eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Costa admite que resolución del Banif es muy costosa para los contribuyentes

- PUBLICIDAD -

El primer ministro portugués, el socialista António Costa, reconoció que la resolución del Banco Internacional de Funchal (Banif) tiene "un coste muy elevado para los contribuyentes", aunque lo consideró la mejor opción dadas las circunstancias.

Costa se dirigió en una intervención televisada al país a medianoche -sin derecho a preguntas de los periodistas- para explicar la solución adoptada para el Banif, vendido al español Banco Santander a cambio de 150 millones de euros.

El líder del Ejecutivo portugués insistió en que la vía escogida "es la que mejor defiende el interés nacional", y durante su discurso dejó críticas al anterior Gobierno, de signo conservador, por no haber afrontado el problema cuando surgió.

El primer ministro -que entró en funciones hace tres semanas- subrayó que la decisión adoptada "protege la economía, los ahorros de los depositantes, los puestos de trabajo y la estabilidad del sistema financiero".

"Esta opción tiene como ventaja que supone una solución definitiva para el problema. El Estado portugués no estará sujeto a pérdidas futuras", señaló Costa, quien ya anunció que colaborará con el Parlamento para esclarecer lo ocurrido en el Banif, cuya resolución acabará por tener impacto en las cuentas públicas.

"Aunque la resolución de una institución bancaria es dolorosa y otra vez costosa para los contribuyentes, este lunes las oficinas abrirán con normalidad sobre la responsabilidad de una entidad bancaria -el español Banco Santander- conocida y creíble", incidió.

El primer ministro aseguró que sólo supo de la "situación de urgencia" que atravesaba el Banif cuando tomó posesión, a finales de noviembre, pese a que ésta era conocida por sus antecesores en el cargo "desde hace más de un año".

Costa recordó que la Comisión Europea (CE) investigaba durante los últimos meses si la inyección de capital que dio el Estado a este banco en 2013 -de 1.100 millones de euros- era legal.

En su discurso, reveló que la CE dio de plazo a las autoridades lusas hasta el mes de marzo pasado para presentar "un plan creíble de reestructuración del Banif", y sin embargo "pasados nueve meses de esa fecha límite nada estaba solucionado".

"Eso condujo a que la CE instase a las autoridades nacionales a presentar hasta el final del día de hoy una solución (...) Además, a partir del 1 de enero existirán condiciones más gravosas para la resolución bancaria en la UE, incluyendo incluso la penalización de muchos depositantes, lo que exigió de este Gobierno la mayor urgencia para resolver el problema", argumentó.

En su opinión, la operación se ejecutó "en condiciones adversas", lo que acabó por reflejarse en su elevado coste para el erario público.

El Banco de Portugal anunció hoy la venta de la actividad del Banif y de la mayor parte de sus activos y pasivos al Banco Santander Totta (filial del grupo en suelo luso) por 150 millones de euros.

El organismo precisó que será transferida al grupo español "la generalidad de la actividad del Banif a excepción de activos problemáticos, que serán trasladados a un vehículo de gestión de activos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha