eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Ferraz o muerte; venceremos

"Yo no soy tonto", declara Revilla antes de reconocer que lo que le puedan decir en el Consejo de Gobierno se lo pasa por el mismo lugar por el que la Democracia Cristiana introdujo al Partido Comunista Italiano.

- PUBLICIDAD -
Revilla dice que Rajoy asegura tener "todo previsto" ante el desafío catalán

Miguel Ángel Revilla y Mariano Rajoy durante su reunión en Moncloa. EFE

Giulio Andreotti, histórico capo de la política italiana, aseguró en una ocasión que tenía "amigos íntimos, amigos, conocidos, enemigos y compañeros de partido". Miguel Ángel Revilla tiene socios de Gobierno. En la misma semana, el presidente de Cantabria ha sido capaz de reunirse con Mariano Rajoy, su nuevo mejor amigo, y de prometer que se convertirá en escudo humano antidesahucios, además de reconocer que habla "cada dos o tres días" con Pablo Iglesias y Albert Rivera. Y claro, al PSOE las relaciones políticas del regionalista, que como Andreotti siempre se ha considerado un hombre medio que nunca encuentra gigantes a su alrededor, no le gustan demasiado.

En Bonifaz, siguiendo el ejemplo de Lola Gorostiaga, que prohibió a Podemos lucir camisetas de la PAH en el Parlamento autonómico, no vaya a ser que un día se haga política en la calle Alta, son más de dejar pasar los días hasta que Pedro Sánchez se convierta en estadista. Leo Notte, el ejecutivo de Publitalia protagonista de 1992 que perfectamente podría haber enviado su CV a cierta agencia del Río de la Pila, no habría sido capaz de imaginar un escenario tan ilusionante para el votante.

Decía Charles Chaplin que para filmar una buena película solo necesitaba "un parque, una chica guapa y un policía". Íñigo de la Serna demostró que para una campaña electoral bastaba con un parque, en su caso el de Mendicouague o el de La Marga, aunque en su camino hacia el centro se haya visto obligado a eliminar el título de alcalde honorario a Francisco Franco y a crear la tarjeta Smart Citizen, un aglutinador de humo que ni Juanjo Fraile hubiera sido capaz de vender.

En el PSOE el argumentario surgido de las entrañas del partido es enfrentarse a las relaciones personales de su socio para conseguir votos; se asemeja su postura a la de un Woody Harrelson arrepentido después de dejar que Robert Redford se fuera con Demi Moore, una manera de perder el tiempo para ganarlo cuando comience el espectáculo mediático. "Ferraz o muerte, venceremos", parecen proclamar mientras explican públicamente las partidas presupuestarias que Juanjo Sota, su consejero de Economía, parecía desconocer hace solo unos días. Es tal la desidia que proyecta Sota que en el Partido Popular incluso echan de menos a Ángel Agudo, el verdadero Joseph Blatter, convertido a estas alturas en un Frank Sobotka por el que pocos sienten afecto. 

Con este escenario, Revilla se ha convertido en el político Mediamarkt. "Yo no soy tonto", declara antes de reconocer que lo que le puedan decir en el Consejo de Gobierno se lo pasa por el mismo lugar por el que la Democracia Cristiana introdujo al Partido Comunista Italiano antes de eliminarlo para siempre. Tenía razón Leo Notte: "1993 va a ser un año magnífico". Aúpa Cantabria será nuestro Forza Italia!

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha