eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

La Junta apuesta por que los espacios naturales protegidos sean gestionados por sus juntas rectoras

La consejera Begoña García destaca que las juntas rectoras deben velar por la conservación y protección de sus recursos naturales, integrándola con el desarrollo económico de los territorios

Un 30,2% de la superficie extremeña, exactamente 1.257.787,05 hectáreas, se encuentran protegidas y catalogadas dentro de la Red Natura 2000

- PUBLICIDAD -
Monfragüe / http://turismoextremadura.com/

Monfragüe / http://turismoextremadura.com/

La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, recibió a los presidentes de las juntas rectoras de las áreas protegidas de Extremadura que tienen como objetivo reforzar y poner en valor los espacios naturales de la región.

Begoña García ha destacado la importancia de que la gestión de los espacios protegidos de Extremadura se lleve a cabo a través de sus juntas rectoras, que deben velar por la conservación y protección de sus recursos naturales, integrándola con el desarrollo económico de los territorios. Hay que recordar que un 30,2% de la superficie extremeña, exactamente 1.257.787,05 hectáreas, se encuentran protegidas y catalogadas dentro de la Red Natura 2000.

Junto a la consejera han estado presentes los presidentes de la áreas protegidas extremeñas: Andrés Rodríguez (Monfragüe), Felipe Leco (Garganta de los infiernos), José María Corrales (Tajo internacional), Carmen Heras (Llanos de Cáceres), Cipriano Hurtado (Sierra de San Pedro), Julián Blasco (Cornalvo), González Soubrier (Orellana) y Trinidad Ruiz (Hornachos).

El hecho de que Extremadura tenga protegida prácticamente un tercio de su superficie bajo diferentes figuras de protección, es algo de gran relevancia para el desarrollo socioeconómico de la región, destaca hoy la Junta en su nota.

La gestión de estos espacios debe ser sostenible y sujeta al Decreto 110/2015, de tal manera que la actividad económica y el desarrollo sostenible vayan de la mano, sin que el cumplimiento de uno suponga rémora alguna sobre el cumplimiento del otro.

Ello obliga a un estudio pormenorizado de las actuaciones que se pueden llevar a cabo en dichas zonas, de forma que se primen los aprovechamientos agroganaderos que se realicen y desarrollen de forma sostenible, el fomento de un turismo de calidad y especializado, y actividades relacionadas con el estudio y la investigación científica.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha