eldiario.es

Menú

Se estrecha la investigación de los pagos en negro de Bárcenas para la sede del PP vasco

El testimonio de un arrepentido conecta la versión del extesorero Luis Barcenas sobre la financiación irregular de la sede vasca con lo que ya tiene comprobado la Policía en un informe de 145 páginas elaborado por la UDEF.

De nuevo surgen en la investigación las donaciones al partido para pagar sedes del PP de la empresa Construcciones Bruesa a cambio de la adjudicación de obra pública de las administraciones controladas por los populares.

- PUBLICIDAD -
El juez Ruz rechaza aumentar de 300 a 900 euros la asignación a la familia Bárcenas

El extesorero del PP Luis Barcenas.

La declaración del arrepentido Javier Rodrigo de Santos, exconcejal de Urbanismo en Palma, ante el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach, sobre los pagos librados para financiar la compra de la sede del PP en Bilbao conecta como un guante con la exposición realizada por el propio extesorero del PP Luis Bárcenas y  la documentación aportada por el propio Bárcenas y con el extenso informe policial de 145 páginas realizado por la Policía (la UDEF) en el caso de la financiación ilegal del partido que preside Mariano Rajoy. Tanto el arrepentido, como Bárcenas y la Policía vinculan el pago en dinero negro de la sede bilbaína del PP vasco con las aportaciones de la empresa Construcciones Bruesa. Después, esta empresa se beneficiaba de contrataciones públicas, cerrándose el círculo que ha funcionado para la financiación ilegal del partido que investiga el juez Ruz.

La novedad reside en que la declaración del arrepentido, adelantada este lunes por eldiario.es, reafirma la versión dada por Bárcenas ante el juez de la Audiencia Nacional que investiga los denominados 'papeles de Bárcenas', posteriormente ratificada también por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía en su informe de 3 de noviembre de 2014.

"El declarante" -apunta el arrepentido en su testimonio- "quiere añadir que sabe que hubo financiación del Partido [Popular] porque [Antonio] Pinal le invitó a cenar en el hotel Son Vida y le hizo saber que si le invitaba era porque ‘has sido el único que has tenido huevos de decirme claramente, desde el principio, lo que pensabas, sin engañarme, que el proyecto tal cual no se podía ejecutar’, y eso le había costado a él el pago de la sede del PP”. Con este relato finalizaba el arrepentido Javier Rodrigo de Santos, exconcejal de Urbanismo en Palma, su declaración ante el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach el pasado 15 de julio.

Según el arrepentido Rodrigo de Santos, Pinal pagó la sede del PP a cambio de la adjudicación urbanística en un solar militar de Palma que finalmente no se realizó. Y continúa su testimonio asegurando que Pinal, de Construcciones Bruesa, "en más de una ocasión, le manifestó que, por su costumbre de trabajar en el País Vasco, trabajaba financiando tanto al Partido Popular como al Partido Socialista”.

En el caso de Euskadi, los pagos en dinero negro fueron normalmente de 38.284,56 euros entre 1999 y 2000 y con posterioridad de 12.000 euros. "El origen de las mismas se ha podido concretar en el caso de una aportación de 36.000 euros vinculada a Emilio Álvarez López, persona presente en los consejos de administración de la empresa Bruesa construcciones SA y en el grupo empresarial Bruesa, adjudicataria de obra pública", según precisaban los investigadores policiales en su informe de noviembre pasado.

Más de 700.000 euros para la sede

"Para llevar a cabo un control de la operación financiación de la compra y acondicionamiento de la sede del PP en Vizcaya, Luis Bárcenas creó una cuenta específica denominada "Sede Vizcaya" con las mismas características que el resto de la contabilidad B, de cuya llevanza era el responsable". Los pagos se produjeron entre los periodos del 11 de noviembre de 1999 y el 16 de noviembre de 2005, periodo en el que el PP estuvo dirigido por Carlos Iturgaiz (cinco años) y por María San Gil (el último año). Oficialmente, según los datos aportados por el PP vasco hace un año y medio por el entonces secretario general del PP en Euskadi, Iñaki Oyarzabal, la hipoteca se terminó de pagar en noviembre de 2011.

La Policía logró incluso fijar en su informe el origen de las aportaciones al partido en Euskadi: "se ha podido concretar en el caso de una aportación de 36.000 euros vinculada a Emilio Álvarez López, persona presente en los consejos de administración de la empresa Bruesa construcciones SA y en el grupo empresarial Bruesa, adjudicataria de obra pública", 

¿Y cómo llegaba ese dinero para pagar la sede del PP en Bilbao? Había tres vías, según los investigadores policiales: se cubría la cuota realizando transferencias desde cuentas del PP central hacia otra del PP vasco, con el pago directo con cargo a la cuenta del PP central de las cuotas del crédito y, finalmente, con "la entrega en efectivo al gerente de la sede regional, Ignacio Aguirre Lafuente, del importe de la cuota mensual.

Esas eran las tres vías utilizadas para el pago de la sede, según los investigadores policiales de la UDEF. A cambio, esta empresa se beneficiaba de las adjudicaciones de obra pública por parte de varias administraciones autonómicas que estaban controladas por el PP. De esta manera se llego a financiar el pago de la sede popular con más de 700.000 euros, según las cuentas policiales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha