eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Los activistas rifeños exigirán la libertad de sus presos en una protesta prohibida por Marruecos

El casi medio centenar de activistas detenidos en Casablanca se unen con una huelga de hambre indefinida

Se espera que viajen a Alhucemas marroquíes residentes en Europa para unirse a la protesta, aunque algunos, como Farah Saidi, lo tienen difícil porque podrían acabar detenidos

"Si esto se alarga no puedo aguantar porque muero por Alhucemas", dice Farah Saidi, rifeña que reside en Alhucemas

- PUBLICIDAD -
Convocan una protesta en el Rif al final de ramadán para liberar a los detenidos

Protesta nocturna celebrada en Alhucemas el pasado 3 de junio, en la que miles de rifeños reclamaban sus reivindicaciones económicas EFE

Todo estaba preparado para la manifestación del 20 de julio, convocada por Nasser Zafzafi, líder del Movimiento Popular del Rif (MPR) o Hirak, días antes de su detención. Una fecha simbólica, el aniversario de la victoria rifeña de Abde El-Krim El Khatabbi contra las tropas coloniales españolas en la Batalla de Annual en 1921. Sin embargo se ha convertido en una marcha prohibida: las autoridades locales no han denegado el permiso para realizarla, según informaron en un comunicado oficial el lunes. Los activistas no han cancelado la convocatoria.

Al gran día se unen los presos desde dentro de la cárcel de Oukacha en Casablanca. El casi centenar de activistas del Hirak detenidos en la capital económica de Marruecos iniciaron una huelga de hambre indefinida el lunes, a la que se adelantó el fin de semana la cantante y única mujer presa,  Salima Ziani, conocida por el nombre bereber 'Silya'.

El portavoz del Hirak, Reda Benzana, ha ocultado desde que el 26 de mayo el fiscal ordenara la detención de Nasser Zafzafi y las personas cercanas al líder, llamó a la "solidaridad" y al "compromiso" en la manifestación de Mataró (Cataluña) en apoyo al Rif, a los presos y convocando a la manifestación del 20 de julio en Alhucemas.

"Hermanos y hermanas 'mano con mano' –expresión rifeña–. Estamos cerca de conseguir nuestros objetivos y la próxima parada del MPR es esa, el día de ser o no ser y nosotros vamos a ser", señaló en una grabación. Y recordó que buscan "igualdad, dignidad y la consecución de todas y cada una de nuestras reivindicaciones legítimas", refiriéndose a mejoras sanitarias, educativas y de derechos.

Se espera que acudan decenas de marroquíes residentes en Europa para unirse a la protesta. Aunque algunos lo tienen difícil porque podrían acabar detenidos debido a su implicación en el  activismo. La detención de un rifeño residente en Holanda la semana pasada en el aeropuerto de Casablanca ha echado para atrás a algunos de los rifeños en la diáspora que tienen miedo a ser detenidos por su apoyo al Hirak estos meses desde la muerte del vendedor de pescado Mohcine Fikri.

Farah sospecha que está en la "lista negra"

En Málaga está Farah Saidi, que tiene "casi" 20 años y es apodada en las redes sociales como Farah ElKhatabbi. Empieza pidiendo a Marruecos que "suelte a mis hermanos porque lo que demandan es lo que tiene que tener cualquier ciudadano".

Se perderá la manifestación de Alhucemas porque cree que puede estar en la lista de buscados por la policía al ser amiga de Nasser y Nabil, los líderes de Hirak, y por su activismo desde España. "Me dijo un amigo, que está en la lista, que mi nombre también aparece", explica a eldiario.es en una entrevista. Además se queja de que la amenazan con perfiles falsos en Facebook. Cree que son policías y le escriben mensajes del estilo "ya mismo vas a pagar por lo que estás haciendo".

Farah Saidi: "Si esto se alarga no puedo aguantar porque muero por Alhucemas"

Farah Saidi: "Si esto se alarga no puedo aguantar porque muero por Alhucemas" Antonio Sempere

Es la mediana de tres hermanas que se trasladaron tan solo hace cuatro años a vivir a Málaga con su madre. "Allí no hay vida" -en referencia a Alhucemas- coinciden las tres jóvenes, pero al mismo tiempo hablan con una gran nostalgia de su tierra, donde pasan todo el tiempo libre que tienen. Una es estudiante y las otras dos trabajan. Precisamente, Farah comienza en una tienda de móviles el mismo jueves 20 de julio.

Se presenta en la Plaza de La Marina con un cartel colgado al cuello con su nombre y el apellido Zafzafi "porque lo quiero mucho". Además en su perfil de Facebook utiliza el apellido de su líder Abde El-Krim porque "significa todo para mí. Es un abuelo, ha luchado por nosotros y por el pueblo rifeño para vivir mejor y hacerlo en libertad". También porta dos banderas, una la amazigh y otra la de República del Rif, prohibida en Marruecos, pero deja claro que "no somos independentistas".

"Un bereber nunca acepta ser un esclavo"

Su hermana pequeña se llama Sanae y con solo 17 años define perfectamente y con seguridad lo que significa ser bereber, "ser una persona libre que nunca va aceptar ser un esclavo".

Esta joven estudiante de Secundaria considera que en el Rif "estábamos en la época de Abde El-Krim y ahora estamos en el tiempo de Zafzafi. Cuando escuchas a Nasser en directo, te paras y te quedas hasta el final. Él dice lo que nosotros no podemos expresar con nuestras palabras".

La madre no se asusta de tener tres hijas activistas. Todo lo contrario, "se siente orgullosa de nosotras porque estamos luchando por nuestra tierra y por nuestra historia".

La bandera de la República del Rif entra clandestinamente en Marruecos

Imagen de archivo. Miles de manifestantes de la ciudad rifeña de Alhucemas, en el norte de Marruecos. EFE

A ellas se une más tarde, la mayor, Ibtissam, que no quiere salir en las fotos peor que también es muy activa en las redes sociales. Las tres coinciden que "Alhucemas es toda nuestra vida, nos encantaría ir" y, "si esto se alarga no puedo aguantar porque muero por Alhucemas", sentencia la pequeña.

No son las únicas rifeñas en la diáspora que se quedarán sin veraneo en las costa mediterránea del norte de Marruecos. Farah explica que al menos un centenar de sus conocidos en Europa está en la misma situación, tiene "miedo a ser detenidos si entran al país en estos momentos".

"Hay gente que trabaja para Marruecos y nos boicotea"

El martes y el miércoles, de 10 a 16 horas, esta céntrica plaza enfrente del puerto de Málaga ha servido de plataforma de apoyo a la convocatoria del 20 en Alhucemas y a "nuestros hermanos rifeños", a pesar de las dificultades que se encuentran cuando quieren manifestarse por el Rif. "Hay gente que trabaja para Marruecos y nos boicotea las reuniones", asegura Farah.

"¿Por qué no tenemos un hospital oncológico?", pregunta Farah. Después relata como el año pasado perdió a su tía de 28 años que dejó a un bebé de ocho meses. "Lo que pedimos es lo que tiene cualquier persona, hospitales, universidades. Algo que tenía que hacer Marruecos sin tener que pedirlo", lamenta. Además su primo está preso en la cárcel de Alhucemas con una condena de 18 meses. "Fue detenido cuando iba al trabajo en el puerto".

Durante los juicios, su tío, padre del prisionero, acompañó a su hijo todo el día y la noche en el Tribunal de Apelación de Alhucemas; y se quejó de "la injusticia" porque "la pilló en la calle en el momento de la detención de Nasser y se lo llevaron también".

Los partidos políticos llaman al "apaciguamiento"

Los seis partidos mayoritarios se reunieron el martes 18 de julio para hacer un balance sobre la situación de Alhucemas sobre todo a las puertas de la gran manifestación convocada para este jueves. Consensuaron que era necesario "crear un clima de apaciguamiento para la rápida ejecución de los diversos trabajos de desarrollo en la región", según recogió el diario marroquí cercano al Gobierno, 'Le360'.

Llamaron a la población a no participar en la manifestación tras el comunicado de las autoridades locales donde no se otorgaba la autorización para el evento. "En Alhucemas no se habla más que de eso. Algunos cerrarán los comercios todo el día, otros negocios solo por la tarde", explica un ciudadano de la ciudad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha