eldiario.es

Menú

Mónica Oltra: "No tengo nada que conciliar" con Francisco Camps

La vicepresidenta de la Generalitat no se retracta de sus acusaciones contra el exalto cargo del PP, que ha anunciado una querella contra ella después de que no acudiera a un acto de conciliación

Oltra cree que la libertad de expresión ampara su comentario sobre el exvicepresidente: "Trajes pagados con dinero sucio"

- PUBLICIDAD -
Oltra renuncia a la conciliación previa a la querella de Camps contra ella

Francisco Camps, en la Ciudad de la Justicia de Valencia. EFE

"No iba a conciliar nada ni tengo nada de lo que retractarme". La vicepresidente de la Generalitat, Mónica Oltra, no acudió al acto de conciliación -paso previo a una anunciada denuncia por injurias y calumnias- forzado por el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, para "no perder el tiempo". "Me quedé trabajando en la Conselleria" de Igualdad, de su responsabilidad.

Oltra cree que la "libertad de expresión" ampara sus palabras sobre Camps -"trajes pagados con dinero sucio"- y su relación con la trama Gürtel.  El ejercicio de ese derecho "puede ser en ocasiones desabrido y molestar a otras personas", pero es irrenunciable. Por ello, y por "consejo de mi abogado", la líder de Compromís no acudió a la Ciudad de la Justicia de Valencia.

Camps, ante la ausencia de Oltra, no ocultó su enfado. "Aunque yo no comparta su ideología comunista e independentista, no la insulto". Después, anunció que intentará llevar a juicio a la vicepresidenta del Consell. "Tengo la obligación como español de presentar la querella correspondiente".

Camps, miembro de un órgano asesor de la Generalitat, donde cobra 57.000 euros al año, compareció el 16 de mayo en la comisión de las Corts Valencianes que investiga el accidente de metro. Allí tuvo un rifirrafe con el portavoz de Ciudadanos, Alexis Marí, después de que este calificara su gestión de "infame".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha