eldiario.es

Menú

La biblioteca de les Corts, un tesoro todavía por descubrir

La cámara cuenta con más de 35.000 ejemplares sobre derecho, economía, política y feminismos, además de un catálogo online y boletines mensuales ‘a la carta’

- PUBLICIDAD -
Amparo y Teresa, responsables de la biblioteca de les Corts, hojean los nuevos ejemplares

Amparo y Teresa, responsables de la biblioteca de les Corts, hojean los nuevos ejemplares

Se accede a ella por la entrada trasera de las Corts. Hace años, justo encima, se encontraban los grupos parlamentarios. No es la sala más grande de la cámara, pero tampoco es un espacio pequeño. Cruzando un pasillo que zigzaguea, al lado del puesto de seguridad y acreditaciones, se llega a una sala con varias mesas y estanterías. Sobre ellas se encuentra toda la actualidad de la prensa valenciana: los periódicos del día, los últimos semanarios, los dossiers temáticos… En otras, sin embargo, entre varios ordenadores, está una muestra del catálogo de novedades.

Reina el silencio en cada esquina y en su interior se encuentra vacía. De vez en cuando suena algún teléfono, que es descolgado con amabilidad.  La biblioteca de las Corts está gestionada por Catalina, Amparo y Teresa. Habitualmente cuentan con el apoyo de dos becarias, también del servicio de documentación. Ellas son el equipo encargado de mantener con vida los libros que adquiere el parlamento valenciano, entre otras muchas funciones. Recientemente, también han tenido que hacerse cargo de la actualización del catálogo online.

El departamento de biblioteca, estudios y documentación depende de la secretaría general de las Corts y da servicio a los diputados, servicios jurídicos de la cámara, a investigadores y a otras instituciones. Principalmente, son los servicios y asesores quienes más uso hacen de ellas, aunque los diputados, si bien no acuden presencialmente, también utilizan sus fondos.

Teresa y Amparo cuentan cómo es su trabajo en la parte derecha del edificio. Ellas revisan a diario la prensa y los medios especializados para buscar las novedades que puedan ser del interés de la cámara. Con la misma frecuencia actualizan el catálogo, en formato físico y en web, que recoge los más de 35.000 ejemplares del departamento.

Por materias, el mayor volumen corresponde al derecho (constitucional, administrativo y parlamentario, sobre todo), aunque cuenta con un importante fondo sobre economía, ciencia política, sociología, Unión Europea y feminismos desde su creación en 1987. Una de las principales impulsoras fue Julia Sevilla -fundadora y presidenta de la Red feminista de Derecho Constitucional- recuerdan.

Cada vez que se presenta una proposición de ley, las bibliotecarias elaboran una bibliografía con obras y documentación de referencia relacionada con su contenido, que envían a todos los diputados. Mensualmente, elaboran un boletín con las novedades, con publicaciones sobre temas de actualidad (economía sostenible, teoría sobre la posverdad, conflictos migratorios, política lingüística…). Ellas mismas se encargan también de actualizar la página web, de gestionar los libros electrónicos e incluso han creado un perfil en Pinterest y buscan aumentar la presencia en redes sociales. “Nos gustaría tener una mano extra, un Community Manager que nos ayudara con esto”, confiesan quienes han aprendido solas a gestionar los nuevos portales.

El servicio de bibliotecas colabora con otras plataformas académicas como Dialnet y las redes de parlamentos autonómicos, con quienes intercambian información y publicaciones.

Depende de secretaria general. da servicio sobre todo a servicios jurídicos, a departamentos de les Corts y a los diputados, Tiene un fondo específico de derecho constitucional, administrativo y parlamentario. A parte, ciencia política, sociología electoral, feminimos, unión europea, economía.. Julia Sevilla fue una de las principales promotoras.

¿Qué uso hacen los diputados?

Las responsables de la biblioteca explican que los diputados utilizan la biblioteca para consultas puntuales o a través de terceros. “Depende de la personalidad”, señalan, “hay a quién le gusta estar aquí, otros se lo piden al asesor, nos hacen la consulta por correo…” Aunque, aseguran, quién conoce los servicios siempre repite.

Algunos representantes han querido compartir sus lecturas teóricas para el periodo vacacional. Mónica Àlvaro, de Compromís, leerá este mes El primer sexo (Helen Fisher), Historia de las mujeres en España (Elisa Garrido), Historias de las dos Españas (Santos Juliá).

Por parte del PSPV, la mayoría optan por comprar sus propios libros; los consideran objetos muy personales. Según explican, utilizan más el sistema de documentación, sobre todo para consultar leyes, publicaciones en el BOE o para asesorarse sobre un tema en concreto que encuentran en publicaciones especializadas, como es el caso de Ana Barceló y Manolo Mata. Fernando Delgado es, según su grupo, un lector voraz que ha llenado todas las paredes -y otros rincones, bromean- con obras leídas y por leer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha