eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Sónar y su hervidero electrónico (I): un combo a cuatro beats

Dentro de las infinitas opciones que Sónar despliega en sus tres escenarios diurnos, aquí tienes cuatro propuestas tan diferentes entre sí como insólito es que puedas verlas y bailarlas en un solo día. 

Tu primer open air repleto de novedades con Cauto tras su regreso de Berlín. La fabulosa energía de The Black Madonna: la dj del house revulsivo te llama para un manifiesto artístico esencial.

Además, el excelso pasó más de David August presentando su banda. Y Tuff City Kids deseando saltarse todas las convenciones e intentos de encasillamiento a base de temas tan dementes como puro arte.

- PUBLICIDAD -
C:\fakepath\TheBlackMadonna.jpg

The Black Madonna.

Hay toda una mitología que hace referencia al césped artificial del Sónar Día. Dicen que no te acabas de creer que finalmente se ha acabado la espera y que el Sónar se ha hecho realidad un año más hasta que no pisas el reluciente (lo estrenas tú, como quien dice) terciopelo sintético del SonarVillage el jueves a la hora punta del sol, deslumbre y sonrisa de felicidad expectante incluidas.

Te proponemos un melting pot electrónico (de los múltiples combinaciones posibles) para que el jueves y primer día de festival te pasees por un elenco de beats irrepetible: El regreso de Cauto desde Berlín cargado de novedades, la explosión electrónica de The Black Madonna y su necesario manifiesto, el genio venido a más de David August y su exquisita banda y el alucinante dúo de Tuff City Kids y su set concentrado de una hora para que salgas del recinto de la Fira de Barcelona sin saber si flotas o bailas.

Cauto 

SonarVillage — 14:15h

En ese idílico momento, en el que notas la adrenalina incomparable de que todo está todavía por hacer, si centras la vista en el escenario, verás y escucharás a Cauto mostrando lo que su larga ausencia le ha permitido crear. Dicen que el productor catalán ha realizado un largo exilio en Berlín y que ha regresado más que fresco y con renovadas ideas que ya ha comenzado a materializar.

Una de las pruebas que lo confirman es, por ejemplo, Bical, el track que compartió hace un par de meses firmado junto a Lost Twin y que está a punto de salir en la primera referencia de Sin Hilo Records, un prometedor sello de nuevo cuño nacido en Barcelona (y no en Berlín). Bical es una variedad de aceitunas andaluza y eso nos dice que Cauto lo sabía todo y que su regreso por la puerta grande sería en el césped del Sónar, a la hora del vermut y bajo las influencias de sus sonidos atmosféricos, sosegados, coloridos y que parece más Electrónica Superdotada que Intelligent Dance Music (IDM).

Qué mejor previa que el set exclusivo que Cauto ha preparado para Sónar y que suaviza la espera escuchándolo cada día un par de veces en loop.

The Black Madonna

SonarVillage — 18:30h

C:\fakepath\The Black Madonna1.jpg

Black Madonna

En el budismo existe la figura de los bodhisattva que son, a saber, seres camino de la iluminación que, sin embargo, aspiran a ayudar a otros a alcanzarla. En la tradición del budismo Mahāyāna, el bodhisattva es visto como un héroe, cuya bondad es tal que va incluso más allá de trascender su propio ego. En la tradición del house de Chicago, The Black Madonna sería una figura parecida en versión electrónica.

Instalada desde 2012 como residente del mítico Smart Club de Chicago, en la sala crearon ex profeso la figura de directora creativa (no había existido algo parecido en 30 años de historia del club) para ella con el fin de que su criterio sirviese de guía para mantener una programación al margen de comercialismos y centrada en los talentos del momento que merecía la pena explorar. Lo ha hecho tan bien que también ha sido ella la que ha salido a recorrer el mundo con su maleta de vinilos.

Lejos de sumarse a los lujos del djstar y perder de vista sus ideales musicales y políticos, el mensaje de The Black Madonna se escucha allí donde aterriza con su equipo: “la música de baile necesita mujeres por encima de los cuarenta, necesita historiadores, críticos, riot grrrls, disconfort con tanta euforia, queers, gente que lo ha pasado mal durante toda la semana, camisetas sin collares [...]

Decimos sí a todo, y que la electrónica también una mente genial como la suya, capaz de poner el mejor house del mundo y de la historia a jugar como los niños en el patio de recreo.

David August (live band)

SonarHall — 20:30h

Proezas como este cautivador fragmento de un directo de David August solo ante sus instrumentos y máquinas le convirtieron en uno de los grandes. Ahora, con la incorporación de una banda, su obsesión por la electrónica de corte orgánico alcanza un sinfín de nuevas posibilidades. Pocas dudas nos quedan de que sabrá aprovecharlas.

¿Impoluta? ¿Admirable? ¿Espectacular? Es difícil no caer en este tipo de adjetivos a la hora de hablar del David August de 2016 y la trayectoria que le ha llevado hasta ser de los pocos djs capaces de armar un live con banda (por aquí tenemos a Henry Saiz) que genera sold outs y alabanzas por allí donde actúa. Como si fuese el protagonista de un videojuego de plataformas, David Nattkemper ha ido saltando de los tracks pisteros iniciáticos a un sello-altavoz como Dynamic y, en un doble salto, rebotó en Innervisions, la pantalla de los temazos invencibles de Dixon y Âme.

A mitad camino, se mudó de Hamburgo a Berlín para llevarnos a todos la contraria: no se fue a cerrar clubes sino a estudiar el programa Tonmeister, que mezcla formación musical clásica y contemporánea de máximo nivel. Él mismo dice en su más reciente EP que pasa de clubes y que ya está en otra historia, y cuando vemos la que ha logrado armar queda claro que no exagera. Habrá que seguir jugando, como bien hizo él con la voz de Hitchcock en este alucinante directo. Y, quizás más importante todavía: habrá que luchar en el SonarHall por la primera fila.

Tuff City Kids

SonarDome — 21:00h

C:\fakepath\tuff-city-kids Sonar 2016.jpg

Tuff City Kids.

Hay dúos explosivos (Modeselektor), exquisitos (Talaboman), altamente festivos (Pachanga Boys) o el formado por Phillip Lauer y Gerd Janson. Tuff City Kids son brillantes produciendo (coquetean con el deep, el tech-house o el techno sin dejarse arrastrar por ninguno de ellos y logran tracks tan diferentes entre sí como amplio es su bagaje musical). Según cómo se mire, no podría haber sido de otro modo. Además de seguir sacando tracks que copan los charts de media escena de sibaritas apenas una semana después de su lanzamiento (Birsk/Kilian en Futureboogie Recordings), Gerd Janson es el actual impulsor del sello que co-fundó, Running Back. Lo que ha publicado en los últimos tres años ha funcionado de tal manera que el nombre del sello casi parece irónico:

El sello de Gerd Janson  Running Back es una máquina de correr hacia delante ampliando el imaginario musical de cualquier clubber EP tras EP.

En lo que va de 2016, Leon Vynehall, Konstantin Sibold o Paul Woolford han impreso su vinilo en el sello para luego seguir estando en el punto de mira de cualquier booker espabilado. En cuanto a su trabajo en la pista, el mejor adjetivo (sin exagerar) es mágico: o tienes el don o no lo tienes; o has pinchado toda tu vida en templos como Robert Johnson o no has podido liberarlo. Si no te has pasado incontables madrugadas (y mañanas enteras) apurando las horas y los minutos pinchando antes del cierre, en busca de ese tema definitivo y demoledor no tendrás una maleta de discos que saca temazos como un mago conejos blancos de su sombrero de copa.

En resumidas cuentas: Tuff City Kids son de todo menos niños y la comunión de sus excepcionales trayectorias es la razón por la que el jueves 16 de junio a las 21:00 h debes dejar de hacer cola para la cerveza, olvidarte de los colegas que no encuentras y plantarte en SonarDome con la mente abierta, la sonrisa a punto y muchas, muchas ganas de bailar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha