eldiario.es

Menú

"Voy a Gernika para que no vuelva a pasar lo que sucede ahora con los refugiados"

"Convirtamos cada territorio, cada barrio, cada ciudad... en tierra de acogida", apuntan desde Ongi Etorri Errefuxiatuak ante la movilización de este fin de semana en Euskadi en favor de las personas migrantes

Cerca de 20.000 personas han secundado el llamamiento de solidaridad realizado desde la plataforma 'Ongi Etorri Errefuxiatuak', según los organizadores

"Hoy más que nunca es necesario mantener viva la memoria de lo que significó Gernika y decir basta a lo que ocurre en otras 'Gernikas' de las que huyen millones de personas", apuntan

- PUBLICIDAD -
Un grupo de ciudadanos, antes de partir hacia Gernika.

Un grupo de ciudadanos, antes de partir hacia Gernika desde Bilbao.

Miren se ha levantado pronto este sábado. Aun tiene cosas que hacer antes de dirigirse a Gernika. En la mesa de la cocina ha colocado un cartón y varias flechas con un amarillón chillón y el lema 'Gernika, Ongi Etorri Errefuxiatuak'. La solidaridad con los millones de refugiados que llaman a la puerta de Europa hace tiempo que ha prendido en Euskadi, pero desde este movimiento en favor de los migrantes se ha querido aprovechar una fecha tan señalada como la del 80 aniversario del bombardeo de Gernika para movilizar de nuevo a la sociedad vasca.  Entre 15.000 y 20.000 personas de distintos municipios de Euskadi y el País Vasco francés han acudido al encuentro internacional en favor de los refugiados, según las cifras de la plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak, organizadora del encuentro.

"Miles de personas estamos marchando desde diferentes municipios y ciudades del País Vasco y otras comunidades hacia Gernika a pie, en 'bici', en transporte público, donde vamos a celebrar un emotivo acto de acogida", señala desde la organización de Ongi Etorri Errefuxiatuak Cristina García de Andoin.

Miren, profesora en un instituto de Bizkaia, es una de ellas. 

"Me preguntas ¿por qué voy a Gernika?", indica Miren, mientras ataca con el 'cuter' el. "Pues porque digo 'ongi etorri' [bienvenido] a cualquiera. Por vergüenza, propia y ajena, claro, por solidaridad, por egoismo, porque en realidad nos puede pasar a nosotros. ¡Es que ya nos ha pasado antes!", clama.

"Y también porque he tenido suerte de nacer unos kilómetros más para 'acá' y no para allá. Porque no creo en muros, vallas, puertas o fronteras. Es justo eso lo que nos impide buscar lo que queremos. Y voy a Gernika porque no debemos olvidar lo que fuimos, que es lo que nos hace lo que somos. Y sobre todo, voy a Gernika para que no vuelva a pasar lo pasó aquí con el bombardeo hace 80 años y lo que sucede ahora con los refugiados", concluye.

Miren no va a ir sola a Gernika. Una de sus hijas también ha decidido sumarse a la convocatoria. Y en su cuadrilla han optado por el tren para arribar a la villa vizcaína.

-¿Pero ya sabes por qué vas a Gernika?

-Por los errefuxiatuak. Porque no les dejan entrar aquí.

No le hacen falta muchas mas explicaciones a una adolescente de 15 años.

Banderas amarillo-moradas

La previsión es que las columnas de personas se vayan concentrando en Muxika, a tres kilómetros de Gernika. En Gernika las luchas antimilitaristas y contra las guerras, se darán la mano con las feministas y con las movilizaciones en favor de los refugiados. "Al sonido de las tamboras y las banderas bicolor amarillo-moradas formaremos un tramo de columna de mujeres feministas para visibilizar la situación de las mujeres refugiadas y migrantes con crespón morado, fotografías de mujeres refugiadas y mensajes que recojan las causas por las que las mujeres migran y buscan refugio", explican.

Una de las columnas en bicicleta marcha hacia Gernika por los refugiados.

Una de las columnas en bicicleta marcha hacia Gernika por los refugiados.

En Gernika, a primera hora de la tarde, tras el acto central de acogida a las columnas de personas que llegarán a lo largo de toda la mañana, se abrirá un ramillete de talleres temáticos, mesas de experiencias y actos culturales, según indican desde la organización. "Hay 600 personas inscritas en los talleres y mesas de experiencias, además de diversos actos culturales a lo largo de todo el fin de semana", explican. Entre los ponentes estarán el economista Arcadi Oliveres, presidente de a Associació Justicia i Pau de Barcelona, organización que lucha por la promoción y defensa de los derechos humanos en todo el mundo.

Por la tarde, a la llegada de las columnas a Gernika, el 'bombero insumiso' que se negó a participar en el control de un cargamento de armas a Arabia Saudí, Ignacio Robles, ha entregado una 'lágrima' a la refugiada kurda Maryam Fathy. En el acto político en la plaza de la villa, se ha abogado por "transformar la indiferencia en solidaridad y las buenas intenciones en acción" en favor de los refugiados. 

Miren, con sus amigos y amigas, esperando el tren para ir a Gernika.

Miren, con sus amigos y amigas, esperando el tren para ir a Gernika.

El domingo, además de los talleres temáticos y las mesas de experiencias, está previsto organizar un acto de despedida, previsto para las 20 horas del domingo, en el que "exigiremos respuestas efectivas e inmediatas ante esta situación que están padeciendo más de 65 millones de personas en el Mundo".

"Hoy más que nunca es necesario mantener viva la memoria de lo que significó Gernika y decir basta a lo que ocurre en otras 'Gernikas' de las que huyen millones de personas. Convirtamos cada territorio, cada barrio, cada ciudad... en tierra de acogida", apuntan desde Ongi Etorri Errefuxiatuak.

Participantes en la marcha a Gernika en solidaridad y apoyo a los refugiados.

Participantes en la marcha a Gernika en solidaridad y apoyo a los refugiados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha