eldiario.es

Menú

La Policía Municipal de Madrid investigará qué hay detrás de los anuncios de prostitución de la calle

El Ayuntamiento de Madrid envía dos instrucciones a los agentes que detallan el procedimiento a seguir cuando encuentren panfletos de este tipo

El objetivo es "recabar toda la información posible sobre estas actividades por si en ellas se detectasen indicios de comisión de delitos", como redes de trata

Los agentes tutores que trabajan en los colegios identificarán las zonas cercanas a escuelas con más reparto y hablarán con los alumnos sobre cosificación

- PUBLICIDAD -
Anuncios de contactos

Anuncios de prostitución encontrados en la calle.

Los agentes de la Policía Municipal de Madrid investigarán los anuncios de prostitución que se distribuyen por los coches aparcados en la calle. Así lo recogen dos instrucciones, a las que ha tenido acceso eldiario.es, que serán enviadas a todo el cuerpo la semana que viene en las que se detalla el procedimiento que deben seguir cuando encuentren panfletos de este tipo y otras acciones de formación para menores en centros educativos sobre la cosificación de las mujeres en la publicidad.

Las órdenes se han creado como respuesta a las quejas vecinales y de asociaciones de padres y madres de varios distritos, que se unieron en la red 'No acepto' y lanzaron una campaña contra este tipo de publicidad por ser "vejatoria" para las mujeres que aparecen y visible para los menores de los barrios, incluso cerca de zonas escolares.

El Ayuntamiento de Madrid, tras una reunión hace dos semanas con la red en la que participaron todos los grupos políticos del municipio y la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), ha dado órdenes para que los agentes trabajen para "r ecabar toda la información posible sobre estas actividades por si en ellas se detectasen indicios de comisión de delitos", como redes de trata con fines de explotación sexual. 

¿Cómo? El primer eslabón de la cadena son las Unidades Integrales de Distrito (UID) que "intensificarán su vigilancia, sobre todo en las proximidades de centros escolares, parques infantiles y otros lugares frecuentados por menores de edad". Cuando una patrulla localice estos anuncios, elaborará un informe "detallando la ubicación exacta, la descripción de la zona, las tarjetas halladas y las averiguaciones sobre su procedencia".

En el caso de que se identifique a la persona que distribuye los anuncios, indica la instrucción, se requisarán las tarjetas que porte y se pondrán las sanciones correspondientes por vulnerar la Ordenanza Reguladora de Publicidad Exterior y la de Limpieza de los Espacios Públicos. Pero, además, se procederá a interrogarle sobre el anunciante, su relación con el repartidor, dónde y cómo obtuvo las tarjetas o cuánto le pagan por ponerlas en los coches. 

El siguiente paso es poner el informe con toda la información recabada, "contrastada con los agentes tutores", a disposición de la Unidad de Investigación y Coordinación Judicial, que "lo remitirá al fiscal jefe de la Fiscalía Provincial de Madrid con objeto de que, si procede, inicien actuaciones". Estos pasos, dice la instrucción, se darán siempre que la publicidad afecte a una "colectividad de mujeres", se dé un "trato vejatorio a la mujer mediante la imagen, se produzca una "cosificación mercantil", se "fomente la desigualdad y la discriminación" o el anuncio contenga "aun con ausencia de imágenes explícitas, un léxico vejatorio". 

Charlas sobre cosificación en colegios

Los agentes tutores –agentes de la Policía Municipal que trabajan en centros educativos– están interpelados en la segunda instrucción, dedicada a las acciones en zonas frecuentadas por menores de edad. Algunas AMPAS de colegios han denunciado la exposición a este tipo de mensajes de sus niños y niñas. Para evitarlo, se ordena a los agentes tutores que identifiquen –con ayuda de los propios centros, las AMPAS y las asociaciones vecinales– los lugares con presencia de menores que tengan "mayor actividad de reparto" e intensifique las patrullas en esas zonas para disuardir su distribución diseñando "itinerarios y recorridos" una vez detectadas las áreas de "intervención prioritaria".

El Ayuntamiento de Madrid ha detectado, según la red vecinal 'No acepto', que los distritos con más volumen de panfletos son Ciudad Lineal, Tetuán y Puente de Vallecas. De las asociaciones vecinales del primero surgió la red 'No acepto', de la que ya forman parte 12 distritos. Este colectivo  difundió un modelo de cartel por redes sociales para que los ciudadanos lo pusieran en su coche para mostrar mostraran públicamente su rechazo a esta publicidad. 

Está previsto, además, que estos mismos policías traten en sus charlas en centros escolares específicamente la cosificación de las mujeres en la publicidad, avanzan fuentes municipales. En esta tarea podrían involucrarse también las agentes de Igualdad del municipio. "Queremos atacar el problema más de raíz y no solo el síntoma, que son los anuncios", dicen las mismas fuentes del Ayuntamiento. 

Mientras tanto, el tejido vecinal continúa con sus acciones: ya existen en todo el municipio 29 puntos de recogida de panfletos puestos en marcha por 'No acepto' donde pueden acudir los vecinos y vecinas a dejar los que retiren de la calle y los coches. "En Quintana tenemos siete u ocho cajas de folios repletas de ellos", cuenta Cristina Díaz, del AMPA del Centro Cultural Elfo.

El Ayuntamiento de Madrid, además, anima a denunciar estas acciones a través de sus teléfonos y también en los puntos de igualdad municipales. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha