eldiario.es

Menú

Cuatro citas de Bob Dylan para Olli Rehn

No seré yo el engreído que se ponga aquí a repartir patentes de escucha, pero que venga Rehn a recetarnos más aceite de ricino apoyándose en Dylan suena a recochineo. 

- PUBLICIDAD -

A tono con el lodazal de cinismo político en el que estamos atrapados, el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, ha citado a Bob Dylan para que nos bajemos el sueldo y no le llevemos la contraria al Fondo Monetario Internacional. Ver para creer. Tecnócratas exmelenudos (si es que fueron melenudos alguna vez) con Dylan como argumento para ahogarnos todavía más en el pozo de la austeridad. Que no se me entienda mal, no seré yo el engreído que se ponga aquí a repartir patentes de escucha, pero que venga Rehn a recetarnos más aceite de ricino apoyándose en Dylan suena a recochineo.  

Así que ya puestos a citar a Dylan, ahí van cuatro citas para ti y tus colegas, Olli.


“Venid senadores, congresistas (…) fuera hay una batalla furibunda, pronto golpeará vuestras ventanas y crujirán vuestras paredes”

The Times They Are Changing

¿En qué momento dejasteis de frecuentar las calles y os refugiasteis en vuestros estudios de opinión y vuestros sueldos de 20.000 euros al mes? Ahí afuera hay gente jodida que ha decidido levantarse y tomar las riendas de su vida. Gente que está paralizando desahucios y ocupando plazas, denunciando redadas racistas y ayudando a alimentar a quienes ya no queréis alimentar. Quizás no cambien el mundo pero lograrán que el mundo sea un lugar mejor en el que vivir. Cuidado con las grietas en vuestras paredes. No os empalaguéis con la palabra democracia cuando empiecen a crujir.


“Cuando no tienes nada, no tienes nada que perder”

Like a Rolling Stone

Olli, tú y los tuyos os estáis cargando el último refugio que le queda a un ser humano que quiere vivir con dignidad: la esperanza. Las calles empiezan a llenarse de gente desesperada que no tiene nada que perder. Os escudáis en el control de la prima de riesgo y en la balanza comercial para convencernos de que las cosas están mejorando. Los números os dejan dormir a pierna suelta en vuestras torres de marfil mientras millones de europeos viven acogotados por el miedo. Estáis dejando la puerta abierta al fanatismo y la demagogia. Os quejáis de que la gente no crea en la política pero sois los principales responsables de que algún día terminemos abrazando a un iluminado y nos lleve al precipicio. Es la historia de Europa, Olli. No lo olvidéis, tú y los tuyos. En vuestras manos está evitarlo.


“Un hombre inocente viviendo un infierno”

Hurricane

Os encanta repetir la frase una y otra vez. Nos decís que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Nos acusáis de ser responsables de nuestro destino, de haber cavado nuestra propia tumba. ¿Por qué culpáis a ciudadanos inocentes del colapso al que hemos llegado? ¿Por qué gobiernan algunas de nuestras instituciones exdirectivos de los bancos y las agencias de calificación que nos metieron en este lío? ¿Por qué no habéis castigado a los responsables? Siempre os preocupasteis de que algo cambiara para que todo siguiera igual. La culpa no es de los inocentes, Olli. Los verdaderos culpables deberían de estar viviendo un infierno, pero les habéis regalado el cielo en la tierra.


Cuando el número de muertos aumenta, 
os escondéis en vuestra mansión”
 

Masters of War

Y ahora habéis conseguido el Premio Nobel de la Paz, Olli. Aunque ese galardón ya no impresiona tanto, especialmente si tienes el desastre de Yugoslavia en tu currículum vítae. Europa, cuando aparecen la violencia, la intolerancia y la xenofobia, siempre puedes esconderte en tu mansión.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha