eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

UGT: la empresa de la mina infravaloró resultados en 8 millones de euros

Río Narcea alega que perdería 106 millones si afronta la explotación subterránea

La reunión entre empresa y trabajadores, nada fructífera según éstos

- PUBLICIDAD -
Vista aérea del complejo minero

Vista aérea de la explotación minera de Aguablanca

La central UGT ha apuntado hoy "beneficios ocultos" en el grupo empresarial que explota la mina de níquel de Aguablanca (Badajoz), pues la Agencia Tributaria ha reclamado a la mercantil 14,9 millones de euros y la auditoría refleja resultados empresariales "infravalorados en más de ocho millones de euros".

"Hay mala fe" e "intereses ocultos", ha añadido el secretario general de UGT-Extremadura, Francisco Capilla, quien en este sentido ha añadido que, según una auditoría realizada por la empresa y a la que UGT ha tenido acceso, el grupo empresarial prestó 29 millones de euros a uno de sus accionistas.

La empresa ha anunciado un ERE extintivo, lo que supondría el cierre de esta planta, ubicada en el municipio pacense de Monesterio, limítrofe con Andalucía, con la pérdida de unos 400 puestos de trabajo entre los empleados directos de la multinacional (unos 200) y los de las empresas subcontratadas (alrededor de 180).

Con estos datos, aportadas hoy en Mérida por Capilla en rueda de prensa, el sindicato considera que la empresa -Río Narcea/Lundin Mining Corporation- carece de argumentos para el cierre de la mina.

Según la citada auditoría, la empresa obtuvo un beneficio contable antes de impuestos de 20,6 millones de euros en los ejercicios 2013 y 2014, una facturación el pasado año de 2,3 millones de euros, unos resultados de explotación de 6,9 millones y unos datos financieros positivos de 11 millones.

Además, el volumen de incentivos que la mercantil ha recibido a lo largo de los años por parte de la Junta de Extremadura se cifra en 7 millones de euros.

Según UGT, el 60 por ciento de los trabajadores son andaluces y el resto extremeños, de ahí que el sindicato considere que tanto la Junta de Andalucía como el Gobierno extremeño deban hacer un frente común para salvar los puestos de trabajo. 

Pérdidas de más de 100 millones

Por su parte la firma responsable de la mina de níquel y cobre de Aguablanca, Río Narcea, ha explicado que la decisión de desistir del proyecto de extracción de mineral en galería, tras finalizar la actividad a cielo abierto, responde a razones económicas motivada por la caída de los precios.

Así lo ha trasladado la mercantil al comité de empresa durante una reunión de trabajo celebrada entre ambas partes.

A través de un comunicado, Río Narcea ha explicado que en junio de 2015 el proyecto de mina a cielo abierto de Aguablanca finalizó, tal y como estaba planificado desde su origen.

Sin embargo, dos años antes la empresa aprobó un estudio sobre la viabilidad de acometer un nuevo proyecto de explotación en subterráneo, cuya viabilidad se sustentaba en una proyección de precios del níquel a 8,4 dólares por libra, y del cobre a 3,65 dólares por libra.

"Lamentablemente, la evolución de los precios de los metales ha sufrido un drástico y continuado desplome desde entonces", han añadido.

La inversión prevista por la empresa para desarrollar dicho proyecto en subterráneo era de 221,1 millones de euros.

"Considerando los precios actuales del mercado de los metales, y a pesar de que el nuevo proyecto ofrecería ingresos por valor de 115,1 millones de euros, el resultado total del mismo generaría en dicho periodo pérdidas por 106 millones de euros", han añadido.

Río Narcea considera que "la contundencia de los datos", y una vez estudiadas en profundidad todas las alternativas posibles, la empresa se ha visto obligada a tomar la decisión de "renunciar al proyecto de extracción en interior".

Reunirse con altos directivos

El comité de empresa ha considerado "nada fructífera" la reunión de este miércoles con representantes de la firma, en la que un técnico les ha explicado las razones del cierre de la mina Aguablanca, y han pedido reunirse con altos directivos para poder negociar una salida a este conflicto laboral.

En declaraciones a Efe, el presidente del Comité de Empresa, Eloy Sánchez, ha asegurado que la reunión ha sido "explicativa y poco más", por lo que han reclamado un encuentro con "altos directivos" de la empresa que tengan "capacidad de decisión" para poder llegar a acuerdos que permitan "revertir la situación" actual.

La reunión de hoy ha contado con la presencia de los máximos responsables de UGT y CCOO en el sector de la minería.

Según Sánchez, un técnico les ha desgranado, mediante diapositivas y gráficos, los razones económicas que argumenta la empresa para cerrar la planta: la caída de los precios.

Argumento éste que justifica también la decisión de Río Narcea de desistir del proyecto de extracción de mineral en galería, tras finalizar la actividad a cielo abierto, según ha informado la propia empresa en un comunicado de prensa.

"Su objetivo por ahora es que la quieren cerrar", ha lamentado el representante sindical, quien ha trasladado el sentir de los trabajadores: "Nos sentimos engañados y traicionados", ha dicho.

"Cada día tenemos más claro que cuando se presentó el ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) tenían en su cabeza el cierre", ha aseverado el representante de los trabajadores, que no entiende, por tanto, por qué se solicitó una ampliación de la mina.

"Hay una cosa extraña en lo que está haciendo la empresa", ha declarado.

Por ahora no se ha hecho entrega al Comité de Empresa de la documentación pero Eloy Sánchez ha indicado que disponen de plazo hasta "el 12 de febrero para que se constituya la Mesa de Negociación" y desde que suceda esto, "30 días de negociación para tratar de cerrar un acuerdo".

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha