eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Asunta Basterra: un caso sin precedentes en la historia criminal de España

- PUBLICIDAD -
Asunta Basterra: un caso sin precedentes en la historia criminal de España

Asunta Basterra: un caso sin precedentes en la historia criminal de España

La muerte violenta de la niña Asunta Basterra Porto el 21 de septiembre de 2013, cuyo cadáver se depositó en una cuneta, acrecentó la sensación de orfandad entre quienes la querían y desencadenó un grave caso "sin precedentes" en la historia criminal de España, un país conmovido desde esa jornada.

Con una erudición despojada de todo engreimiento, una periodista especializada en sucesos, Cruz Morcillo (Castellar, Jaén, 1973), firma 'El crimen de Asunta', una minuciosa crónica que publica La Esfera de los Libros, se presenta mañana en primicia en Santiago y supone una recreación completa de este suceso, escrita de manera cronológica y ordenada, desde un hallazgo durísimo aún para los que cargan con unos cuantos levantamientos de cadáveres.

Nadie se acostumbra a que la muerte venga con cara de niña, dice esta comunicadora jamás inmunizada ante el dolor, más bien al contrario, en una entrevista con Efe, en la que remarca que "no hay en la historia criminal española un precedente en el que unos padres se pongan de acuerdo entre ambos para, supuestamente, acabar con la vida de su propia hija", a la que adoptaron cuando todavía no había cumplido un año.

Esta doble culpabilidad es la premisa de la que parte el juez instructor José Antonio Vázquez Taín, al que se le revolvió el estómago, al igual que les ocurrió a los mensajeros que en prensa abordaron lo sórdido que en ocasiones puede llegar a ser este mundo.

La suerte estaba casi desde el principio echada para unos padres, la abogada Rosario Porto y el reportero Alfonso Basterra, acusados del delito más aberrante, y la investigación avanzó sin un móvil, con la duda vigente de por qué murió Asunta, por qué la mataron...

Para Cruz Morcillo esta cuestión continúa todavía ahí, carente de certezas, de la misma manera que la noche en la que se encontró sin vida a esta menor.

Pero la respuesta, ante los trazos con que los investigadores diseñaron el mapa policial, no ha sido "necesaria" para llegar hasta la situación actual.

El imaginario popular desató a raíz de este truculento episodio teorías imposibles de probar y, en un inicio, hubo un "cerrojazo" de información, detalla Morcillo, -trabajadora de ABC y rostro habitual de Telecinco-, del que salieron muchos datos "que estaban distorsionados".

Después vinieron las cautelas, a su entender excesivas, pero, una vez levantado el secreto sumarial, "ya tuvimos las cosas más claras".

"En el libro hay mucha información para que el lector saque conclusiones", y este volumen llega al final sin un móvil, el cual "tampoco han averiguado ni el juez ni los investigadores de una manera clara y contundente".

Rosario Porto y Alfonso Basterra, encarcelados ambos en el penal coruñés de Teixeiro, están acusados del asesinato de su hija, y el auto de apertura de juicio oral, con el que se cierra esta publicación, es "una verdad jurídica provisional basada en la existencia de indicios racionales de criminalidad".

La culpabilidad o inocencia se determinarán en el juicio oral. El jurado emitirá un veredicto, después de una vista que no tiene fecha, y el presidente-magistrado dictará una sentencia, recurrible ante varias instancias superiores, y con la base de que "la verdad judicial es la única verdad".

A Cruz Morcillo la desaparición de Asunta le sacudió más que casi cualquier otro caso que haya caído en sus manos, en la que llama su "mochila personal" y, como madre, sintió una "conexión muy especial" con esa pequeña de altas capacidades que aprendía idiomas, baile y tocaba dos instrumentos.

Su empatía con esa criatura aumentó por días, y este libro, que incluye comunicaciones inéditas, surgió en su memoria -de hecho se lo dedica- y casi por inercia.

Con la mirada puesta en el juicio, Cruz Morcillo no descarta una pequeña o gran sorpresa incluso, "porque la grande sería que uno de los dos -Basterra o Porto- acusara de forma clara al otro. Sobre todo Rosario Porto. Alfonso Basterra de alguna manera ya la ha acusado a ella" en el escrito que aportó su representante legal.

De Basterra refleja esta periodista la "dependencia económica" que tenía de Porto, y alude, pese a las dificultades monetarias, a una significativa expresión, la del "honor de los Basterra".

Está convencida Cruz Morcillo, premiada a lo largo de su trayectoria por el Consejo General del Poder Judicial, el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, de que habrá "ases en la manga" e incluso contempla la posibilidad de contra-periciales que pudiesen autorizarse durante estos últimos meses.

El juicio se celebrará en Compostela, no muy lejos de la pista forestal de Teo (A Coruña) en la que dos viandantes localizaron el cuerpo sin vida de Asunta, y donde un altar con flores y peluches la recuerda.

Nueve personas decidirán si los padres son culpables o no tras escuchar a los acusados, a una docena de peritos y a un centenar de testigos.

El recuerdo delicado de la niña que hacía anotaciones de su puño y letra en alemán sobre los márgenes de un libro de Nietzsche, que tocaba el piano y el violín, que bailaba y que empezaba a defenderse en seis idiomas, sobrevolarán la sala cada día.

Pero su voz, su rostro y su inteligencia, escribe Cruz Morcillo, se apagaron el 21-S.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha