eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Valverde de la Vera vuelve a ser el pueblo de colores de cada verano

Los vecinos colocan el 22 de julio los parasoles gigantes de ganchillo que ellos mismos tejen, invitando a vivir el verano y la fiesta en la calle

- PUBLICIDAD -
Valverde Vera sombrillas paraguas ganchillo

Los parasoles de Valverde de La Vera invitan a fiesta y verano. La localidad los luce entre julio y agosto desde hace cuatro años, que es cuando a la asociación cultural y juvenil La Chorrera, puso en marcha esta iniciativa bajo la coordinación de Marina Fernández Ramos, arquitecta con estudio en Madrid y raíces en la localidad. Desde entonces, vecinos de distintas generaciones se unen en un mismo propósito: tejer parasoles gigantes con la técnica del ganchillo pero utilizando tiras de bolsas de plástico, de las de la basura o de la compra.

Forman parasoles gigantes que se unen para formar un gran techo de colores que, por cuarto año consecutivo, se va a poder ver desde este viernes 22 de julio hasta finales de agosto en este 2016. Visten la localidad de fiesta, mitigan el calor durante el día y por la noche, cuando están iluminados, invitan a estar en la calle y conducen hasta la plaza de Valverde de La Vera, que es el epicentro veraniego de la vida del pueblo y el lugar de los reencuentros y las celebraciones.

El proyecto Tejiendo la Calle, que es como se llama esta iniciativa, cumple el objetivo de fomentar el reciclaje, mantener el ganchillo como técnica tradicional y unir a valverdeños de distintas generaciones en el objetivo común de vestir de fiesta su pueblo. Muchos lo hacen incluso sin vivir siquiera allí, sino desde las capitales españolas a las que en su día emigraron o en el extranjero, para volver cada verano con los parasoles a cuestas, unas estructuras fáciles de guardar y manejar, que se reutilizan y van creciendo con nuevos modelos de un verano a otro.

Un reclamo turístico más de Valverde

Los parasoles se han convertido en un reclamo turístico más de Valverde de La Vera y se han imitado en otras localidades. Su eco ha llegado más allá de Extremadura, desde que los institutos Cervantes y Goethe los eligieron para formar parte del proyecto Architectus Omnibus, como ejemplo de creatividad. Lo seleccionaron junto a otras diez iniciativas artísticas entre un total de 100 que se presentaron de España y Alemania y bajo su tutela se han ido exhibiendo en destinos como Madrid, Logroño y Berlín.

El Ayuntamiento de Valverde de La Vera y la Diputación de Cáceres apoyan este proyecto que ha elevado la tradición del ganchillo a la categoría del arte de vanguardia. Durante todo el año, una vez al mes, se celebran encuentros en la plaza de la localidad, donde los veteranos enseñan la técnica a los nuevos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha