eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

10 libros para meter en la maleta

Porque cuatro días dan para mucho, ponemos un poco de todo: filosofía y cocina, historia y sátira, reediciones impecables y ensayos mayestáticos

- PUBLICIDAD -
Los puentes son para leer

Los puentes son para leer

Para hipsters gafotillas
Sabemos que Goat Mountain es hipster porque lleva un ciervo en la portada. En la edición española -por arte y gracia de Literatura Random House - el ciervo está todavía vivo, lo que no deja de ser curioso porque el último libro de David Vann pertenece a esa rama del post-gótico sureño que llaman Americana, el mismo género de ambientación desolada, familias tóxicas y crímenes macabros que nos trajo True detective, donde la caza y el maltrato infantil son las cosas que te hacen hombre. La trama de Goat Mountain es casi un estribillo de The Handsome Family: en el otoño del 78, disparando bichos en su rancho en el Norte de California, tres hombres y un niño la lían parda matando a un cazador furtivo. El melodrama familiar incluye odas a las armas, árboles en llamas y un narrador psicópata, todo muy alegórico y bien rebozado en pecado original. Como una canción de Nick Cave, menos el sentido del humor.

Bola extra: en la novela no se menciona una sola canción, pero Large Hearted Boy ha imaginado una banda sonora que incluye Dueling Banjos, versión de Weissberg and Mandell circa 1973. La lista completa en spotify.

Para flores exóticas.
Chimamanda Ngozi Adichie es la escritora favorita de Beyonce, lo que ha disparado sus ventas entre las jovencitas afroamericanas. Más significativamente, también era la de Chinua Achebe, el rey de las letras africanas. Los Adichie son una saga de intelectuales nigerianos -"afropolitas", como dice Taiye Selasi- pero Chimamanda es la primera de todos ellos en ganar una beca MacArthur. Su segunda novela Medio sol amarillo la coronó reina de la nueva ola literaria africana y hasta se ha convertido en película, estrenada en el último Festival de Toronto. La última, una historia de dos enamorados separados por la dictadura militar titulada Americanah, se coló en la lista de los diez mejores libros del año del New York Times y ofrece una historia contemporánea y comparada de dos mundos unidos por la desigualdad.

Bola extra: escucha su estupenda charla Ted sobre los peligros de contar una sola historia.

Para locos de la guerra
En Ingenieros de la victoria, Paul Kennedy -que no es de los Kennedy de Washington sino del departamento de Historia de Yale- viene a decir que fueron los "pequeños grupos e instituciones" los que ganaron la guerra para Roosevelt, Truman, Churchill y Stalin. Sus héroes no son soldados sino gente como Ronnie Harker, el piloto de pruebas de la Rolls-Royce y teniente de la RAF que sugirió cambiar el motor del Mustang P-51 por el el Merlin 61 de Rolls-Royce, y los ingenieros que le cogieron el guante, superando a la Luftwaffe con el caza más letal de la IIGM.

Lectura imprescindible para los aficionados a la tecnología aérea, a la historia militar o al maestro de animación japonesa Hayao Miyazaki, cuyo último protagonista es Jiro Horikoshi, el inventor del Mitsubishi A6M Zero fighter que bombardeó Pearl Harbor.

Para vegetarianos en ciernes.
Hace unos años, el Guardian le ofreció al formidable chef israelí Yotam Ottolenghi - jefe del primer Deli de culto londinense- una columna en su sección de cocina. Pero la oferta venía con curva: el único hueco que les quedaba era en la sección vegetariana. Ottolenghi, cuyo plato preferido es un guiso de cordero, dijo que sí y desde entonces ha hecho más por la causa vegetariana que Peta en los últimos 10 años. Su recopilación de recetas, que ha sido publicada en español como El gourmet vegetariano por RBA, ofrece la suculenta herencia de Oriente Medio pero sin el ritual de sacrificio, además de la posibilidad de aprender a cocinar con sumac, za'atar y esas especias exóticas que encontramos en Lavapiés.

Bola extra: Los veteranos de lo verde querrán poseer la biblia de la cocina vegana, el tomo de las veneradas blogueras Isa Chandra y Terry Romero, histéricamente llamada El Veganomicon (Gaia, 2013). Un apunte: las recetas son fantásticas, las fotos menos. Casi merece la pena comprarlo en formato Kindle, que es más barato y se puede llevar al super sin sacrificar un brazo.


Para apocalípticos posthumanistas

Del valiente autor de El mundo sin nosotros (espoiler: mucho mejor) viene ahora La cuenta atrás, una renovación del principio malthusiano de la superpoblación como un cáncer metastásico a punto de acabar con todo. 300 años después del Ensayo sobre el principio de población, Alan Weisman ha viajado por todo el mundo entrevistando expertos -científicos, sociólogos, médicos, líderes políticos y religiosos- para encontrar los límites del desparrame demográfico, explorar vacunas contra la natalidad (sorpresa: "La educación femenina es el anticonceptivo más eficaz de todos") y calcular en qué día de la semana caerá el Juicio Final.

Para fans de Colapso, el ensayo de Jared Diamond sobre las civilizaciones que se autoexterminaron a base de excesos.


Para morbosos iconoclastas

La iglesia de la Cienciología declara 8 millones de adeptos, pero sólo hay 25.000 miembros registrados en la International Association of Scientologists y es imposible saber cuántos lo están por voluntad propia porque una gran parte de sus adeptos son menores. Y, sin embargo, la iglesia tiene mil millones de dólares de liquidez. Este es uno de los misterios que Cienciología, el apasionante y terrorífico libro de Lawrence Wright, intenta desentrañar en uno de los volúmenes más entretenidos y sangrientos de la temporada. En 450 páginas de investigación detalladísima, Wright relata la disparatada historia del narcisista fundador de la Cienciología Ron Hubbard, el sociópata heredero David Miscavige, los poderosos secuaces hollywoodienses, sus desaparecidos y -en uno de los capítulos más explosivos- la increíble campaña de destrucción masiva que emprende la iglesia a aquellos que desentierran sus secretos.

Bola extra: Lawrence Wright es uno de los ensayistas de investigación más dotados de su generación. Si te gusta Cienciología, continúa con La torre elevada: Al-Qaeda y los orígenes del 11-S, el libro con el que ganó el Pulitzer en 2007.


Para gente con seis dedos de frente
Michel Foucault y Gilles Deleuze, frenemies y postestructuralistas eméritos, hicieron muchas cosas juntos pero dicen que la mejor introducción al pensamiento de Foucault es, precisamente, el curso de introducción que impartió Deleuze en la Universidad de Paris de 1985 a 1986. Y este es, también precisamente, el contenido que acaba de publicar la exquisita errata naturae en Michel Foucault y el poder.

Curiosamente, tras la muerte de Deleuze, su familia prohibió la publicación de sus lecturas, pero estimuló su publicación online, para que el mayor número de gente tuviera acceso a ellos pero nadie se beneficiara económicamente. Lean el primer capítulo aquí.



Para reirse por no llorar
Hay un rosarino afincado en Malasaña llamado Patricio Pron y que escribe algunas de las mejores novelas en castellano. Además de ser la esperanza blanca de la literatura latinoamericana (según el Oráculo de Granta) y lucir un célebre tupé, tiene dentro el demonio de la empatía, y la rara habilidad de contener el caos en un universo tragicómico de repercusión inmediata.

El protagonista de su última novela, Nosotros caminamos en sueños, es un batallón que lucha en una guerra absurda en un lugar incierto donde nadie entiende nada, pero del que tampoco se puede escapar. Dicen que es una sátira de la guerra de las Malvinas y podría ser. Hay que leerlo.



Para los muy literarios
Como todo el mundo sabe -incluyendo nuestros libreros favoritos-  uno no se puede morir sin haber leído la bellísima, divertidísima y malvadísima sátira estalinista de Mijaíl Afanásievich Bulgákov en la que el diablo, irresistiblemente disfrazado de dandy, visita Moscú acompañado como no puede ser de otra manera por un enorme gato negro llamado Behemoth.

Y no sólo porque cualquier edición de El Maestro y Margarita es un milagro, además la nueva edición de Nevsky Prospects, traducida por Marta Rebón y prologada por el bulgakovólogo emérito Ricardo San Vicente, es una reconstrucción de la novela original, destruída por la censura y recompuesta por tres mujeres: su albacea Marietta Chudakova, la crítica Lidia Yanóvskaia y su tercera y última mujer, Yelena Serguéievna Bulgakóva, la Margarita del cuento.



Para aspirantes a periodista

El verano de 1936, la revista Fortune envió un fotógrafo y un periodista al condado de Hale, Alabama, para contar cómo sobrevivían a La Gran Depresión las familias de jornaleros blancos que vagaban de finca en finca recogiendo algodón. Las ocho semanas de viaje se convirtieron en un durísimo ensayo ilustrado de 400 páginas llamado Ahora elogiemos a hombres famosos, considerado hoy una de las cumbres del periodismo de investigación.

Pero no lo publicó Fortune; curiosamente, el documento original de 30.000 palabras fue rechazado por la revista por no ajustarse a los cánones de la época. Cincuenta años más tarde, después de la muerte de Agee, el manuscrito fue encontrado entre sus papeles y publicado hasta bajo el nombre Cotton Tenants: Three Families . Y ahora lo publica Capitán Swing bajo el adecuado título Algodoneros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha