eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Conferencia Política del PSOE

Barones del PSOE negocian en secreto forzar un calendario de primarias

Tomás Gómez, Guillermo Fernández Vara y Emiliano García-Page están en la iniciativa

La sombra de forzar un Congreso Extraordinario también planea sobre la Conferencia Política

44 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Page aboga por que se hable de todo, "ni personas sin ideas ni ideas sin rostro"

García-Page (izquierda) quiere moverle el calendario a Rubalcaba.

Los barones del PSOE no piensan estarse quietos, ni quedarse en el debate de ideas. La Conferencia Política es un escaparate que creen que no pueden desaprovechar para plantear sus inquietudes y dar rienda suelta a su protagonismo. Por ello, en las últimas horas se están multiplicando los contactos entre ellos con un solo objetivo: que de la Conferencia Política salga una fecha para la celebración de primarias.

El líder madrileño Tomás Gómez, el extremeño Guillermo Fernández Vara y el secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, están en permanente contacto para fijar un calendario y una propuesta unitaria que, posiblemente, plantearán el sábado en la Conferencia Política.

Gómez habló de celebrarlas en febrero, pero fuentes cercanas al secretario general de Madrid apuntan que puede ser flexible en las fechas. La propuesta de este grupo de dirigentes del PSOE es que, en todo caso, la elección sea antes de las elecciones europeas, porque creen que el partido sufre una crisis de liderazgo que es urgente solucionar.

La duda está en saber dónde se posiciona Carme Chacón, aunque su poder orgánico es menor, y qué pretende hacer Andalucía. Son las dos incógnitas que faltan por despejar.

Los tres dirigentes agradecen y valoran el trabajo para formar un proyecto político que ha hecho Rubalcaba y, según aseguran, están de acuerdo en las líneas generales en un alto porcentaje. Pero creen que el clamor de la militancia y de la ciudadanía es por buscar un nuevo líder que pilote el proyecto. Opinan que de la Conferencia Política debe salir un calendario claro y breve de primarias, para solucionar cuanto antes lo que se denomina la "crisis de liderazgo", en palabras de Felipe González que ya se han acuñado en el partido.

Por ello, aunque la Conferencia Política del PSOE se abrió este viernes de cara a la galería, el partido se jugará el sábado. Ferraz intentó el viernes obviar el tema. Elena Valenciano, acompañada por los miembros de la Ejecutiva más afines, se dio un paseíllo por el Palacio de Congresos del Ifema, rodeada de cientos de cámaras y fotógrafos posando a derecha e izquierda. Luego, una declaración con una noticia de esas que se guardan para estos eventos –"vamos a garantizar por ley que todos los españoles tengan acceso a la luz, el agua y el gas"– y una frase para titular: "El PSOE va a salir de esta conferencia más rojo, más verde y más morado".

Pero la inquietud en la dirección del partido sobre cómo acabará este evento está muy presente. Sobre todo, porque el viernes corrió como una pólvora la posibilidad de que, finalmente, se desemboque en un Congreso Extraordinario, previo a las primarias, lo que podría tener muchas lecturas.

Fue Susana Díaz, la cada vez más poderosa presidenta de la Junta de Andalucía, quien abrió el debate al afirmar en la Cadena Ser que ya dirá a quién apoya en unas primarias "o en un proceso de otra índole".

Todo ello llevó a la especulación de que la posibilidad de un Congreso Extraordinario no está cerrada, antes del proceso de primarias, aunque dicho Congreso sea el que abra el segundo procedimiento.

Así opina gran parte de la vieja guardia del PSOE y, recientemene, el expresidente de la Junta de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra lo propuso abierta y claramente en un artículo en el diario El País. Y en esta idea, no está solo.

¿Cuándo y cómo? ¿A quién beneficia? Esas son las dos grandes preguntas difíciles de contestar. Se da ya por hecho que las primarias serán en el otoño de 2014, por lo que hay tiempo para un Congreso Extraordinario previo. Y, en cuanto a quién beneficia, lo único claro es que perjudica, sobre todo, a Carme Chacón. La exministra ha perdido mucho apoyo orgánico desde el 38 Congreso, incluida una buena parte del PSC, y jugaría en un campo controlado por Ferraz. En este escenario, Patxi López tendría mucho más que ganar y, por supuesto, el propio Alfredo Pérez Rubalcaba si quiere seguir peleando.

Gran parte de la militancia del PSOE prefiere este proceso a unas primarias. De hecho, recientemente, en la Federación Socialista de Murcia, se votó en contra de un proceso de primarias abiertas.

Desde la dirección federal se niega esta posibilidad, y se ve inviable que surja de la Conferencia Política, porque no está en los temas a debatir y a aprobar. "Que alguien lo puede proponer, como hizo Ibarra, seguro que puede ser. Pero que esté en nuestro calendario político, con toda rotundidad, no", afirmó una destacada dirigente de la Ejecutiva Federal del PSOE.

Luego está la otra preocupación: el papel que jugará Chacón. Fuentes cercanas a la exministra indican que su única intención es pelear por unas primarias lo más abiertas posibles, con la mayor participación de los ciudadanos y por un proceso claro, limpio y en igualdad de condiciones. Por ello, en este apartado, es donde ella o sus seguidores darán la batalla en la Comisión donde se debatirán estos aspectos.

En la intensa jornada del sábado se aclararán gran parte de todas estas dudas. Y, cada vez más, hay gran expectación por el discurso del domingo de Rubalcaba. En todo caso, lo que se desprende de la dirección de Ferraz es mucho nerviosismo y bastantes dudas sobre el desenlace de la conferencia. Se han esforzado en tenerlo todo controlado y atado, pero tienen demasiados frentes abiertos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha