eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Obama elimina el asilo automático para los inmigrantes cubanos que toquen suelo estadounidense

A partir de ahora los cubanos que entren en el país de forma ilegal serán deportados, a menos que soliciten la condición de refugiados políticos

La política "pies secos, pies mojados" permitía a los cubanos la posibilidad de obtener la residencia permanente un año después de llegar a EE.UU., incluso si lo hacían ilegalmente, siempre que lograran tocar tierra estadounidense

El fin de esta política era un reclamo que mantenía desde hace tiempo el Gobierno de Cuba para avanzar en la normalización de las relaciones bilaterales

- PUBLICIDAD -
EE.UU. le pone fin a la política de "pies secos/pies mojados" para cubanos

EE.UU. le pone fin a la política de "pies secos/pies mojados" para cubanos

El Gobierno de Barack Obama ha puesto fin a la ventaja que tenían los inmigrantes cubanos en Estados Unidos. Se trata de la política de "pies secos, pies mojados" que permitía a los cubanos la posibilidad de obtener la residencia permanente un año después de llegar a Estados Unidos, incluso si conseguían entrar en el país ilegalmente, siempre que lograran tocar tierra en el país.

La medida, fuertemente criticada por personas de otras nacionalidades por el trato preferencial que se daba a los cubanos, dejará de estar en vigor este viernes. La política fue adoptada en 1995 y permitía a los ciudadanos de Cuba que lograsen tocar tierra ("pies secos") quedarse en el país indefinidamente y sin necesidad de alegar que estaban siendo perseguidos políticamente por el régimen de Fidel Castro y, después, de su hermano Raúl.

A partir de ahora, los inmigrantes cubanos serán considerados ilegales, a menos que soliciten la condición de refugiados políticos. Por su parte, Cuba se compromete a aceptar a los cubanos que Estados Unidos deporte de su territorio, así como a los interceptados en el mar, como establece la ley migratoria de 2013.

El fin de esa política era un reclamo que mantenía desde hace mucho tiempo el Gobierno de Cuba para avanzar en la política de normalización de las relaciones bilaterales que los viejos enemigos comenzaron en diciembre de 2014.

La política es una enmienda a la Ley de Ajuste Cubano de 1966, que otorga autoridad al Secretario de Justicia de EE.UU. para permitir que los cubanos que han entrado en el país, tanto legal como ilegalmente, obtengan la residencia permanente un año después de su llegada.

En igualdad de condiciones

Obama considera que el fin de la política "pies secos, pies mojados" permitirá que los emigrantes cubanos sean tratados de la misma manera que el resto de personas que intentan entrar en territorio estadounidense.

"Con efecto inmediato, los cubanos que intenten ingresar en Estados Unidos ilegalmente y no califiquen para ayuda humanitaria serán sujetos de deportación, de acuerdo con la ley de los Estados Unidos", ha anunciado en un comunicado.

Aunque solo el Congreso puede acabar con esa ley, se trata de una legislación que da mucha flexibilidad al secretario de Justicia para aplicarla, por lo que no está claro aún cómo pretende manejar la situación el Gobierno de Obama.

A una semana de la llegada de Trump

El cambio en esta política se produce solo una semana antes de que Obama ceda el poder el próximo 20 de enero al presidente electo, Donald Trump, quien ha amenazado con poner fin al restablecimiento diplomático iniciado por Obama a no ser que el Gobierno cubano firme con él "un acuerdo mejor".

Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, anunciaron el 17 de diciembre de 2014 un histórico deshielo para poner fin a medio siglo de enemistad y hostilidades.

Ese restablecimiento de relaciones se materializó con la reapertura el 20 de julio de 2015 de embajadas en Washington y La Habana y con la visita a la isla en marzo pasado de Obama, que se convirtió en el primer presidente estadounidense en ejercicio en visitar Cuba en 88 años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha