eldiario.es

Menú

El armero confirma el 'descontrol' del armamento en la comisaría de Bilbao

El responsable del búnker de donde salió el material utilizado en la carga policial que mató a Iñigo Cabacas se reafirma en que no se controlaron ni las escopetas ni las pelotas utilizadas esa noche en Bilbao.

- PUBLICIDAD -
Testifica el 'armero' de la Ertzaintza de Bilbao, prueba reclamada reiteradamente por Goirizelaia

Concentración de los amigos de Íñigo Cabacas, este jueves frente a los juzgados de Bilbao.

La juez que investiga la muerte, por un pelotazo disparado por un ertzaina, del hincha el Athletic Iñigo Cabacas en abril de 2012 reactiva las diligencias del caso con la declaración, entre otros, del responsable de bunker de la comisaría de Bilbao. Y en su declaración judicial de esta mañana se ha ratificado en lo que ya dijo pocos días después de la muerte de Cabacas. El descontrol del material que se utilizaba por parte de los escopeteros de la Ertzaintza en la comisaría bilbaína y que aquella noche se hicieron las cosas como siempre se habían hecho.

En esa declaración en comisaría, de fecha 2 de mayo de 2012, menos de un mes después de la muerte de Cabacas, el responsable del búnker reveló que "no se lleva a cabo ningún registro del correcto o incorrecto funcionamiento de las escopetas, si han sido utilizadas o los cartuchos que se han usado".

Goirizelaia había solicitado el testimonio del armero, que ha declarado este jueves como testigo, al entender que podía aportar más información sobre el control que se realizó esa noche del material empleado en las cargas -tanto de las pelotas de goma disparadas, como de las armas y escopetas usadas-. En realidad, la jueza ya tiene una idea clara sobre lo que pasó esa noche en el bunker por otras declaraciones que se han prestado, incluida la del responsable armero, realizada en comisaría el 2 de mayo de 2012.

La instructora Ana Torres en uno de sus autos, de fecha 28 de abril de 2014, ya apuntó que de su primera declaración realizada en comisaría, quedó acreditado que "no se lleva ningún tipo de registro de qué escopetas habían sido usadas", revelando así el descontrol que existía en el bunker de la comisaría bilbaína. La fiscalía también dejó su opinión sobre este asunto en un escrito, al constatar tras su declaración que "por lo tanto no se lleva a cabo ningún registro del correcto o incorrecto funcionamiento de las escopetas, si han sido utilizadas o los cartuchos que se han usado". El escrito del ministerio fiscal, firmado por la fiscal Pilar Giménez Esteban, fue enviado a la instructora y lleva fecha del pasado 22 de noviembre de 2013.

En su declaración ante el juez, el armero ha reconocido que ahora se es mas cuidadoso con el control del material que entra y sale del búnker.

Antes de las diligencias judiciales, la letrada de la acusación particular, Jone Goirizelaia, que actúa en representación de la familia de Cabacas, ha censurado que el proceso vaya "bastante lento", ya que "un escrito que se presenta en junio se resuelve en octubre y, luego, se señalan las pruebas, y no todas, en febrero". Tras concluir diversas declaraciones de imputados y testigos, y de practicarse varias pruebas, la defensa presentó un escrito el pasado año en las que solicitaba "una serie de pruebas importantes para esclarecer los hechos". Según ha explicado, la juez "aceptó la práctica en un auto de octubre", para señalar "algunas de ellas para este mes de febrero". La abogada ha indicado que, "de momento", se mantienen cinco agentes imputados y, "del resultado de las pruebas" que se están practicando actualmente, se verá si pueden pedir "más imputaciones".

A las 10.00 horas, la plataforma de amigos del joven aficionado del Athletic fallecido se ha concentrado ante los juzgados de Bilbao bajo el lema 'Iñigo gogoan zaitugu. Justizia noiz?' (Iñigo te recordamos. ¿Para cuándo Justicia?", coincidiendo con las nuevas declaraciones este jueves y viernes de dos agentes de la Ertzaintza y dos policías nacionales dentro del sumario para esclarecer las cincunstancias en que se produjo la muerte de Cabaca. Uno de sus portavoces ha llegado a decir, dirigiéndose a la persona que disparó la pelota de goma, "espero que estés sufriendo por lo que hicisteis, pero en tus manos está dirigirte a los aitas y pedir disculpas. Eso es lo que tendrías que haber hecho desde el primer minuto". 

Dimisión de Jorge Aldekoa

El responsable de la Ertzaintzanea, situada en el barrio bilbaíno de Deusto, entonces era el ahora dimitido Jorge Aldekoa. Aldekoa fue nombrado en el cargo en noviembre de 2013 en medio de la polémica por su relación con el dispositivo policial de la aciaga noche en la que Cabacas fue alcanzado por un pelotazo. Pese a que la abogada de la acusación particular ha buscado  a lo largo de la instrucción su imputación en la causa judicial abierta por aquella muerte, no lo ha conseguido. Al igual que no ha conseguido tampoco que preste declaración como imputado el mando denominado Ugarteko.

La juez ha tomado también declaración como testigo a uno de los agentes que participó en el operativo policial. Este agente, que portaba un escudo de defensa y no disparó ninguna escopeta, participó junto al resto de los miembros de su furgoneta en la carga que se produjo cuando Cabacas ya había sido alcanzado por la pelota de goma.

La titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Bilbao, dentro de la investigación del caso de la muerte de Iñigo Cabacas, aficionado del Athletic de Bilbao tras recibir un pelotazo de goma disparado en una carga de la Ertzaintza después de asistir en San Mamés al partido entre el Athletic y Schalke-04, tomará declaración este viernes a los policías del CNP que realizaron, a petición de la juez instructora, el estudio de balística sobre cómo se produjo la carga y a qué distancia se disparó la pelota que mató a Cabacas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha