eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los bancos alemanes consideran que han mostrado que son robustos y sólidos

- PUBLICIDAD -
Los bancos alemanes consideran que han mostrado que son robustos y sólidos

Los bancos alemanes consideran que han mostrado que son robustos y sólidos

Los bancos alemanes consideran que han mostrado en la prueba de resistencia que ha realizado la Autoridad Bancaria Europea (EBA) que son "robustos y sólidos".

La Asociación de Bancos Privados Alemanes (BdB) dijo hoy en un comunicado conjunto con los bancos públicos y las cajas de ahorro que los bancos alemanes entraron en la prueba con una cuota de capital de máxima calidad respecto a los activos ponderados por riesgo (CET1) muy buena a finales de 2015.

"Los colchones para riesgos han aumentado con fuerza en Alemania", según los bancos alemanes.

La banca alemana, que ha generado dudas en los últimos meses, obtiene un ratio medio del 9,5 %, en parte gracias a que uno de sus bancos, el NRW.BANK, es el que mejor nota obtiene (35,40 %), si bien sus dos principales entidades están en la séptima peor posición (Commerzbank, con un 7,42 %) y novena (Deutsche Bank, con un 7,8 %).

La prueba de resistencia contemplaba un escenario base en el que se preveía que se mantendría el crecimiento económico en Europa y un escenario adverso en el que se pronosticaba una recesión macroeconómica y suponía situaciones de tensión sobre los tipos de interés a largo plazo, los precios de las acciones, los tipos de cambio, tasas de inflación, tasas de desempleo y precios inmobiliarios.

La prueba de resistencia hace una declaración sobre resultados hipotéticos, que no se producirán necesariamente, por ello los bancos alemanes consideran que no es un pronóstico sobre lo que ocurrirá en el futuro.

En el escenario base, Deutsche Bank, primer banco de Alemania, tuvo una cuota de capital ordinario de nivel 1 (CET1) del 12,1 % y en el escenario adverso, del 7,8 % a finales de 2018 (10,5 y 7 % en 2014, respectivamente).

"Hemos tenido un resultado mejor en la prueba en 2016 que en 2014, aunque este año la prueba era más exigente", dijo el presidente de la junta directiva de Deutsche Bank, John Cryan.

La prueba de 2016 incluyó por primera vez el riesgo operacional, que contemplaba proyecciones de pérdidas por riesgo de conducta, por los costes de los procesos legales y las multas.

Commerzbank, segundo banco de Alemania y parcialmente nacionalizado, logró un ratio de capital ordinario de nivel 1 (CET 1) en el escenario base del 13,1 % y en el escenario adverso del 7,4 % (10,6 y 6,9 % en la prueba de 2014, respectivamente).

La Autoridad Bancaria Europea ha coordinado la prueba de resistencia, en la que han participado 51 entidades de crédito de la Unión Europea (UE), incluidas 37 entidades significativas supervisadas directamente por el BCE que representan aproximadamente el 70 % de los activos bancarios en la zona del euro.

Los otros bancos alemanes que participaron en la prueba tuvieron en el escenario adverso la siguiente cuota de capital de máxima calidad respecto a los activos ponderados por riesgo: BayernLB de 8,34 %, Dekabank de 9,53 %, Landesbank Baden-Württemberg (LBBW) de 9,4 %, Landesbank Hessen-Thüringen (Helaba) de 10,1 %, NordLB de 8,62 %, NRW.Bank de 35,4 % y Volkswagen Financial Services de 9,55 %.

Los bancos alemanes consideran que de los resultados de la prueba no se puede establecer las necesidades de capital individuales de los bancos.

El BCE dijo que "las entidades de crédito están mejor preparadas para absorber perturbaciones económicas en comparación con la prueba de resistencia de 2014".

Las expectativas supervisoras generales en relación con el capital se mantendrán prácticamente estables en comparación con 2015, añadió el BCE en un comunicado.

Las 37 entidades de crédito supervisadas por el BCE entraron en la prueba con un ratio medio de capital de nivel 1 ordinario (CET1) del 13 %, lo que representa una mejora en comparación con el 11,2 % de la última prueba de resistencia a escala de la UE realizada en 2014.

El ratio de CET1 medio final en el escenario adverso se incrementó hasta el 9,1 %, en comparación con el 8,6 % de 2014 en los 37 bancos de la zona del euro supervisados por el BCE, por mejoras de capital y otras medidas desde 2014.

En la prueba esta vez se ha usado una metodología más estricta y un escenario adverso más severo que abarca nuevamente un período de tres años e incluye el supuesto de balances estáticos.

Excepto en un caso, el italiano Monte dei Paschi di Siena (MPS), todas las entidades mostraron niveles de CET1 muy por encima del valor de referencia del 5,5 % utilizado en 2014 en el escenario adverso hipotético.

"Los resultados reflejan la considerable cantidad de capital obtenida por las entidades de crédito de la zona del euro y el saneamiento adicional de los balances en los dos últimos años", declaró la presidenta del consejo de supervisión del BCE, Daniele Nouy.

"El sector bancario es hoy más resistente y tiene una capacidad mucho mayor para absorber perturbaciones económicas que hace dos años", según Nouy.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha