Opinión y blogs

eldiario.es

Contar mi historia para honrar mi vida

Ana Orantes sacudió la conciencia de una opinión pública que veía la violencia machista como un asunto privado

En 1997, Ana Orantes decidió contar en un plató de televisión que su marido la maltrataba. Pocas semanas después, él la asesinó. El caso conmocionó tanto a la opinión pública que fue uno de los revulsivos por los que la violencia machista empezó a considerarse como un problema social sobre el que había que legislar y concienciar.

Se han publicado numerosos estudios y ponencias sobre cómo los medios de comunicación representan a las víctimas de violencia machista, pero en estos también caemos en la tendencia de situarlas en un rol pasivo. Hablamos de cómo las tratan los medios en vez de pensar cómo pueden interactuar con ellos. Criticamos que los medios de comunicación con mayor tirada o audiencia revictimizan a las mujeres cuando las representan con el ojo morado, cuando siembran dudas sobre la veracidad de su testimonio o buscan las razones del agresor, pero hablamos menos de los medios como espacios de reparación simbólica y de búsqueda de justicia.

Realizar esta labor fue uno de los primeros objetivos que nos planteamos en Pikara Magazine. La hemos llevado a cabo de distintas maneras. Por una parte, aportando relatos alternativos a la cobertura sensacionalista de los medios locales, como el testimonio sobre Vanessa Landínez, asesinada en Ambato, Ecuador, que aportó su prima, Rosa Ortega, que añadió un párrafo que condensa la relación entre la violencia directa que ejercen los hombres machistas y la violencia simbólica que alimentan los medios patriarcales:

Seguir leyendo »

La zarzuela de las chulaponas de Chueca

Collage para la entrevista a Boti, expresidenta de la FELGTB

Vaya chanza la mía, joven zagala, la de salir por la capital de esta España nuestra a disfrutar de esos barrios de bandera multicolor que andan tan en boga por la Europa imperial. Mantilla sobre los hombros, lucimos nuestra galantería y sacamos nuestros abanicos esperando disfrutar de un buen chotis entre otras mujeres de nuestra quinta, ávidas del candor de los cuerpos en los locales nocturnos.

Allí, en la plaza de Chueca, entretenidas en nuestros derechos conquistados, nos sentimos puras gigantas y cabezudas, y entre amarres de fulanitas de tal nos embarcamos en una posada de fama de antaño. Como a mozalbetas curiosas de provincias no nos gana nadie, quedamos prendadas de una cuestión de males de amor que desangraba rosas sobre la barra de la posada.

Complicado menester el de prendar a una dama rumbosa cuando los años arrecian”. Observamos que no debía pasar los cincuenta años y ya daba por firmados todos los tratados de paz a la guerra del amor. Marchó entre los candiles de la madrugada y nos dejó pensativas sobre aquel cóctel de desventuras que habría ingerido, por el que con cierto rubor cuestionamos a las taberneras.

Seguir leyendo »

Y al día siguiente Carmina lo flipó. Sexismo pastelero en el anuncio de la lotería

31 Comentarios

Fotograma anuncio Navidad 2016

Suponemos que cuando Carmina, la adorable viejecita que confunde el día del sorteo de la lotería de Navidad, se cree ganadora y toda su familia y su pueblo le hacen creer que así ha sido para mantener su ilusión, despierte se llevará un buen sofocón. Claro, el anuncio de la lotería de este año no nos cuenta qué pasa después, así que no sabemos cómo gestionan Carmina y sus familiares la situación. Si siguen con el engaño en plan película Good Bye Lennin o la tienen que llevar al hospital del susto y la impresión. Tampoco sabemos si esta familia pone el mismo empeño en hacerle la vida agradable de forma habitual o reservan sus energías para el 21 de diciembre.

El anuncio de la lotería de este año sigue la estela de los anuncios de 2014 y 2015 con ese buen rollismo pastelero que apela a los sentimientos y a la ternura, en un país en el que sin duda o te toca la lotería o estás abocada a la precariedad, inestabilidad y angustia vital constante. En un país supuestamente democrático capaz de elegir en las urnas hasta el bucle infinito opciones no democráticas nos encanta, emociona y nos pone mucho apelar a la sensiblería en lugar de a la lucha. Ciudadanía unida sólo por la celebración y el engaño. Pobres, jodidas, pero felices; no con felicidad subversiva, sino complaciente, como en el franquismo.

Seguir leyendo »

Cultura youtuber: Wismichu educa a tus hijos

De izquierda a derecha, Elrubius, Yellow Mellow y AuronPlay

Soy de la generación blogger, que en paz descanse. Terminé la carrera con 22 años y abrí 'Puntos suspensivos' siguiendo el consejo de mi mejor profesora de Periodismo, Lucía Martínez Odriozola. Ese primer blog fue testigo de mi adhesión a los movimientos sociales y me permitió conocer a las que luego se convertirían en las primeras colaboradoras de Pikara Magazine. Me permitió relacionarme con gente afín, leer mucho, debatir mucho, escribir artículos de opinión sin necesitar que un medio me los publicase, descubrir que siempre hay alguien a quien le interesará lo que quieres gritar al mundo. Imagino que era una sensación similar a la de la cultura del fanzine, pero menos artesanal y más global.

La cultura de los blogs fue lanzadera para articulistas tan populares e influyentes como Barbijaputa o Mi Mesa Cojea. Luego llegaron Facebook y Twitter y la cultura bloguera dio paso a otras aún más masivas, como la de los tuitstars o los youtuber.

Con millones de suscriptores, Elrubius, Wismichu o Auron Play se han convertido en fenómenos de masas. Sus bazas son los videojuegos (graban vídeos en los que te ayudan a pasarte pantallas del Minecraft o del Call of Duty) y, sobre todo, un humor corrosivo. Sus chistes ofensivos, las ridiculizaciones de Kiko Rivera o el niño de la salchipapa, las bromas telefónicas a prostitutas, arrancan carcajadas a adolescentes e incluso a niñas y niños.

Seguir leyendo »

La igualdad, esa cuestión eternamente secundaria

24 Comentarios

Corcuera pide respetar "un poquito" al que te saca 52 escaños "aunque no guste"

La situación es la siguiente: él está oyendo la radio, le da un repente, coge el teléfono y llama al programa a desdecir a una de las contertulias que charlan sobre la crisis del partido socialista. Se presenta: “Soy José Luis Corcuera”. Lo pasan directamente a antena. La radio es Onda Cero; el programa, ‘Julia en la onda’; la periodista, Julia Otero; la contertulia, Elisa Beni; el oyente, ministro de Interior con Felipe González que pasó a la historia por la ‘ley de la patada en la puerta’ y por obligar a la ciudadanía a llevar siempre el ‘deneí’ encima, en la boca. Por cierto, en una ocasión dos periodistas de El Correo fueron a entrevistarle a su despacho ministerial y cuando le pidieron para la foto que se pusiera el carné en la boca resultó que no lo llevaba encima. Él no, pero el resto teníamos la obligación de portarlo.

En esa breve incursión en el programa de Otero, Corcuera dejó ver sus entretelas de viejo machista. Muy recalcitrante. Para mostrarlas, eligió dos objetivos: Elisa Beni y Margarita Robles. El motivo de la llamada fue contestar a la contertulia, rebatir sus argumentos y, ya que estaba, se vino arriba y empaquetó también a Robles. Comenzó por desdecir a Beni y por descalificarla, negando que conociera el PSOE y su funcionamiento. Cuando ella quiso rebatirle, directamente la llamó “sabionda”.

Esa pauta de comportamiento no es extraordinaria y sigue este esquema: lo que dices no es cierto, no sabes de qué hablas, eres una listilla. O sea, primero, la negación; después, la descalificación y, por último, el insulto. Quienes siguen este patrón no lo hacen solamente con mujeres, pero sí es mucho más habitual que el resorte salte más fácilmente cuando discuten con mujeres. Eso es el machismo.

Seguir leyendo »

¿El nuevo permiso de paternidad nos hará corresponsables?

31 Comentarios

Un hombre cuida a una criatura.

El Congreso ha aprobado recientemente una propuesta para igualar los permisos de maternidad y paternidad. El trabajo de la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA) ha dado sus frutos. Unidos Podemos presentó la iniciativa y el Pleno del Congreso la aprobó con 173 votos a favor, dos en contra y la abstención del PP y Foro Asturias.

Ya se han descorchado algunas botellas de champán pero aún no hay nada definitivo. Aunque el Parlamento haya aprobado la propuesta, la decisión de adoptarla está en manos del PP. Pero no quiero aguar la fiesta. Al contrario, propongo que fantaseemos sobre el impacto que esta nueva propuesta tendría si se hiciera efectiva.

De ser aceptado, el nuevo permiso de paternidad se extendería hasta las 16 semanas de baja intransferible y cien por cien remunerada. Es todo un avance con respecto al permiso actual de 13 días, ampliables a 15 en la segunda criatura. Y este último lo agradecimos mucho en su momento porque, si bien no supuso un cambio para la igualdad efectiva, tuvo un valor simbólico innegable. Por algo fue considerada la medida estrella en materia de corresponsabilidad, prevista en la Ley orgánica de igualdad de mujeres y hombres de 2007. Ocho años después de su entrada en vigor, podemos decir que no ha funcionado mal del todo. Según los datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social un 85,8% de los padres solicitaron el permiso el año anterior.

Seguir leyendo »

TTIP y CETA: la última batalla del capital contra la vida

Cabecera de la marcha contra el TTIP y CETA, en el Paseo del Prado de Madrid

El pasado sábado miles de personas marcharon en más de veinte ciudades del Estado español contra los nuevos acuerdos de libre comercio que está promoviendo la Unión Europea. Tanto el TTIP –que se está negociando con Estados Unidos– como el CETA –del que ya existe un texto cerrado con Canadá y está pendiente de ratificación– son unos acuerdos de última generación que crearán una nueva regulación que afectará a cuestiones sociales y laborales. Y por tanto, a la vida.

" La erradicación de las causas de la pobreza y de la desigualdad son decisiones políticas y los tratados comerciales que se están negociando solo servirán para el enriquecimiento de unos pocos y el aumento de las desigualdades", apuntan la organizaciones convocantes de la manifestación y de las protestas llamadas ‘Otoño en resistencia’. Y la desigualdad de género, lejos de erradicarse, será profundizada.

En un panorama económico en el que apenas quedan aranceles, son los derechos sociales, laborales y las protecciones ambientales y sanitarias las únicas que ponen freno a las grandes compañías, empeñadas en el lucro desmedido y ajeno a cualquier tipo de principios.

Seguir leyendo »

¡Hoy ganan las chicas! Mañana ya veremos

23 Comentarios

Foto: JuaneDc

Who run the world? Girls! (¿Quién maneja/corre el mundo? ¡Las mujeres!). Tras citar esta oda de Beyoncé, una de las grandes pensadoras y profetas del feminismo mainstream, lanzo la pregunta que tenía guardada desde la primera edición de la " carrera de la mujer": ¿qué imagen de la mujer deportista promueve este evento de participación masiva?

Quise ahuyentar como moscas esos pensamientos feminazis con el suplemento del ¡HOLA!, cegarme con los contenidos light y bajos en azúcar que regalaban con la bolsa de la corredora... Pero imposible no sufrir el impacto de aquella horda de mujeres ataviadas con prendas rosa flúor en lo que cada año se consolida como el mayor evento femenino de carrera a pie en Europa.

Este dato valdría por sí mismo de no ser porque gran cantidad de mujeres no equivale a igualdad y promoción del deporte. Y es que una cosa es correr y otra andar, porque parece que como hoy ganan las chicas (lema del evento) las cuestiones de superación y exigencia física quedan en un todo vale en aras de una mínima recaudación para la investigación contra el cáncer, comparada con el porcentaje que se logra por cada inscripción en otras competiciones solidarias.

Seguir leyendo »

Putas, fontaneras y periodistas

32 Comentarios

Ilustración de Emma Gascó para Pikara Magazine

En todas las ciudades hay una calle o plaza con un nombre oficial ninguneado por la ciudadanía, que se empeña en llamarla de otra forma. Por ejemplo, en Bilbao oficialmente la estación de trenes se llama Abando Indalecio Prieto. Ahí es nada. Para cuando se lo dices al taxista, has perdido el tren. Así se llama en los papeles; coloquialmente, la llamamos Abando o estación del Norte. A secas. No se trata de que en esta villa seamos personas obstinadas. Es solamente que ya la llamábamos así cuando uno de los gobiernos de Zapatero decidió alargarle el nombre. Preferimos lo breve: al vaso pequeño de cerveza lo llamamos ‘zurito’ y a la copa de vino, ‘chiquito’. Y así vamos ganando tiempo. Somos gente de pocas palabras y, además, cortas.

Algo parecido ha sucedido hace unos días cuando el Ayuntamiento de Madrid hizo pública su ‘Guía de recursos para periodistas: el abordaje de la prostitución y la trata de seres humanos con fines de explotación sexual’. Deberíamos haber intuido que si para titular el folleto necesitaron 21 palabras, el contenido no le iría a la zaga.

Efectivamente. La guía propone llamar a las prostitutas ‘mujeres en situación de prostitución’. Y para que no se haga reiterativo, se les puede llamar también ‘víctimas de explotación sexual’ y ‘víctimas de trata’. Supongo yo que la precisión periodística exigirá que está última se use solamente cuando en rigor hay víctima y hay trata, y no cuando el ejercicio de la actividad es voluntario. La trata es un delito perseguido y prueba de ello son las últimas actuaciones policiales, mientras que la prostitución se tolera siempre que no moleste demasiado.

Seguir leyendo »

¿Por qué da vergüenza leer novela rosa?

"Ilustración de Núria Frago para Pikara Magazine

Las personas que cubren las portadas de sus libros con papel de regalo dan alas a la faceta más perversa de mi imaginación. Da igual quién sea, o cómo sea la persona que esté leyendo. Si la portada de su libro está oculta, una sonrisa traviesa me asoma en el rostro.  Pienso que probablemente lee Las 50 sobras de Grey o algún otro título pillín como El deseo de Rosamund Heart o El amante salvaje.

Sé que mi regocijo al imaginar la escena no es casual. Tiene que ver con el valor que atribuimos al género romántico. A menudo, nos mofamos de las pocas personas que se atreven a decir, con la con la boca pequeña, que leen novela romántica. Les preguntamos, ¿tú lees eso?

La novela romántica es, al fin y al cabo, el género más denostado dentro de la ya denostada ficción popular. Pese a ello, no son pocas las personas adeptas. Los últimos informes anuales de la Federación de Gremios de Editores de España muestran que pese a que hay un descenso en la venta de novelas de cualquier género, la venta de novela romántica incrementa, generando una porción superior de beneficios al sector editorial. No hay más que mirar las listas de los libros más descargados en iTunes para darse cuenta. Aumentan, también, las especializaciones dentro del género: no solo está la novela romántica de personajes, o la erótica, sino que también hay novelas de romances que se desarrollan solo en hospitales o la chick lit, que representan a mujeres jóvenes y urbanitas. Pese a ser un género tan exitoso, muchas personas se avergüenzan al reconocer que lo consumen.

Seguir leyendo »