eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Santander conmemora el 550 aniversario de la resistencia de la villa al dominio señorial

Santander ha conmemorado este miércoles el 550 aniversario de la resistencia de la villa al dominio señorial, que tuvo como consecuencia la concesión, por parte del rey Enrique IV, del título de "muy noble y muy leal" que, aún a día de hoy, luce en su escudo.

- PUBLICIDAD -
Santander conmemora el 550 aniversario de la resistencia de la villa al dominio señorial

El alcalde, Íñigo de la Serna, ha asistido al acto de conmemoración, con la colocación en la plaza de Atarazanas de un panel informativo sobre los hechos que se sucedieron en el año 1466 y en el que aparece una reproducción de la carta de Enrique IV en la que concede esos títulos a la villa de Santander.

El actor Sandro Cordero ha realizado una recreación histórica teatralizada, con un monólogo del rey Enrique IV en el que relata, en primera persona, qué paso, cómo y quiénes fueron sus principales protagonistas.

"Es una forma de seguir potenciando la cultura, creando itinerarios de patrimonio cultural, recordando nuestra historia y fomentando que la gente siga entendiendo lo que es el Santander de hoy gracias al recuerdo del Santander de ayer", ha señalado el alcalde.

De la Serna ha destacado que Santander se enorgullece de su historia y, con un acto sencillo como el de esta mañana, quiere recordarla y rendir homenaje a cuantos participaron de "unos acontecimientos que han contribuido a hacer de esta ciudad lo que es hoy".

"Nos reúne aquí el coraje, la fortaleza y la valentía de los santanderinos de hace 550 años, de quienes lucharon en defensa de sus libertades, para que la ciudad ocupara el sitio que se merecía", ha remarcado.

De la Serna ha explicado que los santanderinos de entonces se rebelaron contra el dominio de la nobleza, reclamaron depender directamente de la Corona y combatieron para conseguirlo.

Los hechos que se conmemoran -"muy poco conocidos por los santanderinos", ha reconocido el alcalde- se remontan al año 1466, cuando el rey Enrique IV recompensó a Diego Hurtado de Mendoza, Marqués de Santillana, con la donación de la villa de Santander por el apoyo que había recibido durante su conflicto con su hermano, el Infante Alfonso, por hacerse con la Corona.

Los santanderinos se resistieron al dominio señorial y, en primer lugar, pidieron la revocación de esa donación. A esa negativa a someterse a su dominio, Diego Hurtado de Mendoza respondió por medio de la fuerza y los santanderinos se levantaron en armas.

El Marqués de Santillana plantó sus huestes ante las murallas de la villa y la traición de algunos de los linajes de la Rúa Mayor les permitió acceder hasta la Puebla Vieja, donde se hicieron fuertes, mientras que los habitantes de la villa resistían en la Puebla Baja.

El puente que las unía -y que se encontraba en las inmediaciones de la actual plaza de Atarazanas, junto a la Catedral- fue el escenario de algunos de los episodios más cruentos hasta conseguir, con el apoyo de los refuerzos que recibieron por mar de otros puertos de la Hermandad de la Marina de Castilla, que la villa rechazara a las tropas del Marqués de Santillana.

Finalmente, el rey Enrique IV revocó la donación y para desagraviar a los vecinos de la villa que, con tanto valor habían defendido el patrimonio real, concedió a Santander los títulos de "Muy Noble y Muy Leal", que aparecen en el escudo de la ciudad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha