eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno de Letta se queda con una mayoría de seis senadores

Su situación no es tan vulnerable como parece. Puede contar con el apoyo de cinco senadores vitalicios

La supervivencia del Gobierno depende de los 30 senadores conservadores que se fugaron con Alfano del partido de Berlusconi

- PUBLICIDAD -
Italia valora el "paso adelante" en inmigración, pero urge a pasos concretos

Letta habla con Merkel y Van Rompuy en una cumbre europea.

El Gobierno de coalición que preside Enrico Letta se ha quedado en el Senado con una estrecha mayoría de seis escaños después de la deserción de los diputados de Forza Italia. En teoría, eso coloca al Gabinete en una posición muy vulnerable, pero los cálculos hechos por la prensa italiana revelan que el margen de actuación de Letta es algo mayor, aunque no lo suficiente como para emprender las reformas estructurales que la reclama la Comisión Europea.

El pase a la oposición de Forza Italia ha dejado al Gobierno sin esos 62 senadores. Otros 30 senadores elegidos en las listas de Berlusconi han preferido seguir los pasos del viceprimer ministro Angelino Alfano (y exnúmero dos del partido de Berlusconi) y continuar apoyando a Letta.

La expulsión de Berlusconi del Senado puede provocar una oposición más agresiva de sus parlamentarios, pero Letta cree contar en caso de que sea necesario con los votos de cinco senadores vitalicios. Cuatro senadores del Movimiento 5 Estrellas han mantenido algunas diferencias con su líder, Beppe Grillo, y podrían serle también de ayuda en el caso de que Berlusconi intentara hundir al Gobierno.

Una votación clave sobre el próximo presupuesto este miércoles, en los que los parlamentarios de Forza Italia ya votaron contra Letta, fue solventada por el Gobierno con una mayoría de 35 senadores, lo que indica que su supervivencia no corre un peligro inmediato.

En la Cámara Baja, la situación es más estable. Allí el bloque gubernamental goza de una mayoría de 70 escaños.

Entre las prioridades de Letta, se encuentra una reforma electoral, que sustituya a la envenenada y compleja normativa que dejó Berlusconi, y las reformas económicas estructurales, que Berlusconi ya no podrá bloquear. Sin embargo, está por ver si los 30 senadores conservadores de Alfano aceptarán esos proyectos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha