eldiario.es

Menú

El tráfico se habría prohibido en la zona central de Madrid 11 veces desde 2010 con el nuevo plan contra la contaminación

El escenario 4 prevé restricciones en la almendra central de la capital y en la M-30 para la mitad de los coches y para el 100% si se mantienen altos los niveles de contaminación

El nuevo protocolo pone en marcha las restricciones de velocidad y tráfico antes que el anterior, rebajando los valores de los niveles de actuación

Desde el Ayuntamiento creen que las nuevas medidas son "mucho más preventivas" y destacan que se avisará con más tiempo a los conductores

- PUBLICIDAD -
Vista de la 'boina' de contaminación en Madrid / I.C.

Vista de la 'boina' de contaminación en Madrid / I.C.

El Ayuntamiento de Madrid se habría visto obligado a restringir el tráfico en la almendra central y en la M-30 en 11 ocasiones con los niveles de medición y los escenarios que prevé el nuevo protocolo de medidas en episodios de alta contaminación. De acuerdo con los datos de eldiario.es, en 11 ocasiones se habría puesto en marcha el escenario que más limitaciones recoge, y que, de mantenerse con previsión meteorológica adversa, podría restringir la circulación para el 100% de los vehículos particulares.

Las restricciones al tráfico se habrían activado mucho antes porque el nuevo protocolo modifica los valores de los niveles de actuación. Pero también las advertencias, por lo que el Ayuntamiento de Manuela Carmena confía en que no se alcancen los picos de polución que se alcanzaban con el protocolo de Ana Botella.

El documento recoge los mismos tres escenarios que el anterior –preaviso, aviso y alerta–, pero en el caso de los dos primeros reduce la cantidad de microgramos de dióxido de carbono por metro cúbico para que se activen.

Además, en el protocolo aprobado este jueves por el Ayuntamiento –que no entrará en vigor hasta febrero– también se activan antes los cuatro escenarios que recogen las medidas para reducir los niveles de contaminación, y que van desde el fomento del transporte público hasta la prohibición de aparcar en las zonas de estacionamiento regulado o las limitaciones al tráfico.

En el caso del escenario 4, el más grave, el anterior gobierno municipal estableció que se activaría cuando el nivel de alerta se prolongase durante un día. El nuevo protocolo añade que bastará con tres niveles seguidos de aviso para ponerlo en marcha.

Así, Madrid habría limitado el tráfico en once ocasiones desde enero de 2010 y hasta octubre de 2015. Una en 2010 y 2012, dos en 2014, tres en 2015 y cinco en 2011. De haber estado vigente el nuevo protocolo, sólo habrían podido circular la mitad de los vehículos privados –con las excepciones que recoge el documento– por la M-30 y el interior de la ciudad, además de haberse puesto en marcha el resto de medidas contempladas en los anteriores escenarios.

El nuevo protocolo prevé que si se mantiene el escenario cuatro, el Consistorio puede decretar que se prohíba circular a todos los vehículos. Paz Valiente, directora general de Sostenibilidad y Control Ambiental, sostiene que esta es una medida que solo se adoptaría en casos extremos y después de someterla a consideración del Grupo Operativo que toma las decisiones en materia de lucha contra la contaminación.

El escenario 3 se habría activado 12 veces desde 2010. Este conjunto de medidas, aunque menos restrictivas, también contemplan la limitación del tráfico al 50% de los vehículos, pero en este caso dentro de la almendra central de la capital, además de prohibiciones de estacionamiento y limitación de velocidad.

Paz Valiente considera que este nuevo protocolo es "mucho más preventivo" que el anterior y destaca que se ha ampliado el margen. Antes, las medidas podían entrar en vigor con tan solo unas horas de antelación si se superaban los niveles en las estaciones de medición.

Ahora, las medidas más restrictivas necesitarán de un decreto que proporciona "más seguridad jurídica" y se activarán al dia siguiente. Las informativas y la limitación de velocidad a 70 km/h sí que se activarán "lo antes posible" cuando se activen los escenarios correspondientes.

Valiente destaca que el nuevo protocolo "es más flexible" que el anterior, porque permite suspender las medidas cuando, por ejemplo, la Dirección General de Tráfico prevea muchos desplazamientos, como en las épocas de vacaciones o en los puentes.

La directora de Control Ambiental se muestra confiada en que habrá un alto nivel de aceptación del nuevo protocolo entre los ciudadanos, aunque admite que seguirá habiendo gente que no vea con buenos ojos las resctricciones al tráfico. En este punto, señala que el protocolo favorece que sigan circulando los vehículos "más limpios", una excepción que no recogía el documento anterior.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha