en euskera", argumentó. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha