eldiario.es

Menú

PSE insiste en que no renunciará a la Ley de Vivienda "por nada" y PNV asegura que no la "liga" a pactos postelectorales

UPyD afirma que es "jurídicamente viable", EH Bildu rechaza que haya "efecto llamada" y PP advierte de que no hay informe económico

- PUBLICIDAD -

El PSE-EE ha insistido en que no renunciará a la aprobación de la Ley vasca de Vivienda "ni por una alcaldía, ni por una diputación, ni por nada", mientras que el PNV ha asegurado que no "liga" este asunto a la negociación de posibles pactos tras las elecciones, si bien continuará intentando "mejorar" un proyecto de ley que "no es buena".

El portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, y la parlamentaria del PSE Natalia Rojo se han pronunciado de este modo, en una tertulia parlamentaria en Radio Euskadi recogida por Europa Press, después de que esta semana el Parlamento vasco aprobara el dictamen de la Proposición de Ley de Vivienda, con el apoyo del PSE-EE, EH Bildu y UPyD, que suman mayoría en el Parlamento, y el rechazo del PNV y el PP.

Tras la aprobación del texto en la Comisión de Vivienda, la votación definitiva de la ley se producirá en un próximo pleno que, previsiblemente, se celebrará en junio.

La parlamentaria del PSE, partido impulsor de la proposición de ley, se ha felicitado de que Euskadi pueda tener finalmente una ley de Vivienda y ha asegurado que este proyecto "queda fuera de todo" porque es una ley "necesaria y prioritaria" y que "soluciona problemas".

"Ni por una alcaldía, ni por una diputación, ni por nada va a renunciar a algo que el PSE considera prioritario", ha asegurado en referencia a las negociaciones que se abran tras las elecciones del pasado domingo.

Tras lamentar que se produzca "un debate alarmista" sobre las medidas que contempla la proposición de ley, ha aclarado que no es "una ley contra los bancos" ni "confiscatoria" y tampoco "va en contra de la propiedad".

Por su parte, Joseba Egibar ha reiterado que esta proposición del ley no es "buena" y, por ello, ha señalado que la intención del PNV es intentar "mejorarla" y también "orientarla" mediante la incorporación de enmiendas en el trámite parlamentario. Además, ha recordado que en Euskadi ya existe "de facto" un derecho subjetivo al acceso a la vivienda, con la prestación complementaria de vivienda.

Asimismo, ha remarcado que tiene "un déficit inicial" porque debería incorporar el acuerdo del "máximo de partidos". Del mismo modo, ha señalado que el PSE "ha buscado un entendimiento más en una dirección diferente" al PNV. "Habiendo participado en consensos sobre la arquitectura de protección social, que este tema no partiera de ese consenso incorpora un déficit", ha apuntado.

En cualquier caso, ha asegurado que el PNV no va a "ligar" este asunto con las negociaciones que se producirán en las próximas semanas para abordar posibles pactos postelectorales.

VIABLE

El parlamentario de EH Bildu Oskar Matute ha subrayado que se haya alcanzado un acuerdo entre tres formaciones políticas, algo que "no es fácil" y ha considerado "un despropósito" las declaraciones realizadas por el portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, en relación a un posible "efecto llamada" que, a juicio de Matute, no existe.

Asimismo, ha destacado las medidas que incorpora el texto para impulsar el alquiler y luchar contra los desahucios. En este sentido, ha lamentado que la interpretación de la Constitución "consagra por encima de todos los derechos" el de la propiedad privada.

La portavoz del PP, Laura Garrido, ha opinado que el dictamen de ley aprobado no es "bueno" para resolver los "graves" problemas que existen en materia de vivienda en Euskadi de forma "realista y eficaz", por lo que ha señalado que se ha perdido "una clara oportunidad".

Garrido ha advertido de que el docimento no va "acompañado" por el informe económico preceptivo y, además, contempla medidas que generan "inseguridad jurídica". "Las medidas coercitivas o penalizadoras no sirven para resolver el problema de la vivienda, sino todo lo contrario", ha insistido.

Finalmente, el parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha indicado que Euskadi "necesita una ley de Vivienda", aunque ha reconocido que el texto aprobado "seguramente no es perfecta y es mejorable". Asimismo, se ha mostrado convencido de que es "jurídicamente viable" y no debería "tener ningún problema" porque el texto es "distinto" del andaluz, rechazado por el Tribunal Constitucional.

Maneiro ha destacado que incorpora aspectos "importantes" como que los recursos públicos en vivienda se destinen a alquiler, el derecho subjetivo a una vivienda "digna", y medidas que impidan que se repitan los "dramas" de los desahucios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha