eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Los cántabros tienen la última palabra

Todo está preparado para la celebración de las elecciones autonómicas y municipales, en una jornada en la que los ciudadanos darán su veredicto sobre la gestión del Ejecutivo de Ignacio Diego y decidirán sobre el reparto del poder local después de una legislatura marcada por la crisis, el paro y los recortes.

- PUBLICIDAD -

Arranca la jornada electoral en la comunidad autónoma con la apertura de los colegios, con todo preparado para que los ciudadanos cumplan con su obligación en las urnas y den su veredicto sobre la gestión del Gobierno del Partido Popular que ha liderado Ignacio Diego, así como sobre los distintos responsables locales, después de una legislatura marcada por el conflicto, la contestación en la calle y los recortes presupuestarios y de derechos.

Un total de 503.925 cántabros están llamados a votar este domingo 24 de mayo en los comicios autonómicos y municipales, lo que supone 17.205 personas más de que las que pudieron ejercer ese derecho en la última cita con las urnas de 2011. Cantabria suele ser una de las regiones con mayor nivel de participación de todo el país, unas cifras que se podrían ver desbordadas si se cumplen los pronósticos: el voto por correo ha sido más demandado que nunca y esta campaña ha sido la de la movilización, una herencia del 15M que ha permitido el nacimiento de nuevos partidos y plataformas ciudadanas.

Ante esta circunstancia, y según la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), las formaciones políticas tradicionales se preparan para una pérdida de poder, que se ve agravada por la reducción de escaños en el Parlamento de Cantabria. Aunque la mayoría absoluta pasa de 20 a 18 diputados, el Partido Popular parece asumir que estará lejos de esos guarismos y trata de amortiguar el golpe. Del castigo que los votantes den a Ignacio Diego y los suyos dependerá el futuro del líder de los 'populares' cántabros.

A lo largo de la campaña electoral, el actual jefe del Ejecutivo autonómico y candidato a la reelección por el PP ha tenido que modificar su discurso: de un 'no' rotundo a los pactos ha virado hacia unas 'condiciones' aún no explicadas. El propio Diego ha descartado la posibilidad de llegar a acuerdos con los regionalistas -previa negación reiterada del líder del PRC, Miguel Ángel Revilla-, con lo que su oportunidad de conservar el poder pasa por convencer a los representantes de Ciudadanos en la próxima Cámara regional.

Rubén Gómez y el resto de candidatos del partido de Albert Rivera han evitado entrar en debates de ese tipo y niegan la posibilidad de participar en ningún gobierno en el que ellos no sean la fuerza más votada. Algo completamente inverosímil a estas alturas, y que apuntala la estrategia de la formación emergente, más preocupada de que su líder pueda llegar sin muchas dificultades añadidas a las elecciones generales de final de año.

Por su parte, Miguel Ángel Revilla ha centrado su campaña en Santander, consciente de que en la capital tiene su talón de Aquiles. Está por ver la resistencia del PRC al nacimiento de nuevos partidos que pueden competir con una 'marca' nacional en el mismo espectro político, así como al desgaste de un Revilla que acusa la edad y empieza a anunciar -parece que definitivamente- su retirada.

Aún con todo, el cabeza de lista del PRC en las últimas nueve convocatorias electorales presume de cintura política y ha reconocido públicamente que intentará formar gobierno a pesar de no ser la lista más votada. Su buen entendimiento con los socialistas durante ocho años y la proyección mediática del regionalista le pueden convertir de nuevo en presidente si los resultados son medianamente favorables.

El tercer grupo con representación en el actual hemiciclo es el PSOE que lidera Eva Díaz Tezanos. La líder socialista ha intentado transmitir a lo largo de los últimos meses la capacidad de gestión que demostró en sus dos legislaturas como consejera de Educación, una fortaleza que no había aprovechado hasta el momento. Si se confirma que su suelo electoral fue el que dejó Dolores Gorostiaga en 2011, la oportunidad de volver a asumir responsabilidad de gestión está más cerca.

En el caso de los 'nuevos', Podemos y Ciudadanos, han realizado una campaña de perfil bajo, a sabiendas de que el poder de su marca a nivel nacional arrastra muchos más votos que la escasa visibilidad de sus líderes locales. En el caso de los de Pablo Iglesias, después de unas primarias que estuvieron a punto de fraccionar en dos partes al movimiento, intentarán cosechar un número de escaños suficientes como para que su voto sea decisivo en la elección del próximo presidente.

Con menos posibilidades según todas las encuestas están Izquierda Unida, Equo o UPyD. Los dos primeros tuvieron casi cerrado un acuerdo de coalición que podría haberles abierto la puerta del antiguo Hospital de San Rafael, pero unas diferencias de última hora dieron como resultado dos candidaturas distintas: la liderada por Mercedes Boix (IU) y la que encabeza Alejandro Ahumada (Equo).

Los magentas, sin embargo, han conseguido superar con éxito la crisis interna del partido de Rosa Díez, que no ha tocado Cantabria, pero su candidato, Román San Emeterio, tendría que dar la campanada para sumar algun escaño, dada la fragmentación de voto que se puede producir este 24M.

El poder local

Tampoco parece sencillo el pronóstico en las elecciones municipales. La clave en Santander estará en el número de ediles que sume Íñigo de la Serna, que puede lograr una nueva mayoría absoluta -sería la tercera- para el Partido Popular. Además, PSOE, PRC, Izquierda Unida, Ganemos Santander Sí Puede, Ciudadanos o Compromiso por Cantabria buscan una representación que les permita anunciarse como la alternativa al tradicional gobierno de la derecha en la capital

El caso de Torrelavega parece aún más complicado, con una escisión en el PSOE que le obliga a competir con su antigua líder, Blanca Rosa Gómez Morante, un PRC que no ha podido rentabilizar la moción de censura y un Ildefonso Calderón, el primer alcalde del PP en la capital del Besaya, que fue muy contestado en la calle durante sus años en el poder.

Además, la aparición de nuevas plataformas vecinales y ciudadanas en localidades como Laredo, Reinosa, Cabezón de la Sal o Ribamontán al Mar ofrecerán un mapa municipal muy distinto a lo acostumbrado hasta este 2015.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha