eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Declaran ante el juez 37 acusados por los disturbios de Hong Kong

- PUBLICIDAD -
Declaran ante el juez 37 acusados por los disturbios de Hong Kong

Declaran ante el juez 37 acusados por los disturbios de Hong Kong

Un total de 37 personas pasaron hoy a disposición judicial en Hong Kong acusadas de participar en los altercados que se produjeron este lunes, la primera noche del Año Nuevo chino, considerados los más violentos de la ciudad en años.

Tras más de seis horas de comparecencias, todos los acusados fueron puestos en libertad bajo fianza, con la prohibición de poner un pie en Mong Kok (el barrio donde se produjeron los altercados).

Entre quienes declararon ante el juez había un menor de 15 años, así como el portavoz del grupo independentista local Indigenous, Edward Leung, quien aspira a un escaño en las elecciones al Parlamento de Hong Kong.

Con la operación policial aún abierta, no se descartan nuevos arrestos, entre ellos el de Ray Wong, líder del grupo independentista Indigenous, quien hizo hoy público un mensaje instando a continuar con las protestas.

La mayor muestra de descontento popular de Hong Kong desde las protestas a favor de la democracia de 2014 arrancó cuando la policía trató de desalojar los puestos callejeros de comida que se instalan ilegalmente en Mong Kok en la fiesta del Año Nuevo lunar.

Al no ser la primera vez que el gobierno trató sin éxito de expulsar a estos vendedores ambulantes, miembros de grupos como Indigenous, salieron a defenderlos.

Unos 200 manifestantes, según la policía, se sumaron a la causa, arrojando ladrillos, botellas de cristal, macetas y papeleras metálicas contra los agentes, que respondieron con porras, gas pimienta y hasta con dos disparos de advertencia al aire.

La "Fish ball revolution", como las redes sociales bautizaron la batalla campal que se desencadenó en referencia a las bolas de pescado (uno de los platos típicos que pueden encontrarse a la venta en estos puestos), se prolongó durante cerca de diez horas.

Imágenes televisadas mostraron también a un agente apuntando con su pistola hacia los airados manifestantes, insólita imagen en una ciudad donde la violencia armada es casi inexistente.

Un total de 124 heridos, en su mayoría policías, pasaron por los hospitales locales.

Las manifestaciones son comunes en Hong Kong, pero el grado de violencia que alcanzó la protesta del lunes ha sido analizada por grupos sociales y políticos como una muestra de descontento popular ante las crecientes tensiones entre la ciudad y el régimen de Pekín.

Desde las filas políticas, el grupo liberal Partido Cívico acusó en un comunicado que al gobierno de no saber tratar adecuadamente la situación de los vendedores ambulantes, a la vez que criticó a los manifestantes por agredir a los agentes y periodistas.

El Partido Demócrata también denunció los actos violentos, ofreció su solidaridad a los heridos, instó a una investigación sobre los disparos de la policía y llamó al gobierno a reflexionar sobre los problemas subyacentes.

La Asociación de Prensa de Hong Kong condenó el uso de la fuerza empleada contra los periodistas, y destacó que un reportero fue golpeado por un policía tras identificarse, mientras que otros dos y un cámara resultaron heridos por los manifestantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha