eldiario.es

Menú

Calp se niega a reponer el jabón en los colegios alegando que los alumnos hacen mal uso

Compromís denuncia las graves deficiencias de mantenimiento en las escuelas del municipio por la falta de inversión municipal

 

El CEIP Gabriel Miró se compra las persianas de tres aulas tras años pidiendo su restitución al consistorio; todavía quedan las de otras 10 clases por reponer

 

En años anteriores, el consistorio se negó también a aportar papel higiénico aduciendo que se había agotado la partida

- PUBLICIDAD -
El colegio público Gabriel Miró, en Calp.

El colegio público Gabriel Miró, en Calp.

La falta de mantenimiento de los centros educativos de Calp es alarmante. Lo denunciaba este viernes Compromís, con numerosos ejemplos de las deficiencias que arrastran diferentes colegios y que no hallan reparación por parte de la administración que tiene esa competencia, y que no es otra que el ayuntamiento. Hay casos sangrantes, entre los que destaca el CEIP Gabriel Miró. O uno generalizado en todos los centros: aseguran los valencianistas que el consistorio ha denegado a los colegios la reposición de jabón “porque entiende que los alumnos hacen mal uso” de él. Lo mismo sucedió en años anteriores con el papel higiénico, que se lo tuvieron que costear los centros tras aducir el consistorio que la partida estaba agotada.

En este colegio, hace años que se viene solicitando el cambio de las persianas. Según explica la coalición valencianista, “para este curso se han podido cambiar las de tres aulas solo, y per a hacerlo el centro ha tenido que pagar el 50% del dinero que se debería utilizar para asuntos pedagógicos porque lo ha exigido el ayuntamiento”. Con ello, todavía hay otras 10 aulas con las persianas rotas.

Y esa es sólo una parte de la falta de mantenimiento en el Gabriel Miró. “También hace más de dos años que mantiene cerrados lavabos de Infantil porque el ayuntamiento no los repara”, denuncia Compromís. En el caso de Infantil de 5 años, son dos de los tres lavabos los que están clausurados. Asimismo, en uno de los techos, el del pabellón, la falta de pintura hace que caiga material a la pista deportiva. En este caso, el año pasado las familias del CEIP Gabriel Miró ya decidieron destinar dinero del centro para pintar los exteriores de la escuela, invirtiendo 1.000 euros.

Por otra parte, la coalición alude a otra circunstancia que ha padecido el colegio Gargasindi. Allí, “el ayuntamiento ha tardado cuatro meses en reparar el aire acondicionado que se había roto mientras el consistorio hacía uso de las instalaciones para actividades municipales”. Y también en el CEIP Azorín hay “graves necesidades de mantenimiento que no están siendo atendidas por el Ayuntamiento de Calp.

La denuncia de la falta de inversión del consistorio calpino surgía de Compromís en Alicante. Hay que recordar que el alcalde de Calp, César Sánchez, es también presidente de la Diputación, y los valencianistas han querido poner de manifiesto lo sucedido en Calp tras rechazar el gobierno provincial un plan para que las diputaciones se involucren financieramente en el mantenimiento de los centros educativos. Según el portavoz de Compromís en la institución provincial, Gerard Fullana, “es un problema del día a día que muchas veces los municipios no pueden afrontar la competencia en el mantenimiento de los centros educativos, y eso implica un perjuicio para nuestros alumnos”. Y eso “lo sabe perfectamente el presidente de la Diputación y alcalde de Calp, porque son constantes en los últimos años las quejas de dejadez con las instalaciones del municipio de Calp respecto a las escuelas”, añadió.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha