eldiario.es

Menú

Madrid busca una vía para regular los pisos turísticos ante la presión del alquiler al alza

El ayuntamiento prepara un plan para "intervenir" en los alojamientos turísticos sin excesiva prisa, maniatados por la falta de competencias y por los múltiples factores que afectan al mercado inmobiliario

Los alojamientos turísticos en Madrid están regulados por el decreto aprobado por la Comunidad en 2014 y del que los tribunales anularon el apartado que obligababa a que estuvieran alquilados al menos cinco noches

Madrid ha vuelto a vivir repuntes de llegadas de visitantes extranjeros hasta recibir 5,6 millones en 2016, aunque lejos de los 18 millones de Cataluña

- PUBLICIDAD -
La Barceloneta se planta contra el incivismo y cuestiona el modelo de turismo masivo

Turistas en una imagen de archivo. EFE

El  precio de alquiler se ha disparado en los últimos meses, sobre todo, en el centro de las grandes ciudades. En el caso de Madrid, algunos informes hablan de incrementos del 11% en 2016. Las razones son una suma de múltiples factores entre los que se encuentran que un mayor porcentaje de gente se decanta por el alquiler, una oferta limitada de pisos en determinadas zonas y el incremento del alquiler turístico que ofrece mayores rentabilidades. En el caso de Madrid, esta tercera pata del escenario es más difusa que en Barcelona, donde la llegada masivas de turistas ha  despertado fuertes tensiones vecinales y ha acabado con expedientes abiertos tanto a vecinos como a las propias plataformas de alojamiento, algo que todavía no ha sucedido en la capital.

El Ayuntamiento de Madrid prepara un plan para "intervenir" en el alquiler turístico sin fecha. Su margen de maniobra es limitado, ya que por un lado, la normativa relativa al alquiler es materia estatal regulada con la Ley de Arrendamientos Urbanos (han pedido junto con Barcelona al Congreso que lo modifique) y en el caso de la vivienda o el turismo esta recae en la Comunidad. En el caso de los alojamientos turísticos, la Comunidad aprobó en julio de 2014 el decreto 79/2014 para regular las característicias que deben cumplir estas viviendas.

Los regidores quieren que la Comunidad dinamice la puesta en marcha de la legislación autonómica, pero lo cierto es que el Gobierno de Cristina Cifuentes tampoco lo ha tenido fácil. El decreto largamente esperado por el sector, llegó envuelto en polémica, sobre todo, por el apartado en que se obligaba que para ser un apartamento turístico este tenía que estar alquilado al menos cinco noches. La Asociación Madrid Aloja decidió recurrir el decreto y en mayo de 2016, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid declaró nulo este apartado de la norma. Un punto que también había recurrido la CNMC dado que Competencia consideraba que creaba "un obstáculo a la competencia efectiva en los mercados".

En este contexto, la alcaldesa Manuela Carmena anunció en agosto la apertura de  153 expedientes a otros tantos pisos de alquiler. Unos expedientes que siguen su curso. Sin embargo, poco más puede hacer el Ayuntamiento, que prepara un estudio con el fin de hacer un análisis sobre la situación de la vivienda en los distintos barrios de la capital que verá la luz en las próximas semanas. Su caso es diferente al vivido por Barcelona, donde al Ayuntamiento de Ada Colau tenía un marco normativo más favorable sobre el que el consistorio tenía más resortes para actuar como la que regula la función social de la vivienda. Por un lado, siendo la comunidad que más avanzada estaba en la aprobación de un marco para las viviendas turísticas y con una tasa turística implantada en la Comunidad desde noviembre de 2012

El edil de distrito Centro y Chamberí, Jorge García Castaño señala que el problema de la subida de precios del alquiler de Madrid responde a múltiples factores donde se enmarcan en determinadas zonas las viviendas turísticas, pero de forma más generalizada el aumento del porcentaje de personas que deciden alquilar piso unido a que la oferta de viviendas en los barrios más céntricos es reducido.

Una idea que comparte el sector. Beatriz Toribio, portavoz del servicio de estudios de Fotocasa, señala que "está cambiando la mentalidad de las personas respecto al alquiler" y que cada vez más se ve como una "opción de vida". Además, Toribio señala que hay un problema de oferta y demanda, que se refleja sobre todo en Madrid y Barcelona. Son "núcleos muy potentes" que atraen a más gente, apunta.

El informe anual de este portal inmobiliario señala que el índice de precios de alquiler en Madrid se disparó un 11% en 2016, solo superado por Baleares donde creció un 18,5% y Catalauña donde se disparó un 14,6%. Por barrios, en Madrid capital es en Centro, Salamanca y Chamberí donde el precio de alquiler por metro cuadrado es más caro superando los 15 euros. Sin embargo, las subidas porcentuales de precio en 2016 no fueron en estos distritos sino en Tetúan (con un repunte del 16,7%), Barajas (sube un 10%) y Ciudad Lineal (sube otro 10%).

El 'boom' del turismo

España volvió a marcar en 2016 un récord en llegada de turistas con 75,6 millones de llegadas de visitantes extranjeros el año pasado. La Comunidad de Madrid recibió 5,6 millones lo que supuso un incremento del 13% respecto al año anterior pero todavía lejos de destinos como Cataluña, que con 18 millones de visitantes se sitúa a la cabeza de la clasificación, o Canarias, que está en segundo lugar con 13 millones de turistas.

Madrid tras el desplome de llegadas que vivió en 2013 y  que en parte se produjo por un incremento de las tasas aeroportuarias está tratando ahora de volver a reactivar el sector y convertir a Madrid en referente turístico. Esta política de potenciación del sector llegar en medio del auge de los alquileres turísticos, con la eclosión de plataformas online como Airbnb o Homeaway.

Junto al crecimiento de apartamentos también se está produciendo un fuerte incremento de las plazas hoteleras previstas en la capital, sobre todo, en el centro de la ciudad. Así, se prepara la apertura de varios establecimientos en Plaza España (donde acaba de abrir un nuevo hotel de la cadena Barceló), que se unirá al Four Seasons del complejo Canalejas o el Room Mate que prevé abrir en los antiguos Cines Rex. García Castaño reconoce que la intervención en materia turística en el Centro tiene que ser integral, teniendo en cuenta también esta ocupación del espacio para las plazas hoteleras que puede desplazar a residentes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha